Irlanda al aire libre: Irlanda al aire libre para niños

Irlanda no es solo un patio de recreo para visitantes adultos. Tanto si sois una familia urbana como si os gusta más bien el campo, encontraréis cantidad de actividades para unas divertidas vacaciones con niños

Si visitas Causey Farm en el Condado de Meath, trae una muda de ropa. ¿Por qué? Bueno, porque al preparar tu viaje a Irlanda quizá no imaginaras tener que chapotear por un pantano.

Pero si quieres llegar hasta esta granja, tendrás que hacerte a la idea.

Entre actividades como la elaboración de pan, cortar turba y tocar el bodhrán (un tambor irlandés), también habrá saltos por el pantano. Cuando mejor se lleva a cabo esta actividad es en "condiciones monzónicas", cuenta la familia Murtagh.

Si no puedes con ellos... salta sin pensarlo.

Esta es solo una de tantas granjas irlandesas que ofrecen una sorprendente colección de lugares de recreo para toda la familia. Visita Funny Farm Adventures en el Condado de Down y podrías perderte en un laberinto hecho de maíz

En Irish Country Quads, en el Condado de Monaghan, los adolescentes podrán salpicar y hacer carreras alrededor de la granja de la familia Keenan, sobre vehículos todo terreno inmunes al estiércol y el barro.

Pasándolo en grande

Claro que también hay muchas granjas en las que puedes acercarte más a los animales. Pero si buscas encuentros cercanos de un calibre más exótico, no te pierdas nuestros zoos urbanos o el Fota Wildlife Park en Cork.

En el zoo de Dublín se han invertido decenas de millones de euros en convertirlo en un zoo para el siglo XXI, con una flamante jungla para gorilas entre muchas otras apasionantes incorporaciones.

En el zoo de Belfast verás de todo, desde monos hasta tigres de Sumatra, además de todas las jirafas, chimpancés y leones que cabe esperar. Aquí también puedes vivir la emocionante experiencia de un safari, conduciendo al lado de todo tipo de fauna salvaje, desde guepardos hasta flamencos de Chile.

Sólo en Irlanda

Luego tenemos el Tayto Park, una atracción que seguro no encontrarás en ningún otro lugar del mundo. Combina un zoo de lujo, con pumas y ualabís albinos entre otros, y zonas de adrenalina, con tirolinas, patios de aventuras y un tour muy chulo de la fábrica Tayto, donde se elaboran las patatas fritas del mismo nombre.

Explora el campo

De vuelta a los espacios naturales, el paisaje de Irlanda está repleto de maravillas de la naturaleza, con muchos centros desde donde explorarlas. Un ejemplo es el centro de descubrimiento de Lough Neagh, que se encuentra en la isla de Oxford, una reserva natural nacional en el Condado de Armagh. Aquí encontrarás senderos, observatorios de aves, prados llenos de flores silvestres y zonas de picnic y recreo.

¿Y qué decir de An Creagán, en las estribaciones de la montaña Sperrin? Allí hay un centro de interpretación de vanguardia en el glaciar Esker, de 10.000 años de antigüedad. Pero es mucho más que solo eso. Después de aprender acerca de los pantanos de la zona, las familias pueden explorar los círculos megalíticos de Beaghmore o aventurarse con un paseo a pie o en bici por los diferentes senderos de bosque que recorren estos paisajes.

De kayaks y de piratas

En toda Irlanda, encontrarás empresas de aventura que ofrecen actividades como kayak, escalada, surf y equitación. Los niños más mayores pueden probar con la cetrería, sobre el suntuoso trasfondo del castillo de Ashford en el Condado de Mayo, o atreverse con una aventura de "coasteering" (una combinación de escalada y senderismo anfibio) en la escarpada costa de la península de Hook, en Wexford.

Incluso podéis ir todos juntos a las Mourne para practicar el búlder en mojado (para los profanos, se trata de escalar la cara de una montaña, tomándote el tiempo de dejarte caer a las frescas aguas cristalinas del río Bloody Bridge). No te preocupes, ¡todo el equipo te lo proporcionarán tus anfitriones de Outdoor Concepts!

También está Westport House, en la costa de la bahía de Clew, Condado de Mayo. A primera vista, esta es una casa histórica con un fascinante anecdotario (fue construida sobre las mazmorras de la Reina de los piratas, Grace O'Malley).

Pero miremos más de cerca. Ahora hay un parque de aventuras de piratas. Hay botes a pedal, una tirolina de 200 metros, un nuevo recorrido para practicar esferismo, pueblos dedicados al Halloween y la Navidad... vamos, que hay algo para todos.

También puede que te suenen los castillos normandos de Malahide o Kilkenny. ¿Pero sabías que escondidos en los campos de las propiedades que los rodean hay algunos de los mejores patios de recreo del país?

Trae a los niños. Disfrutarán de Irlanda tanto como tú.