10 de los lugares más salvajes donde alojarte en la ruta costera del Atlántico

Parknasilla Resort, County Kerry

En el mismo límite de Europa occidental podrás alojarte en algunos de los lugares más extraordinarios que puedas imaginar. Con golpes de brisa marina, vistas increíbles y paisajes espectaculares, estos lugares hacen de la ruta costera del Atlántico un destino salvaje

1. Mount Vernon, Condado de Clare

El Burren es la verdadera esencia de la belleza salvaje de la costa oeste de Irlanda. Exóticas flores de costa en exquisitas combinaciones de colores salpican el frío paisaje gris de piedra caliza que tiene un encanto austero pero embriagador. Situado en una costa conocida como "Flaggy Shore", encontrarás el Mount Vernon, un encantador Bed & Breakfast del siglo XVIII que te servirá de alojamiento perfecto para disfrutar de lo mejor que te puede ofrecer el Condado de Clare. Antigüedades, cómodos sofás, chimeneas, cuadros y una biblioteca que se abre a una terraza protegida y jardín vallado que diferencian a este lugar de cualquier otro.

2. Faro de la isla de Clare, Condado de Mayo

La isla de Clare ocupa un lugar espectacular en la entrada hacia la bahía de Clew, repleta de islas en el Condado de Mayo. Este lugar es realmente asombroso, con sus imponentes acantilados, bosques, colinas verdes ondulantes y el alojamiento exclusivo del faro de la isla de Clare. Aquí, los huéspedes descansan despreocupados en su biblioteca bien surtida, se pegan festines con menús de seis platos y exploran la isla gracias a sus fantásticas rutas de senderismo y un acogedor pub. Recoge la llave de tu habitación y olvídate del mundo.

3. Chléire Haven, Cape Clear, Condado de Cork

Si te gusta la idea de despertarte con veleros danzando sobre una bahía aislada rodeada de colinas verdes, pon rumbo a Chléire Haven. Sal de tu tienda (o yurta) y te verás rodeado de algunos de los paisajes más gloriosos que puedas encontrar en el oeste de Cork. Con una población de habla gaélica de tan solo 100 personas y pocos coches, la isla te cautivará sin esfuerzo con su luminosidad dorada y algunas de las mejores vistas del Atlántico detrás de cada esquina.

4. Delphi Lodge, Condado de Mayo

Delphi no es solo un alojamiento, sino toda una experiencia. Esta mansión de campo, construida en la década de 1830, está situada junto a su refugio de pescadores en un lugar privilegiado bajo las imponentes montañas que la rodean: un cálido paraíso entre los elementos de Galway. Cálidas chimeneas, acogedoras bibliotecas, glamour del viejo mundo y animadas cenas comunitarias para que quedarse dentro de la casa sea un auténtico placer. Mientras tanto, en el exterior puedes sumergirte en la belleza del fiordo de Killary, pasear por la cremosa arena de la solitaria playa de Silver Strand y conducir por el sobrecogedor valle de Doolough.

5. Inis Meáin Suites, Condado de Galway

Las horas pasan apaciblemente mientras contemplas el paisaje esculpido de piedra caliza en Inis Meáin, entrecruzado con muros secos y mosaicos de hierba. En armonía con el paisaje que las rodea, no hay mejor lugar para alojarte que las Inis Meáin Suites: una dosis de lujo moderno y evasión sin igual, con un restaurante excepcional y habitaciones que disfrutan de vistas panorámicas sobre la bahía de Galway. Inis Meáin es la más pequeña de las islas Aran y las suites ofrecen formas fantásticas de explorarla con bicicletas, mochilas y platos de cuchara para el almuerzo.

6. Casa del farero en Loop Head, Condado de Clare

Las aves te sobrevuelan, las flores silvestres danzan con la brisa, las olas rompen contra las rocas más abajo: esta es la península de Loop Head, donde las vistas del Atlántico se abren ante ti y todos los días son espectaculares. Encaramada sobre la punta extrema de la península de Loop Head, la casa del farero ofrece alojamiento independiente sin servicio de comidas al más puro estilo de la ruta costera del Atlántico, rodeado de un mar rico en vida marina.

7. Parknasilla, Condado de Kerry

Situado entre 200 hectáreas de verde y salvaje naturaleza en el Condado de Kerry, justo a orillas del agua, Parknasilla Resort es un refugio único donde puedes relajarte y desconectar de todo. Con maravillosa comida, magníficas rutas de senderismo, golf, una piscina y una mezcla de alojamiento independiente y lujosas habitaciones, este es un lugar del que no te querrás marchar. Pero cuando sí decidas salir más allá de la finca de ensueño, te verás en pleno corazón del Condado de Kerry, cerca de la impresionante playa de Derrynane y el precioso pueblo de Sneem.

8. Bantry House, Condado de Cork

Desde lo alto del parterre de Bantry House puedes ver un magnífico panorama que alcanza a la indómita bahía de Bantry, con su neblina de color verde azulado. Esta lujosa casa ofrece a cada huésped la oportunidad de pasar la noche y sentirse como un 'lord' o 'lady' de su propia mansión. Las seis habitaciones tienen vistas al jardín de estilo italiano del siglo XIX, y cuando las salas principales se cierran a los visitantes, los huéspedes que pasan la noche reciben un regalo especial: acceso a la biblioteca con chimenea y la sala de billar.

9. Donegal Thatched Cottages, Condado de Donegal

Definido por National Geographic Traveller como el lugar más genial del planeta, ¡Donegal tiene cantidad de lugares salvajes donde alojarte! Pero sin duda uno de los más especiales es Donegal Thatched Cottages en la isla de Cruit. Unida a tierra por un puente, la isla es una verdadera obra de arte desierta con hierba pálida, playas que parecen de seda, rocas escarpadas y la sensación de estar en el fin del mundo. Convierte una de las casas en tu centro de operaciones y disfruta de las asombrosas puestas de sol, el sonido de las olas y unos cielos por las noches que te dejarán sin aliento.

10. Coopershill, Condado de Sligo

Cuando mires por la ventana de tu habitación hacia Coopershill, te dará la bienvenida un exuberante paraíso verde. Situado en un rincón idílico en el interior de Sligo, en una finca de 200 hectáreas de bosque maduro, pastos para ciervos y un río, esta espléndida mansión de campo ha sido el amado hogar de la familia O'Hara durante ocho generaciones. Explora la sobrecogedora campiña de Sligo de día, antes de instalarte en el acogedor interior para probar la deliciosa comida y verduras locales del propio huerto de la finca. Maravilloso.

Más fantásticos lugares en Irlanda