Ciudad de Derry-Londonderry

Derry-Londonderry’s walls
Derry-Londonderry’s walls

Mezclar un sentido de la historia con estar en la onda nunca ha sido sencillo para una ciudad. Cafés marchosos y buenas tiendas no siempre quedan bien junto a torres en ruinas y catedrales barrocas. Pero algunas ciudades lo logran admirablemente bien. Entra en escena Derry-Londonderry.

Es una metrópoli moderna, pero Derry-Londonderry también es uno de los mejores ejemplos de murallas intactas rodeando completamente una ciudad en toda Europa. Cañones como el poderoso Roaring Meg contemplan el paisaje urbano y se aseguran de que la ciudad no pierda nunca de vista su historia.

Las increíbles murallas han vivido asedios, hambrunas y violencia a lo largo de sus 400 años de historia. Pero hoy en día, subirse a ellas y contemplar las vistas sobre el río Foyle es la misma definición de serenidad.

A Derry-Londonderry le gusta la variedad. Bajando desde el grueso de las históricas murallas se encuentra el reluciente Peace Bridge. Emparejado con la escultura pacífica Hands Across the Divide en el Bogside, juntas revelan una ciudad que mira hacia el futuro.

Transformación urbana

Hay espacios urbanos que se están transformando, como el antiguo patio de armas del cuartel de Ebrington, que ha sido reformado como sala de conciertos. Además, su condición de Ciudad de la Cultura 2013 en el Reino Unido señala un esplendoroso futuro para la segunda ciudad más grande de Irlanda del Norte.

Arte al aire libre

Al igual que en Belfast, la escena artística de Derry-Londonderry al aire libre está floreciendo. En las paredes de los edificios, los murales que representan imágenes de paz, triunfalismo y discordia son coloridas claves que ayudan a entender la personalidad de la ciudad. Los artistas del Bogside son los creadores de estos murales. Sus tours son audaces presentaciones del pasado y presente de la ciudad.

Hoy en día, es más fácil encontrar a artistas locales tomando café que pintando sobre las paredes de alguna casa. La cultura de cafés prospera entre la elegancia de Sandinos, Cafe Del Mondo y Fiorentini's. Lugares que estaría orgullosa de albergar cualquier ciudad digna de un buen cappuccino.

Fiebre de festivales embrujados

Calles adoquinadas, murallas de 400 años y un sólido sentido de comunidad hacen de Derry-Londonderry un lugar perfecto para festivales. Halloween tiene su origen en la isla de Irlanda y los fuegos artificiales, disfraces y una inyección de miedo traen la fiesta de vuelta a su espeluznante punto de origen.

Menos aterradores son los festivales de música de la ciudad: el festival anual de jazz y big band, el festival Foyle Folk y el Walled City Music Festival. En 2013, cuando Derry-Londonderry se vista de Ciudad de la Cultura en el Reino Unido, la ciudad acogerá dos novedades: el Fleadh Ceoil, el festival de música tradicional más prestigioso de Irlanda, se celebrará por primera vez en su historia fuera de la República de Irlanda, mientras que el prestigioso certamen de arte contemporáneo, el Turner Prize, se celebrará también por primera vez en su historia fuera de Inglaterra. ¿Su destino? El cuartel de Ebrington.

Lo antiguo se mezcla con lo moderno en Derry-Londonderry. Y no será la primera vez.