Sugerencia de viaje: recorrido a pie por la costa suroeste de Irlanda

Lakes of Killarney, County Kerry

Recorre los cinco “dedos” de la costa suroeste y contempla cómo el atractivo visual de la naturaleza se despliega ante ti...

Cada una de las cinco penínsulas de la costa suroeste (Dingle, Iveragh, Beara, Sheep y Mizen) está balizada para la aventura y ofrece rutas impresionantes que atraviesan cordilleras escarpadas y playas vírgenes. Y esas vistas... no hay ningún lugar en el mundo como este. Hemos elegido una ruta a pie en cada península de la que guardarás recuerdos entrañables durante muchos años.

La costa suroeste

Explora nuestra sugerencia de viaje en el mapa
Ver mapa
Mapa
Península de Iveragh

Península de Iveragh: Parque Nacional de Killarney

Maravillosamente salvaje y, en algunas zonas, imposiblemente delicada, la península de Iveragh es como una acuarela hecha realidad.

A
MacGillicuddy's Reeks, condado de Kerry

Las mejores atracciones y las cotas más altas

La península de Iveragh, el mayor de los cinco “dedos” del sudoeste, tiene todo lo que un caminante podría desear: montañas escarpadas, colinas ondulantes, pueblos pintorescos y unas increíbles vistas costeras. Una de las mayores atracciones del lugar es la cordillera MacGillycuddy's Reeks, que se eleva majestuosa atravesando el centro de la península y se extiende desde el impresionante desfiladero Gap of Dunloe hasta la espectacular y aislada aldea de Glencar. Recorrer a pie toda la cordillera requiere de 10 a 12 horas, pero merece la pena afrontar el desafío.

Una alternativa mucho más sencilla es el Parque Nacional de Killarney, repleto de rutas fáciles de completar y plagadas de lugares preciosos donde hacer un alto en el camino, como el Mirador de las doncellas, tan apreciado por las doncellas de la reina Victoria que les debe su nombre, o Muckross House, una mansión del siglo XIX rodeada por una granja tradicional, una tienda de artesanía y extensos jardines.

El Anillo de Kerry rodea la mayor parte de la península y se trata de una carretera que gusta por igual a conductores y ciclistas. Pero merece la pena detenerse aquí, aunque solo sea para dar un paseo breve, por las maravillosas vistas del océano Atlántico, con las islas Skellig de fondo.

Si dispones de más tiempo

Ponte a prueba con la montaña más alta de Irlanda y escala Carrauntoohil, una subida de 1039 m por la escalinata del diablo (Devil's Ladder)...



Península de Dingle

Península de Dingle: el Camino de Kerry

Entre las localidades de Dingle y Tralee, el Camino de Kerry recorre 6000 años de historia en esta preciosa extensión de tierra.

B
Playa de Inch, condado de Kerry

Sigue los pasos de San Brendan, el navegante

En un lugar como el condado de Kerry, la mejor manera de familiarizarte con la belleza salvaje que te rodea es adentrándote directamente en ella. El Camino de Kerry, una sección más corta de la mucho más larga ruta de Dingle, está perfectamente trazado para seducirte en sus tres tramos: de Tralee a Camp, de Camp a Annascaul y de Annascaul a Dingle, de manera que, seas o no un peregrino, la belleza que contemplarás te garantizará una experiencia espiritual.

Para quienes adoran una buena historia tanto como estirar bien las piernas, este viaje es una opción ideal. En tu recorrido por la escarpada costa de Kerry, seguirás los pasos de San Brendan. En el siglo VI, inició su viaje por este mismo camino con la misión de difundir el cristianismo y pronto dejó Irlanda muy atrás. Al contemplar las arenas azotadas por el viento de la extensa playa de Inch, es imposible imaginar cómo pudo marcharse... Los senderistas pueden recopilar los sellos en un diario del Camino y recoger su certificado de finalización en la iglesia española de St James, en Dingle.

Si dispones de más tiempo

A pesar de que el Camino es autoguiado, cada año, en mayo, puedes unirte a grupos que recorren la ruta juntos en un viaje de tres días, con el apoyo de coches y guías para ayudarte a completar el trayecto.



Isla Dursey

Península de Beara: isla Dursey

Coge un teleférico hasta la isla Dursey y deja que la carretera aparezca ante ti...

C
Isla Dursey, condado de Cork

Aléjate de la realidad

Nada más lejos de la rutina diaria que balancearse por encima del océano Atlántico en un diminuto teleférico que transporta ovejas con tanta frecuencia como a personas. Esta es la única forma de acceder a la isla Dursey, la isla habitada más occidental del condado de Cork, donde una ruta a pie de 9 km hará que te sientas como si viajaras al pasado.

Hay algo en los muros de piedra seca medio derruidos, la banda sonora compuesta por el susurro de las olas y los graznidos de las gaviotas, las ruinas del castillo y el faro solitario que te hace sentir como si hubieras aterrizado en un lugar muy especial. Y no serás el primero, pues se dice que la iglesia de Kilmichael, en ruinas desde hace mucho tiempo, la construyeron monjes enviados desde Skellig Michael en la época medieval. La isla Dursey, que forma parte de la ruta a pie de Beara, es un lugar de visita obligada, una ruta perfecta en la que olvidarás tus preocupaciones mundanas mientras caminas...

Si dispones de más tiempo

Sigue tu vena meditativa con un viaje al cercano Dzogchen Beara Retreat Centre para asistir a una clase de mindfulness, o simplemente para visitar la deliciosa cafetería, y disfruta de algunas de las mejores vistas del mundo.



Sheep's Head

Sheep's Head: la ruta circular del faro

De todos los tramos de la ruta de Sheep's Head, se podría coronar a la ruta circular del faro como ganadora...

D
Sheep's Head, condado de Cork

Un faro de luz para los fatigados marineros

Si deseas recorrer la ruta circular del faro, tendrás que seguir las flechas azules hasta el mismo extremo de la península, donde contemplarás cómo las vistas pasan de ser sublimes a espectaculares. Desde aquí, con Lough Akeen a tu espalda, alcanzarás a ver las cercanas penínsulas de Mizen y Beara a ambos lados del océano.

Una vez llegados a esta cota, es muy fácil perderse en la belleza del lugar, pero presta atención a la baliza 220 porque el camino es rocoso y hay varias minas a cielo abierto (aunque están valladas) que en su día fueron parte de las minas de cobre de la zona, aunque fueron abandonadas en el siglo XIX junto a lo que queda de las casas de los mineros.

También puedes dar un paseo para contemplar Sheep's Head desde un ángulo que quizá sea el más reconocido a nivel internacional: la península desde el cielo. El tristemente famoso letrero de ÉIRE, situado cerca del helipuerto, se colocó aquí durante la Segunda Guerra Mundial para que los pilotos supieran que sobrevolaban territorio neutral.

Si dispones de más tiempo

Asegúrate de reponer fuerzas para afrontar el intenso viento del Atlántico en Bernie's Sheep's Head Café, donde entrarás en calor con bollos caseros, pastel de manzana y sus legendarios sándwiches de salmón.



Mizen Head

Mizen Head: puente de Mizen

Con el agitado océano Atlántico bajo tus pies, es fácil sentirse parte de los elementos.

E
Mizen Head, condado de Cork

¡¡MIRA hacia abajo en Mizen!!

Aunque es famosa por ser el punto más al suroeste de Irlanda, no descubrirás lo que eso significa hasta que pongas un pie en Mizen Head. Solo entonces serás consciente de lo lejos de la vida urbana que se encuentra este faro, que se adentra en el océano sobre un pequeño y rocoso saliente aferrado a tierra firme gracias únicamente a un puente estrecho. Abajo, quizá avistes focas o incluso delfines jugueteando en el agua. Tómate un minuto para mirar abajo y disfrutar de la vista, de lo contrario, puede que te arrepientas. Si bien es cierto que puede resultar difícil apreciar todos y cada uno de los regalos de la naturaleza en un paseo que ofrece tantos.

Si te apetece algo más que un tranquilo descenso desde el centro de visitantes por el camino de 99 escalones hasta la estación de señales, dirígete a Three Castles Head. Por esta ruta recorrerás la bella playa de Barleycove hasta la península en forma de cabeza de martillo de Three Castles. Con el castillo de Dunlough y sus tres torres, que dan nombre a la península, a orillas de Dun Lough, la imagen de estas ruinas antiguas en este paisaje, por lo demás virgen, te dejará sin aliento.

Si dispones de más tiempo

Si viajas durante los meses de verano, visita Three Castle Café para recargar las pilas con una comida casera a base de productos de origen local.



Imprime y llévate esta sugerencia de viaje contigo

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?