Star Wars en la ruta costera del Atlántico

©Lucasfilm

Escapa al lado oscuro en la ruta costera del Atlántico, desde las penínsulas del sur de Cork y Kerry hasta los cabos del norte de Donegal, pasando por los acantilados de Clare.

Cuando el reparto y el equipo de Star Wars llegaron a Irlanda, se imaginaron con claridad cómo la ruta costera del Atlántico, los acantilados escarpados y los cielos temperamentales se convertirían en el fondo perfecto para la historia de Rey, Luke y la continua lucha contra el lado oscuro. Como Skellig Michael era un Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO y protegido, el rodaje allí estaba limitado. Por eso, exploraron toda la extensión de la ruta costera del Atlántico en busca de un paraíso cinematográfico más flexible.

Aunque estos paisajes extraordinarios y conmovedores no fueron lo único que dejó una impresión duradera en el reparto y el equipo. Cuando finalizó el rodaje, LucasFilm publicó nada menos que ocho anuncios en los periódicos locales para dar las gracias a la gente que habían conocido durante el proceso por su cálida bienvenida y auténtico entusiasmo. Si deseas seguir los pasos de los Jedi en la ruta costera del Atlántico del planeta Tierra, aquí te presentamos nuestra guía del lugar donde sucedió todo.

Star Wars en la ruta costera del Atlántico

Brow Head y Crookhaven, Condado de Cork

En su búsqueda de paisajes imponentes, los buscadores de localizaciones de Star Wars visitaron Brow Head y Mizen Head, en el oeste de Cork, para aprovechar minas abandonadas y edificios en ruinas.

A driving 8 minutos
Brow Head, Condado de Cork

Vistas magníficas del Atlántico

En Brow Head, junto a la península de Mizen Head, fue donde el reparto y el equipo rodaron entre las cuevas escarpadas y los pozos mineros para Star Wars: Los últimos Jedi. Te bastará echar un vistazo al paisaje a tu llegada para saber por qué esta zona cautivó a los buscadores de localizaciones. El premiado Centro de visitantes de Mizen Head te presenta la tradición marítima profundamente arraigada de la zona y después haz que tu pulso se acelere con un descenso hasta la estación de señales, conectada con tierra firme a través de un puente de arco que se eleva sobre las espumosas aguas. No dejes de mirar abajo cuando lo cruces, ¡podrías avistar focas, delfines y ballenas jorobadas jugando en el agua! Y si te entra hambre, come algo en el Mizen Café del centro. 

Si dispones de más tiempo

No te pierdas Fastnet Rock, conocido como "la lágrima de Irlanda", porque era la última imagen que los emigrantes se llevaban antes de dejar su hogar, a menudo para siempre. 

B
Equipo de Star Wars durante el rodaje

Los centros neurálgicos de las penínsulas del sur

Aparte de los increíbles paisajes, las ciudades y los pueblos de las penínsulas del sur parecen salidos de una postal. Un ejemplo es el pueblo pesquero de Crookhaven, que cuenta con el distinguido título de ser el último puerto de escala para aquellos que dejaban su hogar para viajar a América en barco. El Crookhaven actual es un lugar animado, con preciosas cafeterías y música tradicional en pubs evocadores, y es un lugar ideal para los amantes de los deportes acuáticos. Coge un taburete en el Crookhaven Inn o el O’Sullivan’s Bar para charlar con los lugareños. ¡Seguramente te contarán un sinfín de anécdotas sobre la época en que Luke Skywalker visitó el pueblo!

Si dispones de más tiempo

Busca el pueblo de Durras, ¡famoso por su queso de granja irlandés que lleva el mismo nombre!

Portmagee y las Skellig, Condado de Kerry

Aquí es donde todo empezó (o acabó) en Star Wars: El Despertar de la Fuerza, cuando la emblemática isla de Skellig Michael aparecía, y el reparto y el equipo se alojaron en Portmagee durante el rodaje.

C walking 5 minutos
Mark Hamill y J. J. Abrams en el rodaje

Un lugar "indescriptible"

Cuando Skellig Michael, un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO frente a la costa de Kerry, apareció en las escenas finales de Star Wars: El Despertar de la Fuerza, muchos se limitaron a exclamar: "¡Ooooh!". Los directores de la película no fueron una excepción. “Nos dejó pasmados. Era perfecto para nuestro universo Star Wars,” declaró Martin Joy, director supervisor de localizaciones. Por supuesto, solo se permite a un número limitado de personas al año visitar y subir las escaleras de vértigo de un lugar tan preciado, cuyos primeros habitantes fueron robustos monjes del siglo VI, (y solo operadores de embarcaciones autorizados pueden atracar en la isla). Pero eso no te impedirá disfrutar de un crucero alrededor de las islas Skellig (si el clima lo permite) con inicio en Portmagee y disfrutar del área que Mark Hamill calificó como "indescriptible".

Si dispones de más tiempo

Disfruta de las Skellig pero sin tener que hacer equilibrios con una excursión a The Skellig Experience en la isla de Valentia. Y, por supuesto, si tienes debilidad por el dulce, date un capricho en la galardonada fábrica de chocolate Skelligs en Ballinskelligs. 

D
Mark Hamill

Amigos para siempre en Portmagee

Antes de que Star Wars llegara, Portmagee era simplemente un ajetreado pueblo pesquero bendecido con unas vistas increíbles. Aunque enseguida fue conocido como el lugar donde Luke Skywalker aprendió a servir una pinta de Guinness en The Bridge Bar. También es donde el reparto y el equipo disfrutaron de una deliciosa comida en The Moorings. Con los labios sellados sobre lo que sucedía en Skellig Michael, esta pequeña comunidad siguió con su actividad habitual dando la bienvenida a todo el mundo con una sonrisa y ofreciendo a Mark Hamill esa típica exquisitez irlandesa: ¡una bolsa de patatas Tayto!

Si dispones de más tiempo

Admira el cielo nocturno en la Reserva Internacional de Cielo Oscuro de Kerry, donde la ausencia de contaminación lumínica te permite ver la Vía Láctea e imaginar una galaxia muy, muy lejana de verdad.

Sybil Head junto a Dingle, Condado de Kerry

Se recrearon meticulosamente las emblemáticas cabañas de piedra seca del siglo VI de Skellig Michael para lograr el esplendor cinematográfico en Sybil Head, junto a Dingle…  

E driving 27 minutos
Réplicas de cabañas de Skellig, rodaje de Star Wars

Un mundo de fantasía... durante un rato

No queda ni rastro, ni una sola piedra de las réplicas de las cabañas de piedra seca en este glorioso punto de la ruta costera del Atlántico. El reparto y el equipo dejaron este bello lugar tal como lo encontraron. National Geographic una vez describió la península de Dingle como “el lugar más hermoso de la Tierra”. En su época, sufrió ataques vikingos, dio la bienvenida a Hollywood y ahora al reparto y equipo de Star Wars. El rodaje se centró en el espectacular cabo llamado Ceann Sibéal (Sybil Head) en Ballyferriter Para disfrutar de las vistas, toma la carretera hasta el pueblo de Ballyferriter y pasea por la playa Beál Bán, ¡un lugar que los lugareños adoran!

Si dispones de más tiempo

Sobre el ventoso pedestal del cabo Cloghar se encuentra el taller y tienda del célebre alfarero irlandés Louis Mulcahy. Prueba a crear tu propia obra en el torno o inspírate con la vista de las islas Blasket en la distancia.

F
Rey, Star Wars: Los últimos Jedi

¡Dingle da la bienvenida a Chewbacca!

Muchos de los miembros del reparto y el equipo acabaron en el concurrido pueblo de Dingle, cuyo residente más famoso es un delfín llamado Funghie. Todos parecieron disfrutar de la estancia y se vio a Daisy Ridley (Rey) en el ecléctico pub Dick Mack’s en los descansos del rodaje. Justin y Luke Burgess, de Bean, en Dingle, recuerdan cómo todos pasaron desapercibidos: "¡Hasta que alguien no entró unas cuantas veces, no nos dimos cuenta de que eran del equipo!" Pero el entusiasmo era contagioso e incluso los niños se unieron al espectáculo cuando el actor de Chewbacca, Peter Mayhew, se pasó a saludar por una escuela local.

Si dispones de más tiempo

Visita Foxy John’s, una ferretería con grifos de cerveza y también el único pub donde puedes beberte una pinta y sentirte agradecido por tener que comprar productos para hacer bricolaje al mismo tiempo. O podrías brindar por Tom Crean, una leyenda local. Tras participar en tres de las expediciones antárticas más duras de la historia, a su regreso abrió The South Pole Inn.

Loop Head y Kilkee, Condado de Clare

Si estos acantilados pudieran hablar, ¡explicarían historias sobre playas doradas, faros históricos y visitantes de otros mundos disfrutando de esta espectacular península y su amable fauna!

G driving 30 minutos
Rey, Star Wars: Los últimos Jedi

El encanto de Loop Head

El reparto y el equipo de Star Wars no fueron los primeros en descubrir que este cabo que apunta hacia el continente americano merecía ser explorado. Jacques Cousteau lo describió como el mejor lugar para bucear de Europa y los expertos locales estarán encantados de acompañarte a este mundo submarino. Pero en lo alto de los acantilados en Loop Head es donde verás cómo se define la tierra por su relación con el mar: acantilados espectaculares, cuevas que sufren el azote de las olas rompientes y un faro que ha velado por los marineros desde este promontorio durante más de 340 años.

Si dispones de más tiempo

Tómate tu tiempo en la casa del farero en Loop Head, cortesía de Irish Landmark Trust. Con vistas panorámicas desde Kerry hasta los acantilados de Moher, será una experiencia que no olvidarás jamás.

H
Luke Skywalker, Star Wars: Los últimos Jedi

Kilkee al habla

Desde los vigorizantes elementos que te hayan impactado en Loop Head, ¡adéntrate en la ciudad que recibió a LucasFilm con una cálida bienvenida! Oculta en una resguardada bahía, Kilkee ha sido uno de los destinos de vacaciones preferidos durante más de 150 años. Lord Alfred Tennyson y Sir Aubrey de Vere visitaron este lugar, mientras que Charlotte Brontë destacó Kilkee como el destino favorito para ir de luna de miel en 1894. Son las playas que adoraban por entonces y las playas que visitantes contemporáneos, como Che Guevara y Russell Crowe, adoran hoy en día. Cabe destacar las impresionantes vistas que disfrutarás si optas por una salida en barco para observar a los delfines desde la cercana Carrigaholt. Una bendición cortesía de la Madre Naturaleza.

Si dispones de más tiempo

Visita el bar Keating's, alias "el bar más cercano a Nueva York". Si a alguna estrella estadounidense de Star Wars: Los últimos Jedi le apetecía volver a casa nadando, ¡al menos sabía qué rumbo debía tomar!

Malin Head, Condado de Donegal

Luke Skywalker, Rey y el Halcón Milenario exploraron las tierras de la Península de Inishowen, en Donegal… 

I
Luke Skywalker, Star Wars: Los últimos Jedi

Conocer Malin Head

¿Cómo reacciona un pequeño pueblo en el punto más septentrional de la ruta costera del Atlántico ante la llegada del Halcón Milenario y su comitiva? Hugh Farren, propietario del bar Farren's, no disimula su alegría: "Era increíble que estuviesen rodando Star Wars a tan solo un par de kilómetros. Era algo extraordinario". Durante unas pocas semanas, Malin Head pareció de otra galaxia. El rodaje se centró en Hell's Hole (no accesible para el público), una cueva subterránea excavada en la roca por el mar rompiente a lo largo de millones de años. Quedó tan fascinado por los visitantes que Hugh pintó un mural gigante de Yoda en la pared del pub y está encantado de obsequiar a cualquiera que lo visite con anécdotas sobre la época en que Luke Skywalker se pasó para beberse una pinta e intercambiar algunas bromas intergalácticas. También puedes realizar una excursión a pie de Star Wars por Malin Head, en la que tu guía te mostrará los lugares donde se rodó la película y te explicará la cultura e historia de este extraordinario lugar.
 

Si dispones de más tiempo

O quizá deberíamos decir: elige el momento adecuado y podrías llevarte una sorpresa, ya que las luces del norte que bailan en el horizonte suelen visitar laPenínsula de Inishowen.   

Lleve su idea de viaje con usted e imprima

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?