Condado de Limerick

Desde los mercados urbanos hasta las mansiones de cinco estrellas, ciclismo de montaña, y el Munster Rugby, Limerick es la combinación perfecta de ciudad y condado

King John’s Castle
King John’s Castle

Pero empecemos por el principio. Un "limerick" es una rima de cinco versos, pícaros o absurdos, popularizada por Edward Lear en el siglo IXX. Pero Limerick es muy distinto. Y contiene aún más variedad, humor e historia.

Cycling group passing ruined church, Limerick
Cycling group passing ruined church, Limerick

Situada en la boca del río Shannon, la ciudad de Limerick es la tercera más grande de la isla. También es la más difícil de definir. Limerick aparece como un escenario de lo más sombrío en las memorias de infancia de Frank McCourt, Las cenizas de Ángela. Pero al mismo tiempo es el hogar de una revitalizada galería de arte, nuevos y elegantes hoteles y Thomond Park, la nueva morada del apasionado equipo local de rugby union, Munster.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Imagínate vagando por la Edad Media en el castillo del rey Juan. De pronto, te encuentras en un rejuvenecido mercado Milk Market. Tan pronto paseas entre antiguas casas señoriales georgianas... ...que estás tomándote un cóctel en un hotel de cinco estrellas. Es imposible catalogar a Limerick, y así es como les gusta a los lugareños.

Es un pájaro, no, es un avión

Más allá de la ciudad y de las afueras, la carretera N69 te lleva hacia el oeste al estuario del Shannon, pasando por el parque forestal y casa de Curragh Chase del siglo XVIII, antes de hacer camino tranquilamente hasta Foynes, donde te encontrarás frente a un inusual aparato volador.

¿Es un barco? ¿O un avión? La verdad es que tiene un poco de ambos. El plato fuerte de la visita al museo Foynes Flying Boat Museum es una réplica en tamaño natural de un Boeing 314, con suite nupcial integrada. Es un merecido homenaje a la edad dorada de la aviación, y a un pequeño aeropuerto sobre el Shannon que fue un mini-Casablanca para pasajeros como JFK, Ernest Hemingway y Humphrey Bogart.

También es donde Brendan O'Regan y su cafetería inventaron algo muy especial en 1943. En una terrible noche tormentosa, recibió agotados al capitán y los pasajeros de un vuelo que debía volar hasta Newfoundland, con una taza de café y una gota de whisky de sorpresa... así nació el café irlandés.

Tampoco es la única sorpresa en la historia de Limerick. El museo Hunt acoge cuadros de Renoir y Picasso, junto a otros tesoros. En Adare, puedes combinar las casas de campo con techos de paja con una estancia en una magnífica casa solariega. En Lough Gur, no podrás abrir la manta de picnic sin encontrarte con algún círculo de piedra, un castro o cualquier otra mole rocosa de algún tipo. Ha habido gente viviendo a orillas de este lago antiquísimo desde hace 5.500 años. En el viento se oyen sus susurros...

Móntate en bici

Cierra los ojos y siente cómo te sopla en la cara el viento, mientras desciendes por las montañas de Ballyhoura. En materia de deportes de aventura, Irlanda es la Nueva Zelanda del hemisferio norte, y los 95 km. de rutas para el ciclismo de montaña que encontrarás aquí son una de las joyas de la corona.

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry