Seis ciudades y pueblos encantadores de la ruta costera del Atlántico

La ruta costera del Atlántico de Irlanda está salpicada de lugares en los que sencillamente hay que detenerse para disfrutar de las impresionantes vistas. Encontrarás maravillosos pueblos y ciudades por todas partes, que podrás utilizar como base para comprender la verdadera esencia de este magnífico litoral.

Greencastle
Greencastle

Greencastle, condado de Donegal, cabos del norte

Greencastle, el pueblo que una vez fue hogar del aclamado dramaturgo irlandés Brian Friel, que vivió aquí desde 1960 hasta su muerte en 2015, descansa sobre la orilla del lago Foyle, en el condado de Donegal. Con un animado puerto y una acogedora playa, el poblado toma su nombre de un castillo del siglo XIV cuyas ruinas se elevan sobre la boca del lago. Además de ser perfecto para disfrutar de las maravillas naturales de la imponente península Inishowen, en el pueblo también se encuentra el popular Kealy’s Seafood Bar, un negocio familiar con vistas al bonito puerto.

Westport
Westport

Westport, condado de Mayo, Costa de las Bahías

Reinas piratas, música tradicional, paseos fluviales en zonas frondosas y la gentil elegancia del siglo XVIII hacen de Westport una de las localidades más interesantes de la ruta costera del Atlántico. Se trata de un sitio en el que siempre tendrás algo que hacer, desde montar en bici en la Great Western Greenway para ir a la isla de Achill, hasta escalar la montaña Croagh Patrick o visitar las islas que salpican la bahía de Clew. Y después de un día de turismo, Westport te volverá a acoger con sus pubs característicos, como Matt Molloy’s, extraordinarios restaurantes, como The Idle Wall, y lugares magníficos en los que alojarse, como Ardmore Country House.

Clifden
Clifden

Clifden, condado de Galway, Costa de las Bahías

Situada en el borde del lugar en que el río Owenglin entra en la bahía, Clifden es considerada como la “capital de Connemara” por un buen motivo. Esta animada ciudad es el eje del épico paisaje circundante, y cuenta con una agradable combinación de tiendas, pubs tradicionales y marisquerías excelentes como Mitchell’s. En los días que pases fuera de la ciudad, puedes explorar las cercanas playas coralinas de la bahía de Mannin, montar a caballo por la playa en el pueblo de Cleggan, pasar una tarde en la pintoresca abadía de Kylemore o dar un paseo por los senderos del Parque Nacional de Connemara.

Doolin
Doolin

Doolin, condado de Clare, Costa de los Acantilados

Las casas de campo cubiertas de paja, los acogedores pubs con su música y una ubicación perfecta en el corazón del condado de Clare, han hecho de Doolin uno de los destinos más populares de la costa oeste de Irlanda. Desde el mismo pueblo, puedes dar un paseo por el lado salvaje del sendero que recorre los acantilados de Moher y que discurre cercano a la costa hasta los propios acantilados, o dirigirte al Burren, un impresionante altiplano kárstico calizo con su extraordinaria flora y fauna. Cuando caiga la noche, empápate de la estupenda escena musical tradicional que caracteriza a Doolin en pubs como Gus O’Connor’s y McGann’s.

Dingle
Dingle

Dingle, condado de Kerry, penínsulas del sur

Con escaparates y cafés de vivos colores y una hilera de barcos pesqueros atracados en el muelle, Dingle, en el condado de Kerry, es el ejemplo perfecto del encanto de la ruta costera del Atlántico. Bohemio y culto, repleto de festivales y noches divertidas, Dingle conmemora su legado pesquero en restaurantes como Doyles y Out of the Blue. Además, ofrece el encanto tradicional de la zona en algunos de los mejores pubs del mundo, donde podrás disfrutar de una ginebra Dingle o de una pinta de la cerveza local Tom Crean. Sal a navegar para conocer al residente más famoso del lugar, Fungie el delfín, o disfruta de un helado en Murphy’s.

Eyeries
Eyeries

Eyeries, West Cork, península meridional

Viajar por las tranquilas carreteras comarcales que serpentean a través de las ásperas colinas de tonos cobrizos de la península de Beara es una experiencia inolvidable. En estas impresionantes zonas silvestres de West Cork es fácil sentirse completamente solo, sino fuera por las curiosas ovejas que corretean inquietas por estas tierras. Pero en medio de este aparente aislamiento hay pueblos acogedores y animados, como la pequeña joya que es Eyeries. Ubicado en un cabo con vistas a la bahía de Coulagh, se trata de un pueblo típico de esta zona, con su hilera de casas coloridas y su bonita calle principal. Es realmente hermoso.

Explora más lugares de la ruta costera del Atlántico

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?