Sugerencia de viaje: bahía de Dublín

Howth Head, County Dublin
Conducir Conducir
51 Kilómetros
2 días

¿Has explorado el centro de la ciudad de Dublín a tu gusto? Entonces, asegúrate de disfrutar de un recorrido entre las montañas y el mar en el que se considera uno de los trayectos en tren de cercanías más bellos del mundo

El Dart, la ruta de tren que conecta el norte y el sur de la ciudad, ofrece muchos lugares donde puedes parar y explorar durante una o dos horas, un día o incluso quedarte a pasar la noche. 

Bahía de Dublín

Explora nuestra sugerencia de viaje en el mapa
Ver mapa
Mapa

De Dublín a Killiney

Desde cualquiera de las estaciones del centro de la ciudad, basta con que te subas a bordo del Dart en dirección a Bray o Greystones, en el condado de Wicklow, ¡y encontrarás auténticas joyas en algunas de las paradas intermedias! 

A driving 15 minutos
Sandymount

El animado Sandymount

A solo siete minutos en tren desde la estación de Pearse, en la ciudad de Dublín, se encuentra la estación de Sandymount, puerta de acceso al pueblo de Sandymount. Un moderno pero adinerado centro de actividad, el pueblo de Sandymount fue un popular destino costero a finales del siglo XIX, y la bonita zona verde que encontrarás en su corazón se remonta a esa época. Hoy en día, las zonas verdes están rodeadas de cafeterías, pubs y pequeñas boutiques, pero el pueblo aún conserva su encanto victoriano y es famoso por sus elegantes casas de ladrillo rojo y su ambiente lujoso. Entra en Mulligan’s para degustar buena comida estilo gastropub, deléitate la vista con las delicatessen de Brownes of Sandymount o simplemente pasea por las librerías y las peculiares tiendas antes de acercarte al mar. Inmortalizado por James Joyce en su novela Ulises, el paseo marítimo está a pocos minutos a pie del centro del pueblo. Ve cuando haya marea alta para disfrutar de su momento más bello, con las preciosas aguas verdes acariciando el muro.  

Asiste a grandes eventos deportivos:

Sandymount está cerca del Aviva Stadium, donde se disputan los grandes partidos de rugby y fútbol. El ambiente es electrizante, ¡y esta es la base perfecta para ti!

B driving 5 minutos
People's Park, Dún Laoghaire

Dún Laoghaire, una ciudad costera y marinera

Tras un viaje en tren de 23 minutos desde el centro de la ciudad, te encontrarás en la animada ciudad costera de Dún Laoghaire (que en inglés se pronuncia Dun Leary). Curiosamente, la línea de ferrocarril por la que acabas de viajar fue la primera de Irlanda que circuló entre Dublín y Kingstown, nombre de Dún Laoghaire en aquella época. El vibrante centro de la ciudad es un buen lugar para encontrar cualquier cosa, desde librerías hasta tiendas de interiores y pequeñas tiendas de delicatessen, pero la estrella de esta joya costera es el puerto del siglo XIX, que alberga el muy apreciado East Pier. Recorre el paseo de 2,6 km y te encontrarás junto al mar de Irlanda, con barcos meciéndose en el puerto y focas que, de vez en cuando, salen a la superficie para saludar. Después, date un capricho y disfruta de un famoso helado de Teddy’s junto al People’s Park, o entra en calor con un café de Fallon & Byrne. ¿Tienes hambre? Te llevarás algunas sorpresas en esta parte del mundo. Prueba algunos platos de pescado fresco en The Fish Shack, opta por la comida japonesa en Michie Sushi, prueba el favorito de los lugareños en Olivetto’s o visita Hartley’s, con una bella ubicación y su elegante interior en lo que fueron las taquillas de la estación de Kingstown. ¿Nos visitarás en domingo? Encontrarás una gran oferta de arte, artesanía y comida casera en el mercado dominical de People's Park, donde puedes hacer un picnic, relajarte y disfrutar de la brisa marina. 

Si dispones de más tiempo:

Recorre el espectacular camino de vuelta a la ciudad, o con destino a Howth, con Dublin Bay Cruises desde el East Pier.

C driving 10
Caviston's, Sandycove y Glasthule

Sandycove y Glasthule: tan buenos que comparten una estación

La estación de Sandycove y Glasthule se encuentra a solo 25 minutos del centro de la ciudad. Gira a la izquierda al salir de la estación y estarás de regreso a Dún Laoghaire, pero si giras a la derecha, entrarás en el pueblo de Glasthule. Quizá sea pequeño, pero es un lugar muy animado en lo que se refiere a comida y bebida. Encontrarás el supermoderno nirvana del café Hatch, el aclamado restaurante indio Rasam, el legendario Caviston’s Food Emporium and Restaurant y el popularísimo 64 Wine, muy concurrido y un favorito de los lugareños. Sigue caminando hasta el diminuto enclave de Sandycove y llegarás al Fitzgerald’s, un pub acogedor que se llena a rebosar de entusiastas de Joyce en el Bloomsday. Desde aquí, acércate a pie hasta la costa y te verás recompensado con uno de los lugares más pintorescos del condado de Dublín,  la pequeña playa de arena y la zona de nado de Forty Foot, donde los lugareños se atreven a bañarse en cualquier época del año. Observa, participa o ponte en plan cultural con una visita al Museo y Torre de James Joyce, donde transcurre el inicio de Ulises. 

Ven en temporada de festivales:

Sandycove y Glasthule son lugares excelentes para visitar durante The Bloomsday Festival, una celebración del Ulises de Joyce. Los pueblos se llenan de gente vestida al estilo eduardiano, y hay almuerzos y eventos en las cafeterías y pubs locales. 

D
Puerto de Coliemore

Excursión de un día a Dalkey

A casi media hora del centro de la ciudad se encuentra Dalkey, hogar de Neil Jordan y Enya, así como de Bono y The Edge, componentes de U2. En algún momento, todos ellos han disfrutado de la hospitalidad de Finnegan’s, el bonito pub familiar que está justo colina abajo desde la estación del Dart. Descubre las vistas marinas mientras caminas hacia el puerto de Coliemore y subes hasta la Vico Road. Si el tiempo acompaña, una excursión a la isla de Dalkey con Ken el barquero es una gran idea. Aunque la isla está deshabitada en la actualidad (si no fuera por un rebaño de cabras montesas, focas y miles de aves marinas), en su día fue un lugar de confinamiento para los esclavos vikingos y un hogar para San Begnet, el santo patrón de Dalkey. De vuelta en el pueblo, haz un recorrido por el Dalkey Castle and Heritage Centre, degusta los sabrosos bistecs de DeVille’s, opta por los platos favoritos de comida casera de Country Bake o compra algunas provisiones para ir de picnic en Thyme Out. Un paseo hasta Killiney y las colinas de Dalkey te abrirá el apetito lo suficiente para que te apetezca disfrutar de cualquiera de estas opciones...

Ven en temporada de festivales:

Este pequeño pueblo ofrece más de un festival a lo largo del año, pero el mayor es el Festival del libro de Dalkey, que se celebra en junio y cuenta con invitados internacionales que suben al escenario para ofrecer charlas y talleres.  

De Dublín a Malahide y Howth

Fija tu objetivo al norte del centro de la ciudad y sube a los trenes que pasen por Howth o Malahide. Presta atención porque tendrás que cambiar de tren cuando las vías se separen.

E driving 45 minutos
Isla de Bull

Paraíso de la naturaleza en la isla de Bull y la playa de Dollymount

Coge el Dart desde el centro de la ciudad de Clontarf y, a continuación, coge el autobús número 130 hasta la playa de Dollymount y la isla de Bull (aproximadamente 50 minutos). La verdad sea dicha, la isla de Bull es, en realidad, una playa de arena de baja altitud y una reserva de la biosfera de la UNESCO, y lo que la gente viene a ver son las aves limícolas y silvestres (generalmente el mejor momento es 1 o 2 horas antes de la marea alta). Otra imagen bastante difícil de pasar por alto es la estatua de 21 m de Nuestra Señora, que se encuentra al final de la pasarela, mar adentro. Si prefieres una descarga de adrenalina, acércate a la playa de Dollymount. Los aficionados al kitesurf se han hecho con este tramo de playa poco profundo. El surf con remo (SUP) y el kayak también son deportes populares aquí. Si te apetece algo más tranquilo, reserva hora para jugar en The Royal Golf Club, un complicado campo tipo links que pone a prueba a los golfistas desde 1885.

Ven en temporada de festivales:

Battle for the Bay es la competición anual de kitesurf y surf con remo de Irlanda que se celebra en mayo en la playa de Dollymount. El concepto del festival es simple: ¡viento, agua y mucha diversión!  

F driving 40 minutos
Cabo de Howth

Haz una excursión a Howth Head

La llegada a Howth por cortesía de Dublin Bay Cruises es bastante maravillosa, pero si no puedes permitirte esta opción, el Dart te trae en menos de media hora. Ubicado en la península de Howth, el pueblo y su puerto son la definición de lo pintoresco. Baja cerca del muelle en Howth y podrás elegir entre algunas de las mejores marisquerías de Dublín, desde tapas y restaurantes refinados al apetitoso “fish and chips” en Beshoff’s. Pero si deseas disfrutar de las vistas panorámicas de la bahía, la ruta circular de los acantilados de Howth comienza en la estación y te lleva hasta lo alto de los acantilados. Elige una ruta cuya longitud se adapte a tu capacidad y visita los lugares de interés, incluyendo el faro de Baily, la isla de Lambay, el Ojo de Irlanda, el castillo de Howth, el Museo Nacional de Transporte y la torre Martello. Tendrás que reservar un recorrido al castillo de Howth mucho tiempo antes de tu visita, pero también puedes pasear por los jardines, donde encontrarás un dolmen de la Edad de Piedra conocido como la tumba de Aideen. 

Si dispones de más tiempo:

Prueba a pescar desde los muelles, las calas o el litoral rocoso. Normalmente, es posible alquilar cañas de pescar y aparejo cerca del puerto. O quizás prefieras alquilar una barca de Dublin Fishing Charters, en Howth, para practicar la pesca de altura.

 

G
Castillo de Malahide

Una bifurcación en las vías te lleva a Malahide

Haz el bonito trayecto de media hora en el Dart hasta Malahide y disfruta de las vistas y sonidos de este maravilloso viaje diario de los dublineses. Déjate seducir por la arquitectura georgiana, el puerto deportivo, la playa y las excelentes cafeterías y pubs, ¡y quédate una o dos noches para sacar el máximo provecho de este pueblo tan acogedor! No te vayas sin visitar la frondosa propiedad del castillo y la finca de Malahide, situada en 101 hectáreas de parque y jardines, y después disfrutar del almuerzo en el Avoca Café. Los orígenes del castillo son fascinantes: residencia de la familia Talbot durante más de 800 años, cuenta la leyenda que la mañana de la batalla del Boyne en 1690, 14 miembros de la familia se sentaron a desayunar... y a la hora de cenar, 13 de ellos habían muerto. 

Si dispones de más tiempo:

Disfruta de una excursión en barco de Fish and Trips hasta la isla de Lambay o recorre a pie la ruta de Malahide a Portmarnocks.

 

Imprime y llévate esta sugerencia de viaje contigo

Explora más alrededor de Dublín

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar? Por favor introduce tu correo electrónico directamente del teclado, sin copiar/pegar.