Meath

Desde sitios patrimoniales de clase mundial hasta carreras de caballos sobre la playa y la celebración de Halloween original... sólo podía ser Meath

¿Quieres patrimonio? Meath tiene patrimonio. El Condado Real, como se le conoce, fue la sede de los Grandes reyes de Irlanda, su castillo de Trim (del siglo XII) fue una de las localizaciones más importantes en la película épica de Mel Gibson, Braveheart, y alberga un sito de patrimonio mundial de la Unesco (uno de los dos únicos que hay en Irlanda) en Brú na Bóinne.

Brú na Bóinne es donde encontrarás las tumbas neolíticas de pasadizo de Knowth, Dowth y Newgrange, junto con un centro de interpretación de la zona. Newgrange es la más famosa de las tres, célebre por el espectacular hueco de luz que atraviesa su techo en bóveda escalonada cada año en el solsticio de invierno.

Increíblemente, este alineamiento que deja entrar la luz solar hasta 19 metros hacia el centro de la cámara, fue ideado hace unos 5.000 años. ¿Cómo puedes ver el alineamiento? Te tiene que sonreír la diosa Fortuna. Un sistema de sorteo ofrece a gente corriente la posibilidad de estar presente entre los arcos en corbela de la cámara alrededor del 21 de diciembre.

Pero no te preocupes, a todos los visitantes se les obsequia con una simulación.

Caballo ganador

Será por el prestigio que le da su patrimonio, pero el caso es que a Meath se le da especialmente bien el papel de "clásico de la vieja escuela". Ríos como el Boyne, Blackwater y Deel, además del Royal Canal, son paraísos para la pesca deportiva, mientras que sus pasturas llanas y ricas son el pienso perfecto para los caballos que aquí se crían y corren con tanto éxito.

Una vez al año, esta tradición hípica llega hasta los extensos arenales de Laytown Strand, donde se celebra una espectacular carrera de caballos. La única carrera aprobada oficialmente sobre una playa en Europa lleva atrayendo multitudes desde su primera edición en 1868.

Su peculiar atmósfera embriagadora la convierte en imán tanto para amantes de los caballos como para curiosos.

Subiendo aquellas colinas

La historia de Meath está repleta de sorpresas ocultas...y muchas colinas.

Por ejemplo, puede que sepas que monstruos del Rock como U2, REM, Bruce Springsteen y Queen han tocado en el castillo de Slane, ¿pero sabías que el gran liberador de Irlanda, Daniel O'Connell, habló frente a una manifestación de un millón de personas en la Colina de Tara?

¿O sabías que otra colina histórica, la Colina de Ward, fue donde el festival céltico de Halloween (Samhain) se celebró por primera vez?

En la vecina Loughcrew Cairns (montículo de piedras), el folclore local ha dado a las colinas el apodo de Montaña de la Hechicera, por una bruja que creía que se convertiría en la dueña de toda Irlanda si conseguía saltar de colina en colina mientras aguantaba un delantal lleno de piedras.

La leyenda cuenta que fracasó en su intento, igual que los antiguos adoradores del sol que usaron estas piedras para sus rituales...

Esto es Irlanda, al fin y al cabo: incluso siglos de oraciones no pueden garantizar el sol.