Antrim

Puede que Belfast sea su corazón, pero el Condado de Antrim no se detiene en los límites de la ciudad. Se extiende desde los mitológicos nueve glens hasta la Calzada del Gigante

Harland and Wolff shipyards, Belfast
Harland and Wolff shipyards, Belfast

El plato fuerte de Antrim es, sin duda, Belfast, la capital de Irlanda del Norte. El RMS Titanic fue construido en esta ciudad portuaria: "estaba perfecto cuando salió de aquí", suelen bromear los lugareños. Un siglo después, el icónico y flamante centro de visitantes Titanic Belfast es la pieza central de un barrio rejuvenecido que lleva el nombre del desgraciado transatlántico.

Giant's Causeway
Giant's Causeway

Si a la Belfast del siglo XX le sofocaban los conflictos políticos, hoy en día está llena de energía y mira hacia fuera. Belfast ha acogido a Lady Gaga y los MTV Europe Music Awards. Es el hogar del flamante centro de arte Metropolitan Arts Centre (MAC) y de hoteles relucientes y centros comerciales.

La diferencia se ve claramente en que zonas que antes estaban prohibidas, como the Falls y Shankill Road, son ahora el epicentro de unos fantásticos tours en los auténticos taxis negros de Black Taxi Tours. Ponte cómodo, relájate y deja que los taxistas sean los que hablen. Como sabes, tienen mucho que contar.

Más allá de Belfast

Más allá de Belfast Más allá de Belfast, en Antrim encontrarás el lago más grande de Irlanda y de toda Gran Bretaña (Lough Neagh), el lugar de nacimiento del galán de Hollywood Liam Neeson (Ballymena) y uno de los sitios de patrimonio mundial de la Unesco más reconocido de toda Europa occidental (La Calzada del Gigante). 

Si hacemos caso de la descripción que hace el Lonely Planet de la costa septentrional de Irlanda del Norte, a la que llama "una gigantesca clase de geología", entonces la Calzada del Gigante es la primera lección.

Tomando la forma de 40.000 columnas de basalto que hacen una cascada hasta el Mar de Irlanda, la Calzada ha sido creada tras millones de años de actividad volcánica y geológica. O si prefieres, por un gigante mitológico llamado Fionn mac Cumhaill que la construyó como parte de una serie de pasos que le llevaran hasta Escocia.

Un nuevo centro de interpretación te contará todo lo que quieras saber sobre cualquiera de las dos versiones.

Por el puente

Si visitas la Calzada, no te pierdas el Carrick-a-Rede, un puente de cuerda que hay cerca. Inicialmente, fue construido por pescadores para comprobar las redes de pesca del salmón. Hoy en día, la estructura te ofrece un precario camino para cruzar el precipicio de 20 m. de ancho (y 23 m. de alto) hasta la isla de Carrick.

¡Pero intenta no mirar hacia abajo! Si se te escapa una mirada, no te preocupes. De nuevo en tierra firme, te espera un tónico en Old Bushmills, la destilería de whisky.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

De glen en glen

Entre la ciudad y la costa, Antrim también te ofrece una magnífica excursión en coche vagando entre los glens de Antrim. Los nueve glens, o valles, forman profundos surcos a lo largo de 52 km. cuadrados en las inmediaciones de la carretera de la costa de Antrim. Tendrás la posibilidad de ver no solo valles glaciares, sino playas de arena, acantilados verticales y cataratas que se intercalan con sitios culturales de la antigüedad.

¿Empiezas a saborear un poco la naturaleza de Irlanda? Pero no te quedes ahí. Las grandes olas del Atlántico hacen que el surf sea excelente frente a la costa de Antrim, puedes hacer submarinismo desde la isla de Rathlin, y hay un campo de golf de tipo links famoso en el mundo entero, en el Royal Portrush Golf Club, sede del Irish Open de 2012. ¡Fore!

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry