Sugerencia de viaje: Descubre Bundoran

Bundoran, County Donegal

Olas enormes y acantilados aún mayores, Bundoran lo hace todo a lo grande

Si la música hace que el corazón cante, Bundoran es una sinfonía como ninguna otra. Entre la melodía del mar, con las olas rompientes en la orilla, y el coro de innumerables bandas que visitan esta ciudad en el festival Sea Sessions cada año, Bundoran representa el equilibrio perfecto de las notas de la naturaleza fundiéndose con las armonías humanas. Prepárate para cantar.

Explora desde Bundoran

Explora nuestra sugerencia de viaje en el mapa
Ver mapa
Mapa

Explora Bundoran

Simplemente no hay mejor forma de apreciar la fuerza salvaje del océano Atlántico que lanzándote a las olas.

A driving 5 minutos
Los Fairy Bridges

Viaje a la ciudad

Situado justo en la parte superior de la Ruta Costera del Atlántico, llegar al condado de Donegal desde Belfast resulta fácil. En cuestión de un par de horas, la gran energía de la ciudad del Titanic será un lejano recuerdo cuando la inmensa belleza del noroeste se despliegue ante ti. Aquí se celebra cada año el Festival de música country, que atrae a los amantes del country de toda la isla al que Lonely Planet califica como un rincón “arrebatadoramente sublime” de Irlanda. A eso hay que añadir el hecho de que el legendario guitarrista Rory Gallagher nació a muy poca distancia, en Ballyshannon, y el pedigrí musical de este lugar resuena cada vez con más claridad.

Si dispones de más tiempo

A un breve paseo fuera de la ciudad, encontrarás los Fairy Bridges: una red de antiguas formaciones rocosas que en su día fueron una original atracción turística de Bundoran y durante siglos se creía que estaban habitada por las hadas. Cerca está la legendaria silla de los deseos, donde el campeón del mundo de surf, Kelly Slater en persona, tomó asiento en un viaje para conquistar las olas de Donegal.

B driving 5 minutos
Festival Sea Sessions

¡Locos por el surf!

El lugar más popular para practicar el surf en Bundoran y uno de los favoritos en Irlanda es conocido como The Peak. Un rompiente en los arrecifes apto para los surfistas más experimentados, por lo que si estás incluido en esa categoría, te llevarás una sorpresa. Si eres principiante, prueba las apreciados rompientes en la playa en Rossnowlagh y Rosses Point, unas apuestas seguras para disfrutar de una excelente experiencia de surf. Y si no te apetece experimentar todas esas emociones por ti mismo, ¡siempre puedes quedarte en la playa y mirar! Si deseas conocer a otras personas que persiguen las olas en la autonombrada capital del surf de Irlanda, visita la Bundoran Surf Co, una estancia en este B&B y tienda de surf va acompañada de acceso a una sala chill-out comunitaria y abierta toda la noche para cualquiera que siga sintiendo el subidón de adrenalina después de un día en el agua.

Ven en temporada de festivales

El festival de música y surf Sea Sessions es una forma única de disfrutar de la Ruta Costera del Atlántico y fue nombrado mejor festival de Irlanda en 2016.

C
Bundoran Golf Club
Bundoran Golf Club

Magníficas vistas, mejores partidos

Fundado en 1894, el Bundoran Golf Club es uno de los campos más antiguos de Irlanda. Un complicado campo de par 70 y 18 hoyos que fue diseñado por Harry Vardon, un legendario golfista y poseedor del récord de seis victorias en el Abierto. Un partido va acompañado por las espectaculares vistas del Atlántico, a menudo, salpicadas por un surfista o dos. Solo tienes que asegurarte de no apartar la vista de la pelota.

De Bundoran a Sligo

La distancia entre Bundoran y Sligo está repleta de tanta belleza creada por el hombre como maravillas naturales.

D driving 20 minutos
Mullaghmore Head

Casi como una foto

Es fácil enamorarse de Mullaghmore Head; imaginar dejarlo todo, tirar tu billete de vuelta a casa y levantar el campamento en el condado de Sligo. Aquí siempre podrás disfrutar de las vistas: desde el perfil del castillo de Classiebawn al atardecer hasta la espuma marina deslizándose con suavidad por la playa de arena blanca con los aficionados al windsurf pasando veloces como rayos a lo largo del horizonte... todo ello con el poderoso telón de fondo de Ben Bulben, una de las montañas más famosas de Irlanda. Tanto si eres un surfista en busca de emociones, o simplemente un espectador, hay razones más que suficientes para que hagas una parada en Mullaghmore en tu ruta costera.

Si dispones de más tiempo

Ver trabajar a los perros pastores es como ver magia, y los perros pastores del Atlántico de Martin Feeney, guiando a las ovejas en una granja con vistas a la playa de Streedagh, te cautivará.

E driving 23 minutos
Lissadell House

Elegancia majestuosa

Construida en la década de 1830, Lissadell House es como muchas otras mansiones neoclásicas en Irlanda: grandiosa, refinada y maravillosamente conservada. Pero, a diferencia de cualquier otro lugar, en Lissadell crecieron la revolucionaria irlandesa, Constance Markievicz, y su hermana sufragista, Eva Gore-Booth, y solía retirarse su amigo de toda la vida, el poeta William Butler Yeats. Hoy en día, la histórica finca es el hogar de la familia de Eduardo Walsh y Constance Cassidy, que le han devuelto su antigua gloria. La casa, los jardines y salones de té, están abiertos al público durante períodos determinados cada año, con exposiciones periódicas sobre figuras clave de la historia irlandesa.

F
Glencar, County Sligo
Glencar, condado de Sligo

Adéntrate en el país de Yeats

Si te colocas bien en un determinado punto junto a la carretera con los pies separados y paralelos a las caderas, estarás en dos lugares a la vez. Este es el lago Glencar, en la frontera de los condados de Sligo y Leitrim, un lugar muy vinculado a la naturaleza, pero que parece pertenecer a otro mundo. De hecho, este lago y sus “pozas entre los juncos / que casi podrían bañar una estrella” inspiraron a WB Yeats en su apreciado poema, “The Stolen Child” (El niño robado). Trae bolígrafo y papel cuando vengas aquí, nunca se sabe lo que la belleza pura de un lugar puede despertar en tu corazón.

Si dispones de más tiempo

Estira las piernas con una caminata por las montañas de Dartry. Allí encontrarás Ben Bulben, del que se dice que es el lugar de descanso legendario de Diarmuid y Gráinne, los Romeo y Julieta del folclore irlandés.

De Bundoran a Fermanagh

Desde viajes repletos de actividades hasta escapadas románticas, el trayecto entre Bundoran y Fermanagh tiene algo para todos los gustos

G driving 14 minutos
Isla de Devenish

Aún en pie

Situada discretamente en la parte inferior de Lough Erne, es fácil que pases por alto la isla de Devenish  si no la estás buscando. Por desgracia, a lo largo de la historia, Devenish ha sido víctima de su propia popularidad: ocupada por San Molaise, que construyó un monasterio aquí en el siglo VI, fue posteriormente saqueada por los vikingos invasores. Tras una meticulosa restauración y reconstrucción, momento en el que se erigió una impresionante torre circular, el asentamiento fue incendiado hasta quedar reducido a cenizas en el siglo XII. Afortunadamente, los visitantes actuales son mucho más cordiales, y el arte medieval, esculpido en piedra, y la arquitectura gótica que sobrevivió siglos de ataques se exhiben para que todo el mundo los vea.

Si dispones de más tiempo

Alójate en las burbujas de cristal en Finn Lough y disfruta de una noche bajo las estrellas, protegido de los elementos y en tu propia burbuja.

H
Lough Erne Golf Resort
Lough Erne Golf Resort

Cuatro... ¡no, cinco estrellas!

Uno de los mejores complejos de golf de Irlanda, y entre los 100 mejores del Reino Unido e Irlanda, el Lough Erne se beneficia enormemente de la asombrosa belleza de su entorno. Situado en el interior de la región de los lagos de Fermanagh, los visitantes pueden disfrutar de hectáreas de paisajes exuberantes con el castillo de Hume Lough y la parte inferior de Lough Erne como telones de fondo. El club de dos campos y 36 hoyos fue diseñado por el seis veces campeón Nick Faldo y cuenta nada menos que con el golfista profesional Rory McIlroy. ¿Serás el próximo en jugar un partido?

Si dispones de más tiempo

La Bluestack Way es un tranquilo recorrido balizado nacional de 65 km habitado por ciervos salvajes, faisanes y conejos. Los excursionistas pueden recorrer la totalidad o parte de la ruta, o hacer una pausa durante una noche en el agradable Bluestack Centre.

De Bundoran a Slieve League

Encontrarás vistas espectaculares y patrimonio tradicional en el trayecto entre Bundoran y los imponentes acantilados de Slieve League.

I
Acantilados de Slieve League

En el extremo del mundo

Se encuentran entre los acantilados más altos de Europa, pero es difícil imaginar cómo será o qué te hará sentir la vista. Hasta que no llegas a lo más alto de Slieve League y te acercas, ¡aunque no demasiado!, al borde no eres realmente consciente de la majestuosidad de la caída de 609 metros.

Tampoco es solo la altura. Se trata de las vistas panorámicas de la bahía de Donegal y las montañas de Sligo, y el Paso de un solo hombre imposiblemente estrecho, que da la vuelta más allá del mirador y alrededor de la Ruta del peregrino. Es lo que sientes cuando te quedas mirando el lienzo que pinta la Madre Naturaleza del mar azul zafiro y los acantilados de un color gris pizarra, y sabes que estás contemplando la perfección. No es de extrañar que Donegal haya sido votado por National Geographic Traveller como el lugar más fantástico del planeta.

Si dispones de más tiempo

Conocido como el pueblo tradicional de Glencolmcille, las pintorescas y humildes casas rurales con techos de paja son réplicas exactas del tipo de vivienda que ocupaba el pueblo de Irlanda siglos atrás y ofrecen una valiosa visión de una forma de vida que desapareció hace mucho tiempo.

Imprime y llévate esta sugerencia de viaje contigo

Más para explorar

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar? Por favor introduce tu correo electrónico directamente del teclado, sin copiar/pegar.