6 sitios dignos de Instagram en Irlanda del Norte

Carrick-A-Rede Rope Bridge, County Antrim

Con algunas de las vistas más hermosas de la isla, Irlanda del Norte es un lugar donde no podrás dejar de hacer fotos.

1. Puente de cuerda de Carrick-a-Rede, condado de Amtrim (@neil.anderson.photo) 

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

Un lugar ideal para quienes buscan emociones en la vida, el puente de cuerda de Carrick-A-Rede, en el condado de Antrim, es una atracción que no puedes perderte en el paisaje épico repleto de olas rompientes de la ruta costera de la Calzada, que se extiende serpenteante desde Belfast hasta la histórica ciudad amurallada de Derry~Londonderry. Colgando a más de 30 metros sobre las aguas turquesas del Canal del Norte, este puente de cuerda que no deja de balancearse cuenta con más de 250 años de antigüedad y en su momento fue considerado el mejor lugar para pescar salmón. ¡Necesitarás un pulso muy firme para captar la belleza desde aquí!

2. Castillo de Dunluce, condado de Antrim

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

En el extremo de la costa de Antrim, elevándose sobre el mar en lo alto de una oscura formación de basalto, se encuentra el inmenso castillo de Dunluce. Esta construcción, que en su época fue hogar de los clanes feudales de los McQuillan y los MacDonnel, es el ejemplo perfecto de un castillo irlandés medieval. Desde una rebelión a un incendio, visitas de sirenas e incluso “banshees”, Dunluce ha sido testigo de una buena cantidad de situaciones dramáticas. No es de extrañar que se diga que esta histórica montaña sirvió de inspiración a C. S. Lewis para crear la sagrada Cair Paravel de Narnia. Con los acantilados de piedra caliza blanca de Portrush en el horizonte occidental, se podría comprender que uno piense que ha viajado al pasado. ¡Pero no te acerques demasiado al borde! La leyenda local cuenta que, en una ocasión, la cocina del castillo cayó al mar llevándose con ella a siete cocineros.

3. Las montañas de Mourne, condado de Down

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

Ubicadas entre sinuosos caminos en el condado de Down¡las montañas de Mourne se merecen con creces su estatus de Área de destacada belleza natural! El muro de Mourne abarca los 35 km que separan los picos y se cree que inspiró la idea que el joven C. S. Lewis tenía de Narnia. Sal de excursión, maravíllate ante su majestuosidad y recuerda que el escritor de Belfast esperaba ver “un gigante… alzaba la cabeza sobre la siguiente cumbre”.

4. Escalera hasta el cielo, condado de Fermanagh

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

El nombre de esta joya oculta lo dice todo. Llegarás a rozar las nubes con la cabeza y descubrirás unas vistas impresionantes del ondulante paisaje de Fermanagh cubierto de turberas. Finaliza en lo alto de la montaña de Cuilcagh, la cima más alta del condado, ¡por lo que no es difícil imaginar por qué se ha convertido en una estrella de las redes sociales!

5. La Calzada del Gigante, condado de Antrim

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

Las 40 000 columnas de basalto de la Calzada del Gigante, declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, son uno de los lugares más reconocibles al instante de Irlanda del Norte. Cuenta la historia que el gigante, Fionn mac Cumhaill, arrancó trozos de la costa de Antrim en su camino hacia el enfrentamiento contra el gran hombre escocés Benandonner. Pero si prefieres una explicación científica: estas piedras se formaron a causa de una erupción volcánica hace 60 millones de años. No importa con qué versión te quedes, ¡tu foto será legendaria!

6. Templo de Mussenden, condado de Londonderry

Una publicación compartida por Ireland (@tourismireland) el

El templo de Mussenden es un tesoro en forma de bóveda que se encuentra en la ruta costera de la Calzada, también conocido por ser el mejor destino según Lonely Planet para 2018. En lo alto del acantilado, por encima de la playa de Downhill, el diseño original del siglo XVIII de Mussenden estaba basado en el templo de Vesta, en Italia, y durante un tiempo fue la biblioteca privada del conde obispo. En sus piedras siguen grabadas estas palabras: “Desde la seguridad de la orilla, es agradable contemplar el balanceo del barco y escuchar el rugido de la tempestad”. Entonces, ¿por qué no “contemplas desde la orilla” estas vistas panorámicas?

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?