Ciudad de Armagh: Las mejores experiencias

Armagh

Sumérgete en una ciudad de historias, donde meteoritos, gárgolas y festivales cuentan los relatos del increíble legado de Armagh

1. Sigue los pasos de San Patricio

Al llegar a Armagh enseguida apreciarás sus monumentos más emblemáticos. Dos imponentes catedrales se miran desde colinas enfrentadas, cada una a un lado del valle y ambas dedicadas a San Patricio.

La catedral de San Patricio de la Iglesia de Irlanda lleva siglos custodiando la ciudad. Construida en la colina conocida como Ard Macha, que da nombre a Armagh, aquí es donde se piensa que San Patricio construyó su primera iglesia en el año 445 d.C. También es donde se cree que está enterrado Brian Ború, uno de los antiguos altos reyes de Irlanda.

Al otro lado de la ciudad, los pálidos muros de piedra caliza de la catedral de San Patricio de la Iglesia Católica Romana se alzan sobre la otra colina. Sube los siete pisos de escaleras para admirar las estatuas y figuras que rodean la entrada principal de este magnífico edificio.

2. Encuentros en la tercera fase

Conoce un objeto interestelar de cerca: en el Planetario de Armagh encontrarás el meteorito más grande que haya caído nunca en Irlanda. Se calcula que esta roca espacial, que pesa unos 152 kg, tiene alrededor de 4.500 millones de años. Increíblemente, incluso puedes tocarlo. Pon tu mano sobre su superficie lisa y literalmente puedes pedirle un deseo a las estrellas.

En el Planetario también puedes ver asombrosos espectáculos de luces que iluminan el cielo nocturno, y además hay talleres infantiles de construcción de cohetes y exposiciones interactivas sobre los viajes espaciales, satélites y globos cósmicos...

3. Disfruta de la rica historia de Armagh

Con una historia que abarca siglos, no es de extrañar que Armagh haya coleccionado toda una variedad de joyas que ahora se exhiben orgullosamente en la ciudad. Empieza tu tour de la ciudad en el Museo del Condado de Armagh. El colorido cuadro al óleo de James Black, City of Armagh, pintado en 1810, permite que nos hagamos una idea de cómo fue la ciudad en su día, con su laberinto de calles mezclándose sin esfuerzo con la campiña circundante. También tiene una impresionante colección de artefactos históricos. En la zona se han desenterrado brazaletes vikingos, antiguos instrumentos para tejer y "mantequilla de turbera" (mantequilla almacenada bajo tierra para mantenerla fresca).

Después, pon rumbo al Royal Irish Fusiliers Museum, el museo de fusileros de Armagh, que alberga una colección con dos prestigiosas medallas Cruz Victoria, concedidas por la Corona británica por actos de valor. Finalmente, dirígete a la Biblioteca pública de Armagh: es una delicia explorar el edificio, con paredes repletas de libros. Pero la joya de la corona es una copia de la primera edición de Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift, incluso con sus propios apuntes a puño y letra. ¡Magnífico!

4. ¿Te sientes observado?

Mantén los ojos abiertos: esparcidos por la ciudad, escondidos en las esquinas y agarrados de las bajantes, Armagh acoge a algunos curiosos huéspedes. Ángeles guardianes, gárgolas y otras bestias macabras se esconden en los rincones perdidos de la ciudad, esperando a que los encuentres.

Creadas por el artista Holger Christian Lönze, las varias figuras son una oda al pasado sagrado de la ciudad, cada una con su propio carácter y lugar en el paisaje urbano de Armagh. Hazte con un folleto en la oficina de turismo de la ciudad y trata de encontrar las 22 misteriosas estatuas escondidas por Armagh.

5. Baila a tu propio ritmo

La música es una parte importantísima de la vida en Armagh y cada agosto la ciudad se convierte en una explosión musical con el Charles Wood Summer School albergando una variedad de conciertos a la hora de la comida y por la noche. En las iglesias de la ciudad se organizan clases y talleres con cantantes y organistas, y en toda Armagh resuena preciosa música coral, de colina a colina. La ciudad también celebra el Festival Internacional de la Canción Tommy Makem, dedicado a la música folk y tradicional de todo el mundo.

En marzo, Armagh acoge el Festival Home of St Patrick dedicado a San Patricio, con demostraciones de percusión y conciertos espirituales que se convierten en el centro de la atención de toda una ciudad, mientras recuerda al santo patrón de Irlanda. Y a lo largo de todo el año, la música de festivales de bandas de metales y gaitas animan las calles de esta pequeña ciudad llena de diversión.

Explorar más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?