El elegante mundo de la moda irlandesa

Siopaella, Temple Bar, Dublin city
Siopaella, Temple Bar, Dublin city

Si te suenan los nombres de Philip Treacy, Orla Kiely y Louise Kennedy es que ya sabes que nuestros creadores están por todas partes...

Creativos incansables, el sombrerero Phillip Treacy y los diseñadores Jen Kelly, Orla Kiely, Louise Kennedy, JW Anderson, Paul Costelloe y, más recientemente, Joanne Hynes son conocidos a lo largo y ancho del globo. Sus nombres se encuentran en todos los centros comerciales de Nueva York a Tokyo pasando por Milán.

Pero el éxito de nuestra moda no termina aquí. El mundo de la moda irlandesa bulle de pequeños diseñadores de vanguardia y tanto Dublín como Cork y Belfast son los lugares a los que ir a comprar diseño antes de que se haga internacional.

Nuevos talentos

En Dublín tienes que conocer al colectivo Project 51 para descubrir los nombres de creadores y marcas emergentes que no hallarás en ninguna otra parte. En el mismo vecindario nos encontramos con Powerscourt Townhouse, con el Loft Market y The Design Centre, que durante más de veinte años ha sido uno de los puntos de referencia clave de la moda de Irlanda. En Powercourt Townhouse se dan cita los grandes nombres como por ejemplo John Rocha y los nuevos diseñadores como Aisling Duffy y Blathnaid McClean.

Capital del Vintage

La bloguera del mundo de la moda Annmarie O'Connor tiene algunos trucos para los amantes del vintage: "En Temple Bar ha habido una inyección de talento joven desde la llegada de Siopaella, 9 Crow y Fluorescent Elephant con su atractiva mezcla de ropa de diseño reciclada y vintage".

Los amantes del vintage se sentirán a sus anchas en la ciudad de Cork, donde la moda irlandesa de hace décadas se apila en locales con un toque bohemio como Peacock and Ruby en Market Place.

Mirando al Norte

En Belfast, el mundo del diseño está despegando gracias a profesionales de la talla de Una Rodden (tan apreciada por Mischa Barton, Ruby Wax y Sharon Corr), que dejan bien alto el pabellón de la ciudad.

En Upper Arthur Street, Belfast, se encuentra el estudio de diseño Rodden's, con su colección de alta costura, y también varios otros diseñadores locales emergentes. ¿Necesitas algo que ponerte para las Carreras de Galway? En tal caso la sombrerera Gráinne Maher te pondrá el toque final con los sombreros, tiaras y diademas personalizados que diseña en su casa estudio en Ravenhill, Belfast.

El punto tradicional

Que nadie piense que en la moda de Irlanda hay sólo icónicos diseñadores modernos. Nos quedan aún unos cuantos clásicos de toda la vida, de los que no estamos dispuestos a desprendernos.

La ropa de punto es un asunto serio en toda la Isla, pero la prenda más irlandesa de Irlanda es el jersey de Aran: ese clásico jersey de pescador, resistente al agua y al invierno, que se teje tradicionalmente con lana sin lavar. Son súper abrigados porque tienen que serlo: las Islas de Aran antes de la invención de la calefacción no eran precisamente el lugar más cálido del mundo. Hoy en día puedes encontrar uno en casi cualquier tienda de ropa de lana de Irlanda pero si quieres uno auténtico de verdad, embarca en el ferry y vente a buscarlo a las islas.

¿Buscas una versión algo más moderna? Debes conocer la colección de prendas de punto de Inis Meain o la de Carraig Donn, presentes en muchos centros comerciales del país. ¿Abriga? ¡Desde luego!