Viajar solo por Irlanda

Stand Up Paddle Boarding

Viajar por tu cuenta es una aventura. Lo único que necesitas para tener éxito es que haya muchas cosas que ver, muchas actividades y lugareños realmente cordiales. ¡Irlanda lo tiene todo y en abundancia!

Los irlandeses son famosos por su simpatía. Siempre están dispuestos a pararse para charlar en las tiendas, los pubs, ¡incluso cuando se les piden indicaciones! Los Bed and Breakfast y los hostales son lugares fantásticos para alojarse, porque ofrecen gran cantidad de oportunidades de conocer a otros huéspedes y recibir sus consejos. Además, los propietarios son de la zona y tendrán información que quizá no aparezca en las guías. 

Únete a un recorrido organizado en el que puedes dejar que otro tome la iniciativa mientras tú te limitas a disfrutar de la diversión sin tener que preocuparte por consultar el mapa todo el tiempo. O puedes pasear a tu propio ritmo y empaparte del ambiente con visitas autoguiadas por nuestros acogedores pueblos y aldeas.

No seas tímido

Los pubs irlandeses son famosos por un motivo. Sí, son lugares donde se puede tomar una cerveza, como en el resto del mundo, pero en Irlanda también ofrecen la oportunidad de hacer vida social y divertirse, ¡y todo el mundo es bienvenido! Entra, saluda a los empleados de la barra y una conversación informal dará paso a algunos relatos fabulosos. Busca señales que indiquen que está a punto de empezar una sesión de música tradicional. Atraen a muchas personas a su interior, sobre todo en el oeste, y tú solo serás uno más entre la multitud. Te recomendamos que aceptes si te invitan a participar en un baile set, baile tradicional irlandés, pero en grupo.

Irlanda es el paraíso para los músicos. Si tocas un instrumento, muchos pubs, sobre todo en el condado de Clare , ofrecen sesiones abiertas a las que puedes unirte. ¿Todavía no te sientes lo bastante seguro para lanzarte? En verano se organizan numerosos talleres de música tradicional irlandesa, aunque, por regla general, la inscripción es para una semana completa. Si vas justo de tiempo, prueba con una sesión de flauta irlandesa y bodhrán (tambor) del Irish Music Taster en la Walton’s New School of Music en Dublín.

Únete al ambiente festivo

La temporada de festivales dura todo el año en Irlanda. A partir de enero, con el TradFest anual en el Temple Bar de Dublín, encontrarás festivales que lo celebran casi todo.

De Belfast a Cork, hay festivales de cine, teatro, música y arte, por supuesto. Pero también existe el Rose of Tralee, exclusivamente irlandés, que rinde homenaje a las mujeres con raíces irlandesas de todo el globo; The Matchmaking Festival, en Lisdoonvarna, y su versión LGBT+ The Outing, que pone el amor en el orden del día para todo el mundo en el condado de Clare, y las carreras de Galway, que son famosas tanto por su ambiente festivo como por las excelentes carreras de caballos. 

Actívate 

Los aficionados a los deportes deben probar con la GAA (fútbol gaélico y hurling). Estos deportes no profesionales se practican en toda la isla. Puedes contagiarte del espíritu como espectador o puedes comprobar lo difícil que es lanzar el sliotar (pelota) por encima de la línea de gol enThe Kilkenny Way Ultimate Hurling Experience o Experience Gaelic Games en Dublín. 

¿Te gusta caminar? Hay numerosas rutas de senderismo preciosas, seguras y claramente marcadas en la isla. O quizá puedas planear tu visita para que coincida con un festival de senderismo. Suelen consistir en un fin de semana largo repleto de caminatas y charlas con los locales y los demás senderistas, seguidas de noches en el pub con estos nuevos amigos.

Aprende algo nuevo 

Domina el surf irlandés viajando al oeste hasta la Costa del Surf de Irlanda, en la ruta costera del Atlántico, o hasta Portrush, en la costa norte de Antrim. Puedes alquilar los trajes de neopreno y las tablas en las escuelas de surf locales y se acepta a personas de todos los niveles, incluyendo principiantes. O bien infórmate sobre las clases de surf con remo en el río Roe, en Limavady (condado de Londonderry). Los monitores son locales y te mostrarán las partes ocultas de esta bella vía fluvial. 

Los amantes del yoga pueden disfrutar de su pasión y aprender nuevas posturas en un retiro en The Courtyard, en Coolattin (condado de Wicklow) o junto al bello Lough Erne en Lake Isle Retreats. De la búsqueda de la paz interior a un enfoque externo, repasa tus conocimientos de fotografía con un curso de un día en la Galería de fotografía en Dublín o disfruta de un recorrido de un día con un profesional por la costa de la Calzada con Photograph Ulster.

Despierta tu creatividad

Apúntate a unas clases en la escuela de cocina más famosa de la isla: Ballymaloe. No solo la formación es de primera categoría, sino que el paisaje es precioso y conocerás a muchos otros aspirantes a convertirse en magos de la cocina que desean elaborar grandes platos. Acércate más a la naturaleza con clases de recolección y preparación de algas en Dingle o aprende a manipular un fantástico pescado recién capturado en la Mourne Seafood Cookery School.  

¿Te atrae más la artesanía? Prueba con una clase de cestería de la mano de Ciaran Hogan en Spiddal, en el condado de Galway. Como alternativa, puedes dedicarte a la fabricación de joyas en un taller en NI Silver, en Holywood, cerca de Belfast, o ponerte al día con el fabricante de joyas Cormac Cuffe en su escuela de Monkstown, en el condado de Dublín

Viajar solo puede resultar abrumador, pero en un lugar tan pequeño y cordial como Irlanda, no solo te ayudará a acumular recuerdos y amigos para toda la vida, ¡puede que incluso descubras una persona totalmente nueva en tu interior!

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?