48 horas de craic en Dublín

Bueno para
  • Comida y bebida
  • Festivales
  • Visitas turísticas
  • Comer fuera
  • Bares
  • Famoso por
    Vida nocturna | Pubs tradicionales | Excursiones divertidas | Simpatía | Comida fantástica
  • Accesos y transporte público

    Aeropuerto de Dublín | Estación (ferroviaria) de Heuston | Estación (ferroviaria) de Connolly | Busáras | Puerto de Dublín | Luas | Dart

Una cosa es decir que has estado en Dublín. Otra cosa es decir que la has vivido a tope. Sonidos, canciones, música y sabores: Dublín es una ciudad europea y cosmopolita con un corazón puramente irlandés. Desde música tradicional hasta impresionantes parques urbanos, la ciudad está pidiendo a gritos que pruebes todo lo que te ofrece…y tienes 48 horas para hacerlo, así que vamos a empezar:

Día 1

17:00 - Pide una pinta, siéntate en una banqueta y entabla amistad con los lugareños. El centro de la ciudad está repleto de pubs tradicionales con elegantes barras de caoba y vidrieras. Acurrúcate con una pinta de cerveza artesanal local en The Stag's Head, Kehoe's, The Palace o prueba un poco de música tradicional en The Cobblestone de Smithfield, donde se juntan algunos de los mejores músicos de Irlanda todas las noches.

18:30 - Para un ambiente típicamente dublinés con un toque de barbacoa texana, no te pierdas Bison Bar, el mejor de su estilo en la ciudad, con deliciosa falda de ternera asada a fuego lento, jugosas salchichas y carne desmenuzada de cerdo. Añade un poco de ambiente 'cool' a la antigua usanza con uno de sus excelentes cócteles de whiskey.

Se sirven las pintas, se lucha por cantar la mejor canción y entre el público reina un silencio respetuoso.

Reseña de The Cobblestone Pub en el Irish Times

20:30 - No hay tiempo para pararse. En Whelan's, la noche no hace más que empezar. Esta fantástica sala de conciertos tiene una acústica excelente, perfecta para conciertos íntimos. También hay DJs y la barra abre hasta tarde todas las noches.

23:00 - Cuando la noche empieza a bajar de revoluciones, dirígete al Vintage Cocktail Club para despedirla a lo grande. Justo en el centro del bullicioso barrio de Temple Bar en Dublín, VCC es un tugurio entre clandestino y chic, con una lista de cócteles que te transportará a los años 20. Nuestro consejo: reserva una mesa antes de visitar. Otras opciones notables si quieres alargar la noche son The Dice Bar en Smithfield, House en Leeson Street y Chelsea Drugstore en George's Street.

Día 2

10:00 - Después de un desayuno de campeones en el Fumbally Café, dirígete a la Galería de Fotografía en Temple Bar. La galería alberga exposiciones itinerantes en su sede de Meeting House Square, que despierta cada sábado con su bullicioso mercado de alimentación.

11:30 - Desde aquí solo hay un corto paseo hasta Trinity College, la universidad más antigua de Irlanda. Paseando por las plazas adoquinadas tendrás la sensación real de estar caminando con los más grandes: entre los antiguos alumnos de la universidad se encuentran Oscar Wilde, Samuel Beckett y Oliver Goldsmith. No te pierdas el Libro de Kells ya que estás aquí.

Tengo los gustos más sencillos. Siempre me quedo satisfecho con lo mejor.

Oscar Wilde

12:30 - Pasea hasta The Little Museum of Dublin y disfruta de las vistas sobre St Stephen's Green. El museo es un tesoro lleno de viejos pósteres, periódicos, fotografías y objetos de interés relacionados con Dublín. ¿Todavía no has encontrado lo que estás buscando? Sube a la última planta para admirar la exposición dedicada a U2.

13:00 - Al marcharte de la casa georgiana, da tres pasos hacia tu derecha. Un paso más y te perderás Hatch & Sons, donde se encuentran la cocina moderna y tradicional irlandesa, un fantástico pequeño café que sirve favoritos irlandeses como los panecillos blaa de Waterford rellenos de beicon crujiente.

Descubre Dublín

14:00 - Después de comer, dirígete al barrio creativo de Dublín, el Creative Quarter, una red de calles alrededor de South William Street. Curiosea por tiendas de lo más "hip" como Industry y la Irish Design Shop; pasea por el centro comercial más antiguo de Dublín, el victoriano George's Street Arcade; y detente a tomar un café en Kaph.

15:00 - Atravesando el centro de la ciudad, el río Liffey define el sentimiento de identidad de la ciudad... ya sea del norte o del sur. Admíralo desde una perspectiva diferente con City Kayaking, que organiza excursiones en kayak río arriba bajo los famosos puentes de Dublín.

Puede que la cerveza artesanal sea la nueva moda, pero una pinta de Guinness, “the black stuff”, sigue siendo una experiencia imprescindible en cualquier visita a Dublín.

The New York Times

18:00 - Con preciosas vistas sobre el río Liffey, el foco gastronómico que es The Woollen Mills es perfecto para probar platos de comida tradicional dublinesa como el Coddle (un estofado de beicon, salchicha y patata) en un espacio animado y moderno con cuatro plantas.

19:30 - ¿Siguiente parada? Tiene que ser el teatro. The Woollen Mills está al lado de dos grandes teatros dublineses: Smock Alley, que se inauguró en 1662, y el Project Arts Centre, ambos ofreciendo experiencias artísticas multidisciplinares.

22:00 - ¿Estás animado después del espectáculo? Sigue en el barrio y dirígete a The Workman's en los muelles del río Liffey. Esta sala de varias plantas organiza desde conciertos de Kodaline hasta sesiones de DJ organizadas por Cillian Murphy. Fantástico.

Día 3

10:00 - La costa de Dublín es increíble, y tendrías que estar loco para perdértela. Súbete al Dart y en unos 25 minutos estarás en Sandycove, donde puedes tirarte al mar con los lugareños desde los 12 metros de la zona de baño. Caliéntate antes con un café en el 64 Food & Wine de Glasthule, antes de poner rumbo a Killiney Hill, con fantásticas vistas de la bahía de Dublín y Wicklow.

13:00 - Vuelve a subirte al Dart para regresar a la ciudad y disfrutar de uno de los mejores brunches de Dublín, en el Brother Hubbard de Capel Street. Tiene un ambiente local muy acogedor y está situado en una calle que se está convirtiendo en uno de los núcleos de la vida social dublinesa.

Desde la "Tart with the Cart" (la estatua de Molly Malone) hasta el "Stiletto in the Ghetto" (el monumento Sipre of Light en O’Connell St)… en Dublín el arte urbano se mezcla como en ningún sitio con nuestro irreverente humor callejero.

Lonely Planet

14:30 - Termina el día con una visita al Museo del Arte Decorativo e Historia en el Cuartel de Collins, y la oportunidad de ver 15.000 artefactos dedicados a la celebración del centenario de Irlanda 2016. También hay salas que muestran diseño irlandés reconstruido, además de una exposición sobre Eileen Gray, una de las diseñadoras irlandesas más famosas y destacado miembro del Movimiento Moderno de diseño internacional.

Explora más

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?