6 vistas de pájaro de Irlanda dignas de Instagram

Ballintoy Harbour, County Antrim

Se suele decir “no mires abajo”, ¡pero con vistas como esta es difícil no hacerlo!

1. La Calzada del Gigante, condado de Antrim (@markt128)

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

Un periodo increíble de 60 millones de años. Ese es el tiempo que estas 40 000 columnas de basalto hexagonales llevan salpicando la costa del condado de Antrim como la inolvidable Calzada del Gigante. Aunque seguramente acabes disfrutando de la emoción de escalar los obstáculos rocosos de esta ruta, reserva un momento para apreciar la belleza de esta maravilla natural y legendaria. Esta instantánea, tomada desde un ángulo inusual y bastante oscuro, capta perfectamente la extraña naturaleza de esta formación rocosa que se sumerge en las agitadas olas oceánicas.

2. Muelle de Dunquin, condado de Kerry (@_michael_meade_)

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

Situado donde la tierra escarpada del condado de Kerry se une a las rompientes olas del océano Atlántico, el muelle de Dunquin es una parte especial de la ruta costera del Atlántico de Irlanda. Los granjeros y sus ovejas, así como turistas curiosos que vienen a empaparse de las vistas de las islas Blasket, cuya silueta se atisba en el horizonte desde casi cinco kilómetros, suelen poblar esta carretera famosa y sinuosa que destaca en la península de Dingle. Este lugar suele denominarse “la siguiente parroquia de América” y estamos seguros de que si buscas la definición de “belleza salvaje” en un diccionario, aparecerá el puerto de Dunquin.
 

3. El puente de cuerda de Carrick-a-Rede, condado de Amtrim (@matthew_guzik)

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

¿Así que las vistas mientras cruzabas el puente de cuerda de Carrick-a-Rede te parecieron impresionantes? Entonces, ¡prueba esto a ver qué te parece! De nuevo en la ruta costera de la Calzada de Irlanda del Norte, el formidable puente de cuerda de Carrick-a-Rede conecta la costa del condado de Antrim con la diminuta isla de Carrick. ¡Este puente lleva más de 250 años balanceándose a 30 metros por encima de las agitadas aguas del mar de Irlanda! Con los años se ha mejorado la seguridad del puente, que en su día era un lugar arriesgado pero popular para la pesca del salmón, y actualmente es una atracción famosa apta para todo el mundo, ¡incluyendo aquellos que buscan emociones!

4. Charles Fort, condado de Cork (@joshbeechermedia)

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

Esta formidable fortaleza en forma de cruz es un increíble testimonio de la arquitectura del siglo XVII. Al borde de Kinsale, el rey Carlos II construyó Charles Fort para proteger la costa del condado de Cork y estuvo en pleno funcionamiento como base militar hasta 1922. La parcela de ocho hectáreas parece una especie de plató ficticio y austero de Hollywood, pero se trata de una fortaleza auténtica y muy acogedora para los visitantes, ¡que pueden entrar cruzando un puente levadizo! Ver esta curiosa estructura desde arriba nos ayuda a comprender de dónde procede el apodo “terror desde el mar”.

5. Cobh, condado de Cork (@barnadrift )

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

¡Ah, los refrescantes colores de Cobh son siempre una vista agradable! Rebosante de carácter, Cobh alberga festivales animados y restaurantes con platos deliciosos, pero también es famosa por ser el último puerto de escala del desafortunado Titanic. No te vayas sin visitar la Titanic Experience Cobh, situada en las oficinas originales de White Star Line, en este tramo de tu aventura en el Ancestral Este de Irlanda. Los colores cálidos se alternan de una casa a otra en Cobh y todos te invitan a recorrer las carreteras que llevan hasta la centelleante costa.

6. La isla de Irlanda… (@jessmelasinger)

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

No creemos que exista otra vista que llene nuestro corazón con más regocijo que esta. Cuando llevas muchas horas volando sobre el mar y la primera imagen de la costa de nuestra isla aparece a través de las nubes, casi puedes escuchar esas “100 000 bienvenidas” resonando desde abajo. Como un desgastado tapiz entretejido, los campos verdes y frondosos se extienden hasta donde alcanza la vista, ofreciendo una cálida bienvenida a casa, incluso a los que solo venís a visitarnos.

Explora más

¿Necesitas un lugar donde quedarte?

Amanece con vistas a la playa, desayuna en una casa de campo, o disfruta del bullicio de la ciudad.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?