6 destinos para tu aventura perfecta por Irlanda

Achill Island, County Mayo

¿Te gusta la vida a un ritmo relajado con un toque de adrenalina? Visita estos lugares repletos de actividades para disfrutar de lo mejor de ambas opciones

1. Enniskillen, condado de Fermanagh

Situado entre la parte inferior y superior de Lough Erne, Enniskillen es un pueblo insular con entusiasmo por la vida. Da un paseo en barco hasta las místicas islas de Devenish y White, o navega en kayak por estas aguas tranquilas. Para los amantes de las emociones fuertes, Corralea Activity Centre ofrece windsurf, tiro con arco, escalada, espeleología y ciclismo de montaña. A los senderistas les encanta la red de senderos de Marble Arch Caves Global Geopark, que serpentean y giran en torno a antiguos menhires. El Enniskillen Water Activity Zone alquila kayaks y tablas de surf con remo, o bien opta por uno de los «minúsculos barcos rojos» de Erne Boat Hire. ¿No te apetece ir por libre? Súbete al Erne Water Taxi y haz un recorrido por la isla de Devenish para explorar su enclave monástico de la era cristiana primitiva.

2. La ciudad amurallada de Derry

La ciudad amurallada en el río Foyle es la puerta de entrada a la Ruta Costera de la Calzada y la Ruta Costera del Atlántico. Esta costa es sumamente romántica, así que sácale partido y visita los Hill Farm Riding Stables para galopar por la playa de Downhill, a los pies del templo de Mussenden. Sal en kayak para ver de cerca las miles de aves que frecuentan estos acantilados o reserva una actividad de buceo con Aquaholics Dive Centre and Sea Safari, en Portstewart, para explorar naufragios. El sendero Lough Foyle tiene poco más de 16 km. Al recorrerlo, podrás observar aves invernantes y crías de focas. Además, las Sperrins están muy cerca y ofrecen innumerables opciones y fantásticas vistas a los paseantes y ciclistas.

3. Waterford

La ciudad vikinga de Waterford, de 1000 años de antigüedad, te invita a imitar a los nórdicos y adéntrarte en el agua con un recorrido por la ciudad en tabla de surf con remo. Dirígete hacia el norte en kayak por el precioso río Suir o prueba a hacer kitesurf en la playa de Tramore. Sigue la ruta de Copper Coast Geopark para explorar calas plagadas de fulmares y gaviotas argénteas. Las minas de cobre que dieron nombre a la zona son actualmente un poco sobrecogedoras, aunque resultan perfectas para explorar a pie o en bicicleta. Los ciclistas experimentados pueden subirse a la bicicleta y recorrer la Waterford Greenway, un antigua vía férrea de 46 km entre Waterford y Dungarvan (no te preocupes, hay un servicio de lanzadera para volver).

4. Westport

Este pueblo de postal no es solo una cara bonita. Adorado por su vida nocturna y música tradicional (uno de los miembros de The Chieftains, Matt Molloy, tiene un conocido pub aquí), Westport también se encuentra junto a la montaña santa, Croagh Patrick. Este sitio atrae a peregrinos y senderistas de todo el mundo que buscan consuelo espiritual o simplemente disfrutar de las magníficas vistas sobre las islas dispersas de la bahía de Clew. Prueba a hacer kitesurf o windsurf en las cristalinas y estimulantes aguas del Atlántico que rodean las islas, o sal a descubrir la Great Western Greenway, una ruta sin tráfico de 42 km que lleva a caminantes y ciclistas a través de bosques y pantanos, pasando por la costa y las montañas.

5. Kinsale

El encantador pueblo de Kinsale, en la costa de Cork, siempre es popular entre los marineros. Acércate hasta Kinsale Boat Hire y coge un bote de remos para recorrer el puerto, alquila un barco y explora la costa o sal a pescar con un capitán por aguas abiertas. También puedes aprovechar las aguas cristalinas del Atlántico y probar a hacer surf o «coasteering» en la playa de Garretstown. Si prefieres quedarte en tierra firme, la exuberante campiña ofrece muchos atractivos para paseantes, ciclistas e incluso artistas. Visita el Charles Fort del siglo XVII o dirígete al oeste para recorrer la ruta circular Old Head of Kinsale, de 6 km, que te lleva hasta el faro y por ruinas célticas de 2000 años de antigüedad. Con un puerto repleto de barcos con el pescado y marisco más fresco, la localidad es famosa por sus excelentes restaurantes y cafeterías, pero el Festival Gourmet que se celebra todos los años en octubre es un verdadero plato fuerte.

6. Carlingford, condado de Louth

En la ciudad medieval de Carlingford, en la península de Cooley, la antigua Irlanda y sus leyendas de Cúchulainn y Fionn MacCumhaill siguen estando muy presentes. Sube en bicicleta hasta la colina de Faughart para visitar el santuario de Santa Brígida o asciende a pie hasta Slieve Foy, en las cercanas montañas de Mourne, donde se dice que está enterrado Fionn MacCumhaill. La ruta circular Tain Way tiene 40 km y recorre túmulos, pasajes funerarios y monumentos de los primeros cristianos. Haz un recorrido en kayak por el Carlingford Lough y descubre por qué los vikingos lo invadieron, descarga adrenalina en el Carlingford Adventure Centre, observa las aves o dirígete al Ravensdale Lodge Equestrian Centre para explorar a caballo esta tierra de mitos.

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar? Por favor introduce tu correo electrónico directamente del teclado, sin copiar/pegar.