Skellig Michael, Condado de Kerry

Bienvenidos a un sitio declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y descrito por el dramaturgo irlandés George Bernard Shaw como “parte de nuestro mundo de sueños”.

Las islas Skellig están a unos 12 km del pueblo de Portmagee en el Condado de Kerry. Estas islas, a las que se llega en barco desde Valentia, Portmagee o Ballinskelligs, son representativas de la naturaleza primigenia de la costa oeste de Kerry.

De las dos islas, la abrupta y puntiaguda Skellig Michael (Sceilig Mhichíl) es especialmente importante por su significado religioso e histórico. Ya desde el año 1400 a. de C. se encuentran referencias históricas de la isla, que se nombra además en las leyendas de Irlanda. Un relato que data aproximadamente de 200 d. de C. cuenta la historia de cómo Daire Domhain ("rey del mundo") se preparaba aquí para una batalla épica con el guerrero Fionn mac Cumhaill (Finn McCool) y el ejército de Fianna. Pero lo que realmente distingue a Skellig Michael es que nos permite vislumbrar la vida de una comunidad de monjes que se aisló aquí, en esta isla golpeada por las tormentas.

Una maravilla monástica

Se cree que los asentamientos monásticos, unas cabañas de piedra en forma de colmena (llamadas "clochain" en gaélico) en la cima de la isla, datan del siglo VI. Según los historiadores, los monjes que construyeron este enclave monástico solían recorrer todos los días los más de 600 escalones que llevan hasta el agua para pescar su desayuno. Debía ser una existencia extrema y ascética, pero aun así los monjes vivieron aquí sin interrupción hasta el siglo XIII, cuando por fin se mudaron a Ballinskelligs en tierra firme, obligados por el empeoramiento de las condiciones meteorológicas.

Hoy en día, las cabañas siguen aguantando los embates del tiempo, y los visitantes deben subir los 600 escalones para llegar hasta ellas, así que no es una visita recomendada para personas con movilidad reducida. Si tienes vértigo también puede que la cima, a unos 218 metros del océano Atlántico, te resulte un poco demasiado alta. Pero si consigues subir, estar así de cerca de un pedazo de historia como éste es una experiencia inigualable.

Una visita vikinga

Teniendo en cuenta su situación aislada, no es de sorprender que las Skellig, y en especial Skellig Michael, se convirtieran en presa de los ataques vikingos. Pero no todo era malo: una leyenda cuenta la historia del bautizo de un tal Olav Trygvasson en 993, a manos de un ermitaño. Este hombre llegado del norte acabaría convirtiéndose en Rey de Noruega.

Residentes alados

Los encantos de las Skellig no se limitan a las glorias pasadas. Junto a su archipiélago hermano de las islas Blasket al norte, las Skellig acogen a una de las mayores colecciones de pardelas pichonetas y frailecillos del mundo. Tal es la magnitud de esta reunión única de aves que un documental de la radio irlandesa pasó toda una noche en Skellig Michael simplemente para grabar el sonido creado por los paíños y pardelas pichonetas que tienen su hogar en estas islas.

También hay excursiones en barco, que salen desde Portmagee, Ballinskelligs y Valentia y rodean la costa de Little Skellig para regalarte la vista desde el mar de los hasta 27.000 alcatraces que anidan aquí.

Dulces Skellig

De regreso a tierra, pero con las islas aún al alcance de la isla, llega el momento de saborear las Skellig. Skelligs Chocolate es una fábrica de chocolate con el tipo de delicias que seguro no incluía la dieta espartana de los primeros habitantes de las islas. En el menú encontrarás chocolate negro a la sal marina, chocolate con leche de rosas y pistacho, chocolate en paneles de miel y mucho más. Si tienes curiosidad gastronómica, Colm Healy y su familia dan la bienvenida a visitantes que quieran echar un vistazo a su fábrica para ver todo el proceso de elaboración en directo ("No hay tour", nos cuentan los propietarios, "así que tampoco cobramos entrada"). Tampoco te pierdas el nuevo mural de Willy Wonka.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry