El Titanic en Belfast

La trágica historia del Titanic llegó a todos los confines del mundo en 1912. Esta historia, que incluso hoy en día sigue cautivando al mundo entero, comenzó en Belfast.

Titanic’s Dock and Pumphouse, Belfast
Titanic’s Dock and Pumphouse, Belfast

Todo Belfast se hinchaba de orgullo el día que White Star Line decidió construir el Titanic en los astilleros de Harland and Wolff. El Titanic se convertiría en el mayor navío de la historia. Su construcción proporcionó estabilidad económica a 3.000 familias de Belfast. Además, situó a la ciudad en el mapa de la actividad industrial.

El Titanic convirtió a Belfast en una gran ciudad.

Titanic’s Dock and Pumphouse, Belfast
Titanic’s Dock and Pumphouse, Belfast

En marzo de 1909 se terminó la quilla del barco. Durante los dos siguientes años la gigantesca estructura creció hasta adueñarse del paisaje de Belfast. El dos de abril el Titanic soltó amarras de los muelles de Harland and Wolff e inició confiadamente su primera travesía.

El resto de la historia es de todos conocida; el iceberg, el trágico número de víctimas, los héroes, los villanos... Antes de que zarpara el Titanic, Belfast disfrutaba de su reputación como el mejor lugar de todos para construir un barco. Pero después de la tragedia la fama de la ciudad se hundió de la manera más drástica imaginable. Cuando llegaron las noticias el silencio se apoderó de todo Belfast. El Titanic ya no era motivo de orgullo.

"Durante un tiempo después del naufragio, la ciudad de Belfast estuvo con la cabeza gacha y rechazó cualquier tipo de asociación con los hechos", son palabras del alcalde Niall O'Donnghaile en una conferencia de prensa celebrada en marzo de 2012.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Susie Millar, familiar directo de un ayudante de ingeniero de cubierta que pereció en el naufragio, y que opera Titanic Tours Belfast, está de acuerdo: "Durante la construcción del Titanic se respiraba el orgullo en el aire. Pero después del desastre Belfast se cerró por completo y rara vez se volvió a hablar del asunto.

"La grada sobre la que se construyó el barco se usó como aparcamiento durante los setenta y los ochenta. Este hecho nos muestra el nivel de interés que el Titanic suscitaba en esa época".

El orgullo en nuestra historia

El refrán el tiempo todo lo cura se aplica perfectamente al Belfast de hoy. La ciudad ha aprendido a sentirse de nuevo orgullosa del Titanic. En palabras de Susie Millar, "Ahora tenemos un lugar para celebrar las innovaciones y los logros tecnológicos del Titanic y conmemorar a las víctimas al mismo tiempo".

Más de un siglo después de la tragedia, Belfast vuelve al corazón de la historia del Titanic. Un nuevo y pujante sentimiento de orgullo ha inundado la ciudad con la inauguración de la mayor experiencia del Titanic del mundo, Titanic Belfast, levantada sobre la misma grada en la que se construyó el Titanic.

En su interior hay seis pisos con un mágico recorrido multimedia a través de toda la historia del Titanic, desde su construcción hasta su naufragio, e incluso ha quedado sitio para una reproducción a escala natural de la famosa Gran Escalinata. Es una experiencia que no se olvida fácilmente, como decía el Huffington Post: "Sencillamente sorprendente a cada paso".

La nave de los sueños ha capturado nuestra imaginación. De nuevo.

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry