Feliz Navidad irlandesa

La Navidad es una época maravillosa vayas donde vayas, pero Irlanda la celebra de forma única. Aquí te contamos por qué esta época es particularmente especial en Dublín, Belfast y Cork…

Dublín

Adornada con luces resplandecientes, guirnaldas gigantes y candelabros que desafían a la gravedad, Dublín en Navidad se disfruta mejor paseando por las calles adoquinadas con un tazón de chocolate caliente Butler's. Aquí está lo que no te puedes perder…

Los famosos músicos callejeros: Mientras paseas bajo el envoltorio de luces navideñas en Grafton Street, abre los oídos. ¿Por qué? Porque músicos como Bono, Hozier y Glen Hansard suelen pasarse a tocar algo para apoyar iniciativas benéficas.

The Living Crib: ¿Dawson Street o Belén? Un lugar esencial en Dublín que se convierte en establo: una tradicional escena de nacimiento con animales reales como ovejas, cabras y el burro más adorable que hayas visto jamás.

Baño de la mañana de Navidad: Cada mañana de Navidad hay cientos de valientes que se reúnen en el Forty Foot, una ensenada emblemática en Dublín, para un chapuzón tónico en el Mar de Irlanda. El ambiente no puede ser más divertido, y después del baño se regalan salchichas gratuitas.

No dejes que los festejos se terminen con la Navidad: El Festival de Año Nuevo de Dublín es una espectacular celebración de tres días en pleno corazón de la ciudad. Los monumentos se iluminan, las callejuelas se convierten en carnavales y las mejores actuaciones musicales internacionales e irlandesas dan la bienvenida al año nuevo a lo grande.

Belfast

Belfast es una ciudad que irradia espíritu navideño, y con el Año de la Gastronomía en Irlanda del Norte alcanzando su épico punto álgido, hay incluso más sabores locales para añadir a la salsa. No te pierdas…

Compras en el Mercado de San Jorge: A los compradores de última hora les encanta el Mercado de San Jorge, que abre todavía más horas durante la Navidad. Sus 248 puestos exhiben alimentos navideños como vino de jengibre y tartaletas, además de productos fabricados a mano como el tweed de Donegal y esculturas de roble de turbera local.

Titanic Tea: ¿Recuerdas en Titanic cuando Jack conoce a Rose en la gran escalera? Puedes recrear, literalmente, esa escena esta Navidad en el centro interactivo Titanic Belfast, donde han reproducido la sala de baile del transatlántico. Té, tartas y la velada navideña más espléndida jamás vivida.

El tren de vapor de Papá Noel:Sube a bordo de una locomotora a vapor y deja que Papá Noel te acompañe en un viaje de ida y vuelta por la histórica línea ferroviaria de Irlanda del Norte. ¡Chuu chuu!

Navidad en el Ayuntamiento: Este mágico mercado de Navidad aprovecha el gozoso resplandor del edificio del Ayuntamiento y se especializa en alimentos locales. Delicias como Yellowman toffee, galletas de mantequilla y un tazón de algo calentito seguro que consiguen contagiarte el espíritu navideño.

Cork

¿Qué hace de Cork un lugar tan especial en Navidad? Creemos que son las tradiciones seculares, los mercados atípicos y los emotivos actos de generosidad. Estas son celebraciones únicas en Cork que no te puedes perder…

Un árbol de Navidad especial:Todos los árboles de Navidad son especiales, pero Remembrance Tree es todavía más especial. El árbol está envuelto en cintas de oro que llevan inscritos recuerdos que la gente no quiere olvidar. Añade tus propios recuerdos para que esta Navidad sea inolvidable.

Wren's Day: No te sorprendas si el 26 de diciembre ves a grupos de hombres vestidos con trajes de paja, cantando y bailando de puerta en puerta; son los 'wrenboys' y están preservando una costumbre ancestral. Déjales unas pocas monedas para prevenir la mala fortuna en el año que viene.

Que brille: El Glow Festival de Cork no es un mercado navideño cualquiera. Para empezar, tiene una enorme noria que te permite admirar desde el cielo el deslumbrante brillo de toda la ciudad. También hay libros de cuento desplegables en 3D y entretenimiento a raudales.

Un país de las maravillas invernal: En Navidad, el Parque Bishop Lucey de Cork se convierte en un viaje mágico por cuentos navideños: los árboles brillan con cálidas luces y te impregnas del espíritu navideño como si formaras parte de la historia.

Sigue explorando estas ciudades fabulosas…