Castillos imprescindibles de Irlanda: Parte 2

Ashford Castle, County Mayo

Para nuestra segunda entrega sobre los castillos de Irlanda, exploramos edificios antiguos a orillas de lagos y los lugares de visita preferidos tanto por espíritus y fantasmas como aspirantes a estrellas. Haz clic aquí para leer la primera parte de esta serie.

Castillos Imprescindibles de Irlanda: Parte 2

En la segunda parte de la serie en la que exploramos los castillos imprescindibles de Irlanda, hacemos otro tour de nuestra historia viva abierta al público. En esta ocasión, historias de clanes enemistados y bellezas de la Edad de Bronce añaden misterio a estos fascinantes monumentos del pasado.

El castillo de Harry Avery
El castillo de Harry Avery

Castillo de Harry Avery

Harry Avery (Henry Aimbreidh) O'Neill fue un hermano sobreprotector, por decir poco. Según cuentan, O'Neill se ofendió tanto ante las dificultades a las que se enfrentaba su hermana para encontrar marido que decidió ahorcar a los 19 hombres que rechazaron la oportunidad de casarse con ella…aquí mismo, en la finca del castillo que lleva su nombre.

Más casa torre que castillo, este recio edificio supuso en su momento una defensa fundamental para las tierras que se disputaban los clanes de los O'Neill y O'Domhnaill. Hoy en día, sus apacibles ruinas pueden visitarse sobre las intactas colinas ondulantes, con el valle de Mourne a sus pies.

Castillo de Enniskillen
Castillo de Enniskillen

Castillo de Enniskillen

La joya de la corona de la colección de castillos de Fermanagh es el castillo de Enniskillen, maestro de la reinvención. Este enorme castillo y sus torres a orillas del río Erne ha resultado decisivo para la supervivencia del pueblo a lo largo de sus 600 años de historia.

Poetas y trovadores, doncellas vestidas de satén tejiendo maravillosos flecos dorados, soldados que se inclinan, herreros que preparan armas

El castillo de Enniskillen en el siglo XVI, descrito por el poeta Tadhg Dall O’Huiginn

Hoy en día el castillo es un centro moderno de historia, arquitectura y cultura, documentando desde la Colonización del Ulster en el siglo XVII hasta el papel único que desempeñó Fermanagh en la Segunda Guerra Mundial, y la historia del clan medieval de los Maguire.

Castillo de Enniscorthy
Castillo de Enniscorthy

Castillo de Enniscorthy

Como cualquier joven chica que crecía en el Enniscorthy del siglo XIX, Eileen Gray no podía imaginar la fama que adquiriría en el futuro. Se convirtió en diseñadora de muebles y arquitecta, una de las de mayor fama mundial del siglo XX, y sus diseños se exhiben ahora con orgullo en una exposición del propio castillo de Enniscorthy.

Convertido en museo, el castillo ha cumplido muchas funciones distintas en sus 800 años, desde cárcel hasta almacén de municiones y guarida de rebeldes. El techo del castillo es algo excepcional: uno de los pocos de su estilo abiertos al público, ofrece vistas ininterrumpidas de la campiña circundante, incluido el campo de batalla de Vinegar Hill.

Castillo de Ross
Castillo de Ross

Castillo de Ross

En este tranquilo rincón del Parque Nacional de Killarney, la extensa historia del castillo de Ross se resiste a quedarse anclada en el pasado. Cada siete años, el bondadoso fantasma del fundador del castillo, O'Donoghue Mór, sube desde el fondo de Lough Leane y rodea la isla de Ross montado sobre su magnífico caballo blanco. La isla lleva habitada desde hace 4.000 años cuando era una de las primeras minas de cobre de la Edad de Bronce. Hoy en día hay una ruta de senderismo que traza la historia minera y natural de la isla.

Un relajante paseo en bote de remos lleva a la abadía de Muckross, del siglo XV, y al lujo de Muckross House y sus jardines. Admirando el castillo, de más puro estilo Disney, es fácil comprender por qué Killarney ha sido votado como mejor destino para visitar en Irlanda en 2015.

Castillo de Kinnitty
Castillo de Kinnitty

Castillo de Kinnitty

En pleno corazón de las montañas de Slieve Bloom se encuentra el castillo de Kinnitty, un espectáculo para la vista. Una obra maestra de la arquitectura neogótica, en el siglo XVIII fue la residencia de Charles Óg O'Carroll, uno de los firmantes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Escenario de mucha turbulencia política a lo largo de los siglos (el castillo fue construido en 1209 y destruido en muchas ocasiones) su extensa finca, abadía agustina y patio íntimo albergan hoy en día muchas más bodas que revoluciones.

Probablemente la experiencia hotelera más asombrosa que haya tenido nunca…fue como alojarme en un museo

Tripadvisor

Kinnitty se alza sobre una finca de más de 4.000 hectáreas donde pueden verse gamos y cabras salvajes paseando por las zonas boscosas. Pasa una noche en la casa de huéspedes y campamento de glamping Giltraps Guesthouse & Glamping para verlos de cerca. Aunque si lo haces, te perderás al alegre fantasma de un monje que visita el castillo por las noches...

Castillo de Ashford
Castillo de Ashford

Castillo de Ashford

El castillo de Ashford lleva mucho tiempo en pie (de hecho, desde 1228) así que lo normal es que sus 820 ventanas hayan ocultado alguna que otra historia. Hasta el personal del castillo no conoce todos los secretos de Ashford: incluso algunas de sus habitaciones seguían sin explorarse hasta hace dos año con motivo de unas reformas.

Apreciado tanto por su lujoso ambiente como por el precioso entorno de Cong, Ashford ha acogido a personalidades muy famosas a lo largo de su historia. Propiedad en su día de la familia Guinness, al visitar puedes seguir los pasos de un tal Oscar Wilde (que pasó gran parte de su infancia en una finca colindante), o hasta John Lennon, Brad Pitt o la princesa Grace de Mónaco.

Recomendamos

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Aprende más acerca de Irlanda

¿Tienes más preguntas acerca de Irlanda? Nosotros tenemos las respuestas

Ayuda y consejos