Costa de las Bahías

Una pintoresca franja de la ruta costera del Atlántico, donde la tierra se funde con el mar

Keem Strand, County Mayo

Bienvenidos a la Costa de las Bahías, un caleidoscopio de paisajes vírgenes donde se funden tierra y mar entre Erris y la bahía de Galway

Desde la salvaje naturaleza de Erris Head hasta el estilo bohemio de la ciudad de Galway, este recorrido te lleva a un viaje espectacular. La Costa de las Bahías te lleva del interior a la costa e islas, presentándote alucinantes vistas marinas, historias aterradoras y muchas deliciosas comidas por el camino. Prepárate para admirar una belleza de otro mundo…

Erris a la bahía de Galway

Explora nuestra sugerencia de viaje en el mapa
Ver mapa
Mapa

Día 1

Un viaje por la Costa de las Bahías con impresionantes vistas de acantilados, una aventura en la isla y un temible encuentro pirata.

A driving 1 hr 42 mins
Erris Head

El embate de las olas y vistas increíbles

Con la única compañía de las ovejas, haz un paseo hasta el fin del mundo por la ruta circular Erris Head Loop. ¿Tu recompensa? Vistas que cambian con el clima, la visión de la isla de Illandavuck en la punta del cabo, y una tierra forjada por la historia, con un puesto de vigilancia marino y guardacostas de la Segunda Guerra Mundial que sigue intacto. Mantén los ojos abiertos y verás la palabra "ÉIRE" marcada en las rocas, una de las muchas ayudas a la navegación creadas en la Segunda Guerra Mundial para ayudar a que los pilotos identificaran esta tierra como parte de Irlanda.

Si tienes más tiempo

Prepárate para lo que los irlandeses llamamos "blether and blarney", o música y danza, en McDonnell's, el pub de Belmullet.

B driving 1 hr 22 mins
Bahía de Keem

Belleza de otro mundo en la isla más grande de Irlanda

Tal es la belleza de esta remota franja de tierra, que cuando el escritor alemán Heinrich Böll llegó a la isla de Achill en la década de 1950, dijo que se sentía como si estuviera "haciendo pellas de Europa". Accesible a través de un puente vial, disfruta de un paseo por cualquiera de las cinco largas y arenosas playas de Achill, entre las que se incluye la maravillosa Keem Strand. Se dice que las hermosas aguas azules de este lugar hacen que la gente salga de su zona de confort, de modo que recurre al personal de Achill Surf Adventure para disfrutar de un recorrido en kayak por el Blueway, una red de rutas acuáticas que se interconectan bajo los imponentes acantilados de Achill. En la isla más grande de Irlanda parece que te encontraras en otro mundo, al que se llega a través de un puente de carretera, especialmente si te permites disfrutar de un paseo por cualquiera de las cinco largas playas de arena de Achill, y en particular la playa de Keem Strand.

Si tienes más tiempo

Toma tarta y café, luego curiosea entre la artesanía del encantador Beehive Café en Achill.

C driving 37 mins
Great Western Greenway

Pura felicidad en bici

Si te apetece pasarte a las dos ruedas, descubre la Great Western Greenway, la ruta a pie y en bicicleta fuera de la carretera más larga de Irlanda. Esta vía libre de tráfico está repleta de algunos de los mejores paisajes de Irlanda y sigue la ruta del famoso tren de Westport a Achill, que dejó de circular en 1937. ¡Alquila una bicicleta en Achill, Mulranny, Newport o Westport y ponte en marcha con la rapidez o la calma que quieras!

D
Westport House

Descubre la historia pirata de esta casa solariega

Westport House parece el hogar de una gran dama anciana, pero no te dejes engañar: los propietarios de la finca son descendientes de la temida reina pirata Grace O'Malley. Haz un tour de la finca y descubre más sobre la vida de la 'primera mujer salvaje del Atlántico'. La leyenda cuenta que se cortó el pelo y se hizo pasar por chico para conseguir entrar furtivamente en el barco de su padre cuando zarpaba. Su propio padre no la reconoció. Al encontrarse frente a un enemigo, simplemente sacó su espada y lo mató, y así comenzó su notoria carrera de pirata… No te pierdas el paseo con halcones, ¡un verdadero regalo!. Recorre el bello bosque que rodea la casa en compañía de un ave de presa. El momento en el que una de estas magníficas criaturas se posa sobre tu mano enguantada es realmente emocionante.

