Deliciosos Bistecs en Irlanda

Daube of Beef Hastings
Daube of Beef Hastings

“El solomillo de Glenarm Shorthorn. Recuerda esas cinco palabras. Cambiarán tu vida”

Desde luego, esas cinco palabras (El solomillo de Glenarm Shorthorn) causaron una fuerte impresión en el periodista David J Constable, que en un artículo del Huffington Post afirmaba que el bistec del norte de Antrim cambió su paladar para siempre.

Pero, ¿de verdad hizo eso un filete? ¿Puede un bistec estar tan rico? Pues parece ser que sí. Glenarm Estate, esto va por ustedes.

Ayuda del Himalaya

Procedentes de Glenarm Estate, una finca en los pintorescos glens de Antrim, los cortes de ternera que tanto encantaron al Sr. Constable se someten a un proceso que es único en Europa. La carne se conserva en una Cámara de Sal del Himalaya durante cuatro semanas, lo que le otorga un sabor dulce e intenso. Un proceso de producción alimentaria que nos ha regalado este delicioso bistec irlandés.

¿A qué viene tanto revuelo?

La verdad es que la reputación de la ternera irlandesa lleva ya un tiempo subiendo como la espuma, y en el mundo de la gastronomía no ha pasado desapercibido. En enero fue elegida como uno de los ingredientes principales en el Bocuse D'Or, una de las competiciones culinarias más prestigiosas del mundo que se celebra en Lyon, Francia.

Así que, ¿por qué la ternera irlandesa? ¿Qué la diferencia de la competencia?

Para empezar, el ganado de Irlanda se alimenta de hierba en exuberantes pastos verdes que les permiten pasear, vagar y mascar. Cada día. Una hierba cargada de proteínas y algo de picoteo de setos y acequias añaden sabor al producto final. Razas bovinas tradicionales y protegidas como el Angus irlandés, Hereford, Dexter y Shorthorn son famosas por su gran rendimiento de ternera de calidad, mientras que el proceso tradicional de secado y maduración da como resultado una carne tierna de sabor intenso.

Foto cortesía de Hannan Meats

Pregúntale al experto

Pregúntale a Michael Fennelly y John Commins, granjeros productores de ternera piemontese irlandesa, y no tardarán en desvelar su secreto: "El bistec irlandés es excelente porque el ganado se cría en granjas familiares y exuberantes prados verdes. Las técnicas de cría tradicionales garantizan ganado sano con carne de primera calidad, que se puede trazar desde la granja hasta el tenedor".

El chuletón, lomo, solomillo y entrecot irlandés se funden todos en la boca y no hay que buscar mucho para encontrarlos. En toda la isla encontrarás restaurantes que sirven bistecs increíbles, desde Shanahans, el famoso restaurante de carne en Dublín, hasta Molly's Yard... ¿Se te hace la boca agua? Los restaurantes y carniceros de la red Good Food Ireland son nombres para recordar si quieres probar los mejores bistecs de Irlanda.

Seis de los mejores lugares de la red para probar un bistec alucinante

The Grill Restaurant en el Everglades Hotel, cerca de la ciudad de Derry-Londonderry. El entrecot es cosa seria. Ternera Hereford de Irlanda del Norte, colgada durante 28 días. Un ambiente elegante en un comedor lleno de luz. Perfecto.

The Chop House, Dublín 4. Aquí el bistec es asunto de estado. Híncale el diente al Entrecot Hereford de 280 g, secado y madurado durante 35 días, o comparte un chuletón Porterhouse para dos personas. Animado ambiente urbano con una buena selección de vinos y cervezas, perfecto maridaje para carne potente.

Sage Restaurant, Midleton, Condado de Cork. El dinámico chef y niño prodigio Kevin Aherne ha convertido a su propio restaurante en una atracción culinaria de Cork. Los filetes de Angus de Aberdeen vienen de ganado criado por el granjero John Tait en la campiña cercana. Lo local es lo principal para el ganador del premio de Good Food Ireland al Mejor Nuevo Restaurante Regional en 2013.

Marco Pierre White Steakhouse and Grill, Dublín 2. Todo está rico en este restaurante del enfant terrible de la cocina. Carne de lomo irlandés madurada en seco, entrecot o solomillo, servido con salsas clásicas francesas como la Bordelaise, Bearnaise o Beurre Maitre d'Hotel. Ambiente de Brasserie moderno y elegante, ¡al más puro estilo MPW!

Merchant Hotel, Belfast, Antrim. No te pierdas el delicioso filete que sirven en este antiguo banco convertido en hotel de lujo. El solomillo Glenarm Shorthorn de Irlanda del Norte, madurado en sal durante 38-45 días. ¡Increíble! Disfruta de esta deliciosa carne en The Great Room Restaurant, ubicado en la antigua sala del banco. De aquí cuelga la lámpara chandelier de cristal más grande de Irlanda, suspendida del impresionante techo abovedado.

Harte's Bar and Grill, Kildare Town. ¡Deliciosa carne a la piedra! El jefe de cocina Barry Liscombe cocina los filetes en ardiente roca de lava. Los comensales pueden cocinar la carne a su gusto en la mesa. Cocina tú mismo con la mejor de las carnes en Harte's, un gastropub donde la amabilidad y hospitalidad son primordiales.