A la caza de la aurora boreal en Irlanda

One of the more iconic images taken in January 2012 ofrecido por <a href="https://www.facebook.com/inishowen.art.9?fref=ts" >Adam Rory Porter</a>
One of the more iconic images taken in January 2012 ofrecido por Adam Rory Porter

La mayoría de la gente sólo puede soñar con ver una aurora boreal con sus propios ojos. Afortunadamente, estos fotógrafos supieron capturar toda su magia para nuestro deleite

No verás en el mundo ningún espectáculo de luces como este. Ni pantallas luminosas, ni destellos de láser, ni esferas giratorias de discoteca: no hay espectáculo celeste como el de la madre naturaleza... La aurora boreal. Si imaginas una aurora boreal, probablemente te vengan a la mente lugares como Escandinavia, Norteamérica o Groenlandia.

Pero, como te contarán en una diminuta comunidad costera de Irlanda, esos no son los únicos sitios donde las puedes ver.

Verde boreal

Volvamos a enero de 2012. Los habitantes de la zona más septentrional del Condado de Donegal se ven sorprendidos por un tinte casi místico en el cielo, mientras miran hacia el mar desde el cabo de Malin Head.

No puede ser, se decían, ¿o sí?

Pero no se podía negar la evidencia. Esto era una aurora boreal. Pero, ¿cómo? ¿Por qué? Según el grupo de turismo local Visit Inishowen, "ahora es una buena oportunidad para ver la aurora boreal en más de una década, debido a un pico de actividad solar". Esto significa que tendremos unos cuantos años de estas extraordinarias apariciones.

Por supuesto, los fotógrafos locales no iban a perderse la ocasión. De pronto hubo un éxodo de retratistas que llevaron sus cámaras al pueblo costero de Ballyliffin, a pocos minutos de las escarpadas costas de Donegal. Y no estaban solos. Para ayudar a que el grupo sincronizara perfectamente sus fotos estaba Brendan Alexander, lugareño y astrónomo aficionado. Brendan ha seguido atentamente la situación, enviando alertas a través de su cuenta de twitter @donegalskies.

Martina Gardiner era una de las muchas personas que seguían el hilo.

Cuando Martina supo que la aurora boreal podía verse desde Donegal, quedó fascinada por ellas: "Desde entonces me empezó a interesar cada vez más y luego quise fotografiarlas". Gracias a @donegalskies, llegó su oportunidad.

"Veíamos aparecer las estrellas por el este y mientras preparábamos nuestras cámaras ya se empezaba a vislumbrar un brillo en el cielo hacia el norte. Poco después, empecé a tomar fotos y tuve claro que esto era algo especial. Realmente, pasé una semana fantástica a la caza de la aurora boreal y es emocionante pensar que habrá muchas más".

La aurora de Bren Whelan

Bren Whelan tomó sus asombrosas fotos en la playa de Pollen Beach, en Inishowen, mirando hacia el pueblo y el cabo de Malin. Ambas imágenes se tomaron el 23 de enero de 2012, alrededor de la 1:00 de la madrugada, con unos 20 minutos de tiempo de exposición. Bren cuenta que "el nombre 'Glashedy' significa 'la isla del manto verde', un nombre muy apropiado para esta noche especial de enero en la que Inishowen se veía cubierta por uno de los mantos solares más hermosos de la naturaleza, la aurora boreal".

Pollen Beach, Inishowen  

Foto cortesía de Bren Whelan

El consejo de Adam Rory Porter

Adam Rory Porter fue otro afortunado fotógrafo que se encontraba en el sitio adecuado, en el momento preciso: "Ver una aurora boreal apareciendo sobre la pantalla LCD de tu cámara es maravilloso, igual que verla en tu portátil o PC cuando vuelves a casa de la oscuridad de la noche. Pero verla con tus propios ojos bajo el cielo de Inishowen es una experiencia distinta..."

Él tiene los siguientes consejos para posibles fotógrafos, "la configuración de la cámara suele estar entre 800 iso y 3200 iso, una apertura de f4, f2.8 o más rápida y una velocidad de obturador de 20 segundos o más".

 

Foto cortesía de Adam Rory Porter

Avistamientos especiales

Aunque no te podemos garantizar un avistamiento, hay sitios web como spaceweather.com que tienen alertas de auroras y que puedes consultar cuando vayas a visitar la costa noroeste de Irlanda.

Pero recuerda: ante la duda...sigue la luz.