Si tienes más tiempo

Cena langosta de la bahía de Clew, preparada con esmero por Frankie Mallon en el restaurante An Port Mór de Westport.

Puerto de Killary

Día 2

Una bahía con una isla por cada día del año, vistas desde la cima de una montaña sagrada, y sabores tradicionales. Disfruta.

E driving 57 mins
Croagh Patrick

Una montaña sagrada con vistas sublimes

No es únicamente un destino para peregrinos en Reek Sunday, el último domingo de julio: Croagh Patrick supone un ascenso impresionante, aunque exigente, en cualquier día del año. Pero vaya si reptar por la ladera rocosa no trae abundantes recompensas. Desde una altura de 764 m sobre el nivel del mar, puedes levantar la vista hacia la bahía de Clew y todo un panorama de brillante color azul salpicado, según dicen, de 365 islas… una por cada día del año. Si no te sientes con fuerzas para el ascenso, dirígete al Monumento Nacional de la Hambruna en Murrisk, un 'barco ataúd' simbólico, con esqueletos que conmemoran la Gran Hambruna que devastó esta parte de Irlanda.

Si tienes más tiempo

¡Esquila ovejas, corta turba, pastorea tu rebaño! Vívelo todo en la granja de Glen Keen.

F driving 59 mins
Fiordo de Killary

De montañas sagradas al mar

Enmarcado por montañas que cambian de color según el ángulo del sol, el fiordo de Killary es un espectacular fiordo glacial que forma una frontera natural entre los condados de Mayo y Galway. Haz un crucero y puede que veas delfines en unas aguas que tienen el color de la tinta. ¿Quieres más maravillas de la naturaleza? ¡Pues pon rumbo a las cataratas de Aasleagh en verano para ver cómo saltan los salmones río arriba desafiando a la gravedad!

Ven en la época de festivales

Visita Omey Strand en julio cuando se celebran las carreras de caballos en la playa. Es un día de excursión lleno de diversión, pero cuidado con la marea: ¡dicen que la playa de Omey "se come los coches"!

G driving 25 mins
Kylemore Abbey

Una mansión construida con amor

Antes de que Hollywood nos deslumbrara con su brillo, la abadía de Kylemore, en Connemara, creó el ambiente para una de las historias de amor más maravillosas de todos los tiempos. En una visita aquí descubrirás la historia de Henry y su amada esposa Margaret, que se enamoraron de este pintoresco lugar. Su castillo se erigía junto al lago, sus jardines florecían y durante casi diez años, Mitchell, Margaret y sus nueve hijos vivieron aquí en lo que parecía un estado de felicidad absoluta... Pero la tragedia les golpeó cuando Margaret cayó enferma y falleció.

H
Clifden

La belleza salvaje de Connemara

El parque nacional ofrece una serie de paseos espectaculares, incluyendo el modesto circuito de Diamond Hill, que se adapta a la mayoría de las condiciones físicas. Las vistas que el esfuerzo te permite contemplar son espectaculares. Descansa un poco en el centro neurálgico de la capital de Connemara, Clifden, que en su día fue el foco de atención de los medios de comunicación cuando el inventor de la radio, Guglielmo Marconi, construyó una estación de telégrafos inalámbrica y transatlántica a las afueras de la ciudad. Cuando hayas terminado de recorrer su historia, las galerías de arte y hayas podido admirar las vistas del atardecer desde Sky Road en Clifden, reserva una mesa en Mitchell's Restaurant, en el centro de la ciudad, para probar el suculento cordero de Connemara o un cuenco de sabrosa crema de marisco. ¡Delicioso!

No te pierdas…

Desde 1924, el Festival Anual del Poni, que se celebra cada agosto, exhibe lo mejor de esta raza autóctona, y es una maravillosa oportunidad para ver de cerca a más de 400 ponis.

Turbera de Derrigimlagh

Día 3

Descubre historia de la aviación, una conexión con el Caribe y el hogar del "Hombre de Aran".

I driving 25 mins
Turbera de Derrigimlagh

Hermosa turbera con historia

Los lagos relucientes, kilómetros de turbera y antiguos muros de piedra que desafían la gravedad son típicos de Connemara, y Derrigimlagh no es ninguna excepción. Un paseo apacible en bicicleta por las carreteras de la turbera, si te gusta ir en bici, te mostrará el lugar del aterrizaje forzoso del que salieron ilesos los pilotos transatlánticos Alcock y Brown en 1919. Y otro lugar, mucho menos ilustre: las ruinas de una posada del siglo XVIII, llamada Halfway House. La leyenda cuenta que las desafortunadas personas que frecuentaban esta hospedería encontraban un espantoso final, ya que los habitantes les asesinaban a medianoche.

Si tienes más tiempo

Estira las piernas en la bahía de Mannin: al examinarla de cerca, verás que la "arena" está hecha de cochas finamente pulverizadas que brillan con colores rosas y amarillos al sol.

J driving 59 mins
Puerto de Roundstone

Un puerto diminuto lleno de grandes sabores

En el pintoresco pueblo de Roundstone, prueba a tocar algo de música en Roundstone Music and Crafts, donde Malachy, uno de los únicos artesanos del mundo dedicados a tiempo completo a la fabricación del bodhrán (una pandereta irlandesa), te contará todos los secretos de este instrumento autóctono. ¿Te apetece comer algo de pescado? Pues en Roundstone lo puedes pescar tú mismo, con excursiones de pesca que te llevan hasta islas cercanas. ¿Prefieres que te sirvan la comida? Entonces prueba marisco deliciosamente preparado en el que ha sido designado Pub del Año, O'Dowd's.

No te pierdas…

Cerca hay dos preciosas bahías de arena dorada: pégate un baño o simplemente pasea por Gurteen o Dog's Bay.

K driving 46 mins
Ciudad de Galway

Estrafalario y moderno en la "Ciudad de las Tribus"

Llegando de la solitaria naturaleza de Connemara, la ciudad de Galway te acoge suavemente en su entorno urbano. Dominada por 14 familias mercantes desde el siglo XIII hasta el XIX, el pasado sigue percibiéndose frente al inconfundible Arco Español, por sus callejones serpenteantes y en el interior de sus tiendas tradicionales. La joyería que sirve de hogar del Anillo de Claddagh en Thomas Dillon's Jewellers siempre es una visita imprescindible, mientras que restaurantes de vanguardia como el Anair, con estrella Michelin, revelan un apasionante panorama gastronómico. ¿Prefieres comer algo rápido? Dirígete a Quay Street Kitchen para el mejor fish and chips a este lado del Atlántico…

VEN EN LA ÉPOCA DE FESTIVALES

Celebra más que solo crustáceos en el Festival Internacional de la Ostra y el Marisco de Galway (septiembre).

L
Islas Aran

¿Te sobra algo de tiempo? Escucha la llamada de las islas Aran

La elección es tuya en Rossaveal, con las tres islas Aran, Inishmore, Inisheer y Inishmaan, invitándote a un viaje en ferry y en el tiempo. Pon rumbo a Inishmore donde Dún Aonghasa, un antiguo fuerte de piedra, se aferra a los acantilados sobre las atronadoras olas del Atlántico; Inishmaan, la isla mediana que se tiende a olvidar, con sus acogedores Bed & Breakfast y tradiciones ancestrales; e Inisheer, ¡famosa por sus animadas sesiones de música tradicional!

Imprime y llévate esta sugerencia de viaje contigo

Sigue viajando por la ruta costera del Atlántico

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?