Treinta años con Fungie

Es uno de los más célebres habitantes de Irlanda, los nativos y visitantes por igual nunca se cansan de él.

No, no se trata de nuestro querido San Patricio o del líder de U2, Bono. Ni tampoco de uno de nuestros rudos y apuestos actores de Hollywood, como Colin Farrell o Michael Fassbender.

Fungie es un delfín, amigos.

Pero no un delfín cualquiera. La verdad es que es un miembro más de la familia. Desde 1983 este amable personaje hace las delicias de chicos y grandes en Dingle, un bello pueblecito costero en el Condado de Kerry.

De hecho, es tan querido entre la gente del pueblo que incluso han puesto una estatua en su honor.

Fungie saying hello!
Fungie saying hello!

La mejor manera de conocer a Fungie es hacer una visita en barco y observarle hacer cabriolas en el mar. Fungie es siempre tan puntual que no te cobrarán el tour si no aparece.

Bridget, encargada de las visitas de Dingle Dolphin Boat Tours, nos cuenta que a lo largo de los años ha visto a Fungie miles de veces. "Yo diría que Fungie no acude a la visita cinco veces al año como máximo", nos cuenta, "pero el 99% del tiempo se lo pasa en la bahía jugando cerca de los barcos que van y vienen del puerto".

Como cabría esperar de un delfín al que le dedican hasta visitas turísticas, Fungie es un personaje bastante especial. "A la gente le sorprende lo sociable que es; le encanta nadar justo al lado de a nuestro barco", dice Bridget.

Sea por el aire de Kerry o por su acento, lo cierto es que Fungie se ha quedado y no parece querer marcharse nunca de la bahía de Dingle. "Llegó en 1983 y no se ha vuelto a ir", nos cuenta Bridget. "Creo que le gusta Dingle porque es una bahía muy protegida...quizá perdió a sus padres por aquí cerca y se siente seguro aquí. Los delfines son muy inteligentes y creo que Fungie sabe que es un habitante honorífico de Dingle".

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Un amigo con aletas

Conocer a Fungie es una experiencia que nunca se olvida. "He visto a adultos ponerse a llorar al conocerle", dice Bridget. "A los niños les encanta llamarle y cuando sube a la superficie siempre le aclaman entre risas. Normalmente, la gente aplaude cuando el barco se marcha para mostrar su afecto por este espléndido delfín".

David Young, periodista del Irish Examiner, lo expresa con estas palabras: "Tener a Fungie en tu día a día es como caerse de la cama por el lado bueno todas las mañanas".

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry