Sugerencia de viaje: de Belfast a Connemara

Llena tu corazón con vistas mágicas, aventuras épicas y deliciosas historias gastronómicas en esta ruta de ocho días de Belfast a Connemara

En algún punto entre una vida demasiado ajetreada y una vida demasiado tranquila hay un destino perfecto que está muy cerca. Explora el bullicio de Belfast, camina sobre el agua en una emocionante ruta por acantilados y avista ballenas en su hábitat natural. Existen muchas formas de llenar tu corazón con Irlanda, pero puedes empezar por aquí...

De Belfast a Connemara

Explora nuestra sugerencia de viaje en el mapa
Ver mapa
Mapa

Día 1

Excelentes rutas gastronómicas, centros creativos y un patrimonio marítimo famoso por el legado del Titanic.

A driving
St George's Market

El verdadero sabor de Belfast

Prepárate para un día de turismo con el que se ha considerado como el mejor Ulster Fry en Irlanda del Norte. Sí, ese el que se sirve en George's of the Market en St George's Market. El mercado fue fundado en los albores del siglo XIX, y es un lugar animado con más de 150 comerciantes. Abierto de viernes a domingo, está repleto de sorpresas y a menudo vibra con la música en directo de bandas locales. ¿Quieres continuar con el tema comidista? Únete a la galardonada ruta gastronómica de Belfast, que empieza en las puertas del mercado. Según Gail Bell del Irish News fue “una mañana agradable, familiar y, en ocasiones, poco convencional, que finalizó en una mesa de Coppi, en el barrio de la catedral, para una degustación de todo tipo de productos, desde pato y marisco hasta pan y quesos acompañada con copas de Prosecco”.

B driving 6 minutos
Plaza de C. S. Lewis

Un capitel de esperanza

Reconocerás al instante la catedral de Belfast si alzas la mirada hacia las vertiginosas almenas de la catedral de Santa Ana. Atraviesa las puertas sagradas para descubrir bellas obras de arte antes de cruzar la calle hacia un espacio que rinde homenaje a los maestros de la literatura de la ciudad, Writer's Square. Aquí encontrarás citas de famosos escritores locales, como C. S. Lewis, Hanna Bell y John Hewitt, grabadas en placas de piedra bajo tus pies. Con un nombre bastante apropiado para una isla en la que suele llover bastante, no te pierdas el “callejón de los paraguas”, también conocido como Commercial Court (una pintoresca callejuela adoquinada que en su día fue el centro comercial de la ciudad). El Centro de Arte Metropolitano (MAC, por sus siglas en inglés) es un lugar de diversidad creativa, mientras que en Native, la cafetería en su interior, servirán una comida deliciosa a todo aquel que aún tenga apetito.

Si dispones de más tiempo

Si eres fan de Las crónicas de Narnia de C. S. Lewis, C. S. Lewis Square, con sus esculturas de bronce de los muy apreciados personajes de Narnia, despertarán tu imaginación.

C driving 7 minutos
Titanic Belfast

Simplemente impresionante

A continuación, se encuentra el Titanic Quarter, los muelles donde el barco de los sueños se imaginó, diseñó y construyó hace poco más de un siglo. En su centro se ubica  Titanic Belfast, un lugar de visita obligada, incluso para aquellos con solo un interés pasajero en el patrimonio marítimo de Belfast. Nombrada Principal atracción turística del mundo en los premios World Travel Awards, su reluciente exterior refleja la altura del Titanic y contiene nueve galerías interactivas que narran la historia del trasatlántico con detalles fascinantes. Ya fuera, da un paseo por la grada desde la que zarpó el Titanic, viaja al pasado en un recorrido a pie de descubrimiento del Titanic , contempla el SS Nomadic (el último buque que queda de White Star en el mundo) y, a continuación, sube a bordo de un segway para explorar más del fascinante Titanic Quarter. Esto es la historia en su expresión más fascinante.

Si dispones de más tiempo

Apúntate al The Wee Tram Tour por el Titanic Quarter y quizá te apetezca tomarte un cóctel en el Titanic Hotel Belfast, en su día la sede de los legendarios astilleros, Harland & Wolff.

D
Ox, Belfast

Relajarse con estilo

Con restaurantes de moda como Deanes Eipic y James Street South, junto con puestos de comida callejera más suculenta, Belfast es una aventura culinaria para los hambrientos. Oculto en el barrio de la catedral, The Muddlers Club en su día fue la ubicación de una sociedad secreta de 200 años de antigüedad y aún transmite esa sensación de que pasa desapercibido. En Stix & Stones te animan a cocinar tu propio filete sobre una piedra caliente en un entorno evocador, mientras que el Ox, con estrella Michelin, no solo es un lugar maravilloso para comer, sino que también incluye algo muy valioso para los fans de Juego de Tronos® (la serie de HBO se filma principalmente en Irlanda del Norte): tres espadas de acero valyrio se exhiben en Ox Cave, la vinoteca del restaurante. Lo único que tienes que hacer ahora es decidir adónde ir.

Si dispones de más tiempo

Construido en 1826, el Crown Liquor Saloon es probablemente el pub más bonito que verás nunca y uno de los últimos palacios victorianos de la ginebra en la isla. ¡Una copa antes de continuar tu viaje parece una idea bastante buena!

Día 2

Descubre castillos increíbles, paseos por los acantilados apasionantes y la destilería más antigua de Irlanda en la Ruta Costera de la Calzada.

E driving 21 minutos
Castillo de Carrickfergus

Rey del castillo

Sigue un tramo de belleza idílica en dirección al norte junto al Belfast Lough hasta el castillo de Carrickfergus y tómate tu tiempo para explorar el encantador pueblo de Carrickfergus. Deja que tu imaginación vuele en el Museo del Ferrocarril de Whitehead, donde puedes subir a una locomotora de vapor del siglo XIX, escuchar historias sobre contrabando de mantequilla y tirar de las palancas en la cabina de señales antes de disfrutar de marisco fresco y artesanía local en The Bank House Café.

F driving 18 minutos
Los Gobbins

Emociones tubulares en los Gobbins

Justo al norte de Whitehead, por la gloriosa Ruta Costera de la Calzada, están los Gobbins: un espectacular sendero que discurre por la costa del condado de Antrim. Atraviesa la entrada conocida como Wise’s Eye y adéntrate en un lugar mágico, rico en biodiversidad. Recorre un acuario natural de agua salada repleto de vida marina, explora una cueva de contrabandistas y cruza el puente tubular suspendido sobre el agitado mar, ¡se puede decir que es lo más parecido a caminar sobre el agua que probablemente hagas! A continuación, explora los nueve Glens de Antrim, cada uno con su propio carácter y comunidad o haz una parada para comer marisco en Upstairs At Joe’s, en el bonito pueblo de Cushendall. Y no te vayas sin hacer una visita a la pintoresca Cushendun, seguida de vistas aún más espectaculares entre Fair Head, la bahía de Murlough y Torr Head.

Ven en temporada de festivales

Escucharás algunos sonidos increíbles en el Atlantic Sessions a lo largo de la Ruta Costera de la Calzada (noviembre).

G
Old Bushmills Distillery

Brinda con una copa

Llega el turno del pueblo de Bushmills, y la destilería en activo más antigua de la isla de Irlanda. La Old Bushmills Distillery también es una de las pocas destilerías del mundo que destila, mezcla y embotella el whiskey bajo el mismo techo. Quizá puedas comer algo en The French Rooms, un encantador y pequeño bistró que también tiene conexiones históricas con los hugonotes franceses. Espera a la puesta de sol para contemplar las ruinas del castillo de Dunluce, del siglo XIV, al borde de un acantilado, antes de dirigirte a la ciudad amurallada de Derry. Un paseo al atardecer a lo largo de la parte superior de los bellos muros del siglo XVII ofrece magníficas vistas del trazado urbano renacentista y del río Foyle. Consejo práctico: en el interior de las murallas, no te pierdas las hojas de roble de bronce en las aceras, un recordatorio de los orígenes del nombre de la ciudad, que proviene de la palabra irlandesa Doire, que significa robledal.

Si dispones de más tiempo

Atraviesa a pie el magnífico Puente de la Paz para dar un capricho a tus papilas gustativas en la Walled City Brewery o prueba las distintivas cervezas locales elaboradas a mano de Northbound Brewery, en uno de los numerosos y agradables pubs de la ciudad.

Día 3

Tierras que encantaron a los buscadores de exteriores de Star Wars, recorridos en barco para avistar ballenas y una canción titulada Amazing Grace.

H driving 1 hora y 41 minutos
Luces del norte, Malin Head

En plena naturaleza

A poco más de una hora al norte de Derry~Londonderry se encuentra el extremo más alejado de la península de Inishowen, Malin Head. Indómito y escarpado en cualquier condición meteorológica, es tal su espectacular belleza, que se utilizó en el rodaje de  Star Wars: Los últimos Jedi. Sube a pie hasta Banba’s Crown y no te pierdas los tiburones peregrinos que salen a la superficie del océano. Estos son los momentos que harán que tu corazón cante de alegría. O bien haz un recorrido en barco para avistar ballenas desde el cercano muelle de Bunagee. Si tienes suerte, puede que veas ballenas minke, delfines, marsopas, tiburones peregrinos y peces luna.

Si dispones de más tiempo

Debido a la ausencia de contaminación lumínica, la península de Inishowen es el lugar perfecto para ver el fenómeno natural de las luces del norte. Disfruta de unas vistas espectaculares en el prehistórico fuerte de piedra conocido como Grianán de Aileach. Incluso Ptolomeo, el matemático de la antigua Grecia, mencionó esta increíble estructura en sus escritos.

I
Lough Swilly © Shutterstock

Un paisaje inspirador

Amazing Grace es algo más que una canción. Es un relato de salvación, donde un hombre despreciable desea expiar sus pecados del pasado. Aquí, en la ciudad del condado de Donegal de Buncrana, John Newton, el autor del famoso himno y del hombre despreciable que describe, es un nombre muy conocido. Newton fue un marinero malhablado y comerciante de esclavos que recurrió a Dios en busca de misericordia en 1748, cuando una tormenta frente a la costa de Donegal estuvo a punto de matarlo. Renunció a su participación en el comercio de esclavos y escribió el evocador Amazing Grace. Mientras admiras Lough Swilly, recuerda que estas fueron las aguas que calmaron su alma y le salvaron la vida...

Si dispones de más tiempo

Cena en The Lemon Tree, en Letterkenny, para disfrutar de la cocina irlandesa contemporánea con un toque francés. ¡O visita Nancy’s Barn, que ostenta el título de Mejor sopa de marisco del mundo de 2017, para degustar un plato de primera categoría!

Día 4

Un faro de luz para los marineros fatigados, un castillo con un pasado glamuroso y unos acantilados altísimos que te ofrecen vistas desde el borde del mundo.

J driving 1 hora y 56 minutos
Faro de Fanad

Un faro de luz

Este escarpado cabo es el hogar de focas grises, aves marinas y delfines... y también alberga el impresionante faro de Fanad. Este faro para los marineros se erigió en 1817 después de que la fragata, Saldanha, naufragara en las rocas. Sube los 76 escalones hasta lo alto de la torre para contemplar unas vistas preciosas, escucha relatos sobre naufragados y oro perdido en la visita al faro o pasa la noche en una de las casas de campo de los fareros.

K driving 51 minutos
Castillo de Glenveagh

Un castillo con el poder de las estrellas

Érase una vez un hombre oriundo de Laois llamado John George Adair que, tras hacer fortuna en el continente americano en el siglo XIX, decidió construir un castillo que resaltaría en el asombroso paisaje del Parque Nacional de Glenveagh. Su misión fue todo un éxito y la fortaleza del castillo de Glenveagh se eleva ahora en pleno centro de 16 000 hectáreas de belleza natural. Glenveagh atrajo a un sinfín de huéspedes glamurosos en su época, entre ellos, Marilyn Monroe, Charlie Chaplin y Greta Garbo. Recorre los terrenos y disfruta de un refrigerio en el Glenveagh Castle Tea Rooms and Restaurant, que ofrece cocina casera en su máximo esplendor. O visita Leo 's Tavern, famosa por ser la residencia familiar de los cantantes Enya y Moya Brennan, y el grupo Clannad.

Si dispones de más tiempo

¡Navega hasta la isla de Tory, de habla irlandesa, (fundada por San Columba en el siglo VI) y disfruta de la historia de Balor, el del ojo diabólico! A continuación, de vuelta en tierra firme, podrías visitar el pueblo tradicional de Glencolmcille. ¡Es como viajar al pasado!

L
Acantilados de Slieve League

Acantilados y aves marinas volando en círculos

Es normal que pienses que te encuentras en el borde del mundo cuando llegues a los miradores de los maravillosos acantilados de Slieve League, entre los acantilados más altos de Europa a 601 m. Aparca el coche y admira las espectaculares vistas de la bahía de Donegal y las montañas de Sligo. Presta atención a las piedras blancas que componen la palabra “Éire”. Esta herramienta para la navegación era una señal destinada a los aviones durante la Segunda Guerra Mundial para hacerles saber dónde estaban. En el cercano puerto de Teelin, se erige una estatua de una figura con una capucha marrón junto a un barco en memoria de los monjes del siglo V que zarparon de estas costas para predicar la religión cristiana en Islandia.

Si dispones de más tiempo

En Finn Lough, en el condado de Fermanagh, las burbujas de cristal son mucho más que una cama fuera de lo común para pasar la noche. Unas paredes transparentes te separan del bosque y el cielo lleno de estrellas, así que puedes arroparte en una cama con dosel y simplemente dejar que el sueño te venza.

Día 5

Bellezas monásticas, lagos que te calman con su serenidad y paisajes esculpidos por la fuerza del océano Atlántico.

M driving 1 hora y 54 minutos
Isla de Devenish

Visita varias islas en el río Erne

Con nada menos que 154 islas en el río Erne, incluyendo las de White, Belle Isle y Boa, puedes disfrutar de grandes aventuras isleñas, como explorar antiguas tallas en piedra, fincas majestuosas y esculturas isleñas misteriosas. ¡Incluso existe una isla habitada exclusivamente por cerdos, propiedad del carnicero Pat O'Doherty, conocido como el rey del beicon de Inishcorkish! Destaca también la isla de Devenish, originalmente sede de un monasterio del siglo VI, que más tarde fue saqueado e incendiado por los vikingos. Por suerte, el oratorio de San Molaise y la torre circular del siglo XII sobrevivieron, y un breve viaje en ferry desde Trory Jetty en tierra firme (de mayo a septiembre) te lleva hasta esta tranquila isla con vistas a las sedosas aguas del Erne.

Si dispones de más tiempo

Relájate en Enniskillen, un animado pueblo insular, con una cerveza artesana en un fabuloso gastropub llamado The Tap House. O quizá prefieras practicar el golf en el cercano Lough Erne Golf Resort de cinco estrellas.

N driving 42 minutos
Belleek Pottery

Elaboración artesanal de una parte de la historia en Belleek

El fundador de Belleek Pottery, una de las alfarerías en funcionamiento más antiguas del mundo, John Caldwell Bloomfield, declaró que cualquier pieza incluso con el defecto más diminuto debe ser destruida. Este principio se ha seguido desde 1857 con la bella porcelana Parian de Belleek, famosa en todo el mundo por su elaboración artesanal. La visita repasa su colorida historia y muestra cómo se crea cada pieza de porcelana utilizando métodos tradicionales transmitidos de generación en generación. Si entras en el Tea Room en Belleek, te servirán la comida en su delicada vajilla, por supuesto.

O driving 27 minutos
Bundoran

Capital del surf de Irlanda (y mucho más)

Con los regulares embates del Atlántico a lo largo de la costa, este tramo de la Ruta Costera del Atlántico está repleto de lugares magníficos para practicar el surf , que culminan en un lugar votado por National Geographic como uno de los 20 mejores pueblos del mundo para practicar el surf, la población costera de Bundoran. La “capital del surf de Irlanda” cuenta con muchas escuelas de surf donde puedes aprender a enfrentarte a las maravillosas olas que golpean la costa. Quienes prefieran quedarse en tierra firme deben echar un vistazo a los Fairy Bridges (puentes de las hadas), antiguos islotes que en su día se creía habitados por estos seres traviesos del folclore irlandés. Sin embargo, los surfistas a los que les gusta coger grandes olas visitan Mullaghmore Head. Si no te apetece unirte a ellos, observa impresionado desde las playas. Un poco más apartado del océano, puedes alquilar una bicicleta o practicar el golf en Bundoran Golf Club, uno de los campos de golf tipo links más antiguos de la isla (fundado en 1894). Ambas opciones te permiten disfrutar de la fresca brisa marina y un tipo de descarga de adrenalina más relajada.

Ven en temporada de festivales

El Sea Sessions Music Festival (junio) en Bundoran ilumina la playa con las alegres luces de la feria y melodías llenas de ritmo. O bien descubre magia musical, genialidad cómica y paisajes impresionantes en Sligo Live (octubre).

P
Ben Bulben

La tradición rural y la creatividad del “país de Yeats”

A los pies de la formación rocosa de Sligo, Ben Bulben, hay una granja dirigida por la familia Feeney, en Streedagh. Los Feeney compraron su primer cachorro de perro pastor en 1977, y en Atlantic Sheepdogs los visitantes ahora pueden ver a los collies haciendo lo que su raza ha hecho durante siglos: guiar a las ovejas.

Para Yeats, Sligo era “la tierra de los deseos del corazón”, el lugar que inspiró su poesía más bella, reflejando la sensación de paz y serenidad que le embargaba cuando se encontraba aquí. El propioYeats está enterrado en el cementerio de Drumcliffe, y en Broc House puedes cenar y disfrutar de algunos de los mejores productos orgánicos locales, elaborados con cariño por los propietarios, antes de pasar una noche junto a la chimenea mientras te obsequian con algunos de los poemas más apreciados del ganador del premio Nobel.

Si dispones de más tiempo

Cuida tu cuerpo y tu alma en Voya Seaweed Baths, en Strandhill. O si te encanta la humilde patata, pásate por  Lissadell House, donde encontrarás una asombrosa variedad de 180 tipos de patatas cuidadas con cariño en el huerto victoriano.

Día 6

Ahora todo gira en torno al océano: comida, búsqueda de comida y sentir la espuma marina en el rostro mientras paseas en kayak bajo altísimos acantilados.

Q driving 1 hora y 8 minutos
Bahía de Killala

Sal a buscar tu propio festín

¡Es hora de trabajar en tu propia cena! Denis Quinn de Wild Atlantic Tours es el guía profesional que te ayudará a buscar tu comida a lo largo de la bahía de Killala, en el Condado de Mayo. Un auténtico amante de los grandes espacios al aire libre, nada le apasiona más que compartir sus expertos conocimientos. Te guiará hacia sabrosos manjares salvajes y te desvelará sus recetas, todo ello con la escarpada belleza de la costa de Mayo como telón de fondo. El recorrido termina con un festín de marisco al aire libre, ¡por lo que es bueno para la mente y el cuerpo!

Haz una parada en Downpatrick Head, que se eleva cerca de 40 metros por encima del mar. En su día conectado al islote de Dún Briste (fuerte roto) por un arco de rocas, también es el lugar donde San Patricio decidió construir una iglesia.

R driving 1 hora y 28 minutos
Isla de Achill

Belleza extraordinaria en la isla más grande de Irlanda

Si paseas por alguna de las cinco largas y arenosas playas de Achill, puede que pronto el resto del mundo se convierta en un vago recuerdo. En la playa de Keem, ten cuidado con el viento, ponte el traje de neopreno que Achill Surf Adventure te proporciona y disfruta de un recorrido guiado por el Blueway, una red de rutas acuáticas que se interconectan bajo los imponentes acantilados de Achill. Después, entra en calor con un pastel y un café en el adorable Beehive Café.

Si dispones de más tiempo

No te pierdas un lugar que desapareció durante décadas... ¡Un fenómeno contemplado por última vez en 1984! La playa de Dooagh volvió a surgir de su sopor acuoso en abril de 2017 después de que un turbulento océano obsequiara a la bahía con arenas doradas.

S
Great Western Greenway

Recorre la Great Western Greenway

Adéntrate en lo que se conoce como la Great Western Greenway. En la ruta a pie y en bicicleta fuera de la carretera más larga de Irlanda te encontrarás con pueblos históricos, aventuras isleñas, paraísos naturales y bahías impresionantes entre Westport y la isla de Achill, así que puedes seguirla desde cualquier lugar que desees. En pocas palabras, esta vía libre de tráfico está repleta de algunos de los mejores paisajes de Irlanda y sigue la ruta del famoso tren de Westport a Achill, que dejó de circular en 1937. ¡Alquila una bicicleta en Achill, Mulranny, Newport o Westport y ponte en marcha con la rapidez o la calma que quieras!

Si dispones de más tiempo

Explora Westport por la noche, con sus calles arboladas, su elegante arquitectura georgiana y sus animados pubs tradicionales, llenos de calidez e ingenio. Y cena una langosta de la bahía de Clew en el restaurante An Port Mór en la ciudad.

Día 7

Según comenta el escritor Pól O'Conghaile, “Westport funciona, es un éxito, conecta. Una gran parte se debe a las personas y otra al paisaje de la bahía de Clew”.

T driving 1 hora y 2 minutos
Westport House

Una casa solariega con un pasado pirata

Westport House parece la casa de una gran dama, pero no dejes que te engañe: los dueños de la propiedad son descendientes de la temible reina pirata Grace O'Malley. Audaz, firme y una mujer adelantada a su tiempo, en Westport House se rinde homenaje a la vida y el legado de Grace con una alta estatua de bronce suya en los terrenos. Conocida como la “auténtica mujer salvaje del Atlántico”, según cuenta la leyenda, se cortó el pelo y fingió ser un niño para colarse en el barco de su padre cuando zarpaba. Cuando se enfrentó a un enemigo, se limitó a desenvainar una espada y matarlo. Así inició su infame carrera como pirata. Durante el recorrido por la casa, no olvides visitar los calabozos, que datan de la época de Grace.

Si dispones de más tiempo

Disfruta de un paseo con halcones por los senderos forestales de Westport House mientras un halcón se posa cada cierto tiempo sobre tu mano enguantada.

U
Pub Matt Molloy's

Despierta tu apetito en Westport

Esta elegante ciudad fue diseñada por el arquitecto georgiano James Wyatt y todavía hoy conserva su elegancia. Asegúrate de explorar The Mall y las maravillosas calles que salen del Octagon. El río Carrowbeg, por su parte, ofrece el telón de fondo perfecto para dar un paseo antes de iniciar la velada. Westport ofrece un sinfín de opciones: el McGing's es uno de los pubs más antiguos de la ciudad, mientras que Matt Molloy’s (sí, es el Matt de la famosa banda tradicional irlandesa, The Chieftains) está repleto de encanto local. Si tienes suerte, puede que incluso escuches una melodía improvisada del famoso artista. Y no te vayas sin probar la cerveza artesana de The Mescan Brewery, elaborada cerca de las laderas de Croagh Patrick y a tu disposición en la mayoría de los pubs de la ciudad.

Ven en temporada de festivales

Con paisajes como este y el Atlántico muy cerca, Westport es la ubicación ideal para un apetitoso festival que rinde homenaje a todo lo relacionado con los alimentos. El festival gastronómico de Westport hace brillar los mejores y más extraordinarios sabores del condado de Mayo cada mes de junio.

Día 8

Con sus paisajes salvajes y vistas espectaculares, Oscar Wilde no se equivocó cuando apodó Connemara como “una belleza salvaje”.

V driving 11 minutos
Croagh Patrick

La montaña sagrada

A las afueras de Westport se encuentra uno de los lugares más reverenciados de San Patricio: la montaña sagrada de Croagh Patrick , donde el santo decidió completar su peregrinaje cuaresmal de 40 días con sus noches. Cada año, miles de peregrinos invaden las laderas cubiertas de pedregales, a veces descalzos, para demostrar su devoción. Para otros, la escalada de dos horas ofrece recompensas diferentes: “La experiencia está conformada por la gente que te encuentras en el camino. Cuando emprendí el camino, solo pensaba en el esfuerzo que tenía por delante”, explica la escritora de viajes Vanessa Harriss. Otras recompensas son las vistas impresionantes de la bahía de Clew y las colinas cubiertas de brezo que desaparecen en la distancia. Si una escalada no está entre tus planes, visita el centro de visitantes de Croagh Patrick, el cercano monumento en recuerdo a la Gran Hambruna o simplemente descansa un poco en The Tavern, en Murrisk, y entra en calor con una comida suculenta.

Si dispones de más tiempo

Si has subido a la cima de la montaña sagrada, o simplemente la has admirado desde el suelo, Campbell's Pub, en su base, es donde muchos peregrinos dan un pequeño descanso a sus pies.

W driving 42 minutos
Puerto de Killary

Desde las montañas hasta el mar

Haz un crucero por el puerto de Killary, un fiordo glacial que forma una frontera natural entre los condados de Mayo y Galway. ¡Quizá avistes delfines nadando en las oscuras aguas! Rodeado de montañas que cambian de color en función de las condiciones meteorológicas, las vistas tienen el don de calmar el cuerpo y el alma. En la boca del puerto se encuentra el pueblo de Leenane, que se hizo famoso en 1989 por su aparición en la adaptación cinematográfica de la obra de teatro de John B. Keane, El prado. El Gaynor’s Pub fue el lugar donde se desarrolló gran parte de la acción. En la vida real, el personal sirve magníficas pintas y sabrosos sándwiches tostados. Dejando atrás el fiordo, disfruta de la experiencia en la granja completa en Glen Keen Farm, en el condado de Mayo.

Ven en temporada de festivales

Killary es conocida por producir unos de los mejillones más deliciosos de Irlanda. Prueba los célebres moluscos en el Festival del mejillón de Connemara, en Tullycross, a principios de mayo.

X driving 37 minutos
Abadía de Kylemore

Un romántico castillo en Connemara

Año 1852, Mitchell Henry, un próspero hombre de negocios, y su nueva esposa, Margaret Vaughan, están pasando su luna de miel en Kylemore, en Connemara. Margaret se enamora de la belleza de la zona, y sueñan con vivir allí. Trece años después, se erigía un castillo sobre este lago de Connemara, pero lamentablemente, su deseo de compartir sus vidas aquí con su creciente familia no se cumplió. La pobre Margaret murió de unas fiebres pocos años después. Mitchell, desolado, construyó un homenaje más a su adorada esposa, la iglesia neogótica que se encuentra en los jardines de la abadía de Kylemore.

Si dispones de más tiempo

Nada reconforta más que un cuenco de sopa de marisco con sabrosos mejillones. Disfrútalo en los pubs y restaurantes locales o prueba algunos de los deliciosos platos de cangrejo locales, la mayor parte por cortesía del maravilloso personal en el ahumadero de Connemara.

Y
Connemara

Un diamante en medio de “una belleza salvaje”

Descrita como “una belleza salvaje” por el maestro de la literatura Oscar Wilde, Connemara puede hacer que tu corazón cante de alegría y el resto del mundo se desvanezca. Se trata de la Irlanda rural en su expresión más espectacular, así que disfrútala al máximo con un paseo por la naturaleza. El Parque Nacional de Connemara resume todo lo que hace que esta región sea tan especial, y el circuito de Diamond Hill es un excelente punto de partida para la exploración. Con el Atlántico a un lado y las famosas cumbres de las montañas Twelve Ben al otro, prepárate para asombrarte. Pero de eso trata Connemara, e Irlanda: dejar atrás la rutina y llenar tu corazón con algo realmente especial.

Si dispones de más tiempo

Conduce hasta las calles de la capital de Connemara, Clifden, preferiblemente por la Sky Road, donde los azules, los verdes y a menudo un arcoíris de colores se extienden ante ti.

Imprime y llévate esta sugerencia de viaje contigo

Sigue a tu corazón

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?