Longford

Have a ball zorbing, at Ballymahon
Have a ball zorbing, at Ballymahon

No te dejes engañar por el pacífico paisaje de Longford. Detrás del paisaje intacto yace un pasado de rebelión, y un presente muy animado

La veta rebelde de Longford se remonta bastante. Algunos de los enfrentamientos más violentos durante la rebelión irlandesa de 1798 tuvieron lugar en la Batalla de Ballinamuck. Luego, más de un siglo más tarde, Seán Mac Eoin, un soldado y político conocido como el Herrero de Ballinalee, dirigió la columna ligera del norte de Longford durante la Guerra de independencia irlandesa.

También se puede seguir contemplando gran parte de la historia temprana de Longford. El condado cuenta con gran cantidad de monasterios (incluidos Abbeylara, Ardagh, Abbeyshrule y la isla de los santos) y con el centro de interpretación de Corlea Trackway en Kenagh, donde se conservan los restos de una calzada de madera de la Edad de Hierro (la más grande de Europa, nada menos). Su construcción se remonta a 148 a. de C.

Agua, agua por todas partes

Pero volvamos al presente. Desde las turberas altas con las que limita al sur hasta el cinturón de drumlins al norte, son los lagos y vías fluviales de Longford los que dan forma y expresión a su delicado paisaje y sirven de válvula de escape para quien le guste la naturaleza y el aire libre.

Gran parte de la frontera occidental del condado lo cubre Lough Ree, uno de los principales lagos del río Shannon y popular destino para la pesca y la navegación (ocasionalmente se rumorea que es también el hogar de un monstruo).

El Royal Canal también serpentea hacia el Shannon desde Dublín, revitalizado ahora como un frondoso canal de moda para caminantes, ciclistas y navegantes que buscan escaparse de las aglomeraciones.

Pero si necesitas más para que se te acelere el pulso, los amantes del piragüismo pueden tirarse río abajo por los emocionantes rápidos de aguas blancas del Inny en Ballymahon.

Temporada de festivales

El pasado y el presente de Longford se dan verdaderamente la mano en sus festivales. El condado no sólo acoge el Festival de harpa tradicional de Granard, de 200 años de antigüedad (que se celebra durante el fin de semana después de la semana santa), sino también dos eventos literarios que rinden homenaje a la obra de los autores de Longford Oliver Goldsmith (se celebra en Ballymahon, a principios de junio) y Maria Edgeworth (en Edgeworthstown en marzo).

Para una perspectiva totalmente diferente de la cultura irlandesa, dirígete al Festival Sean Óg de baile set (baile irlandés tradicional) que se celebra en noviembre en la ciudad de Longford. El baile set es un tipo de danza de corte, bailado entre cuatro parejas que se mueven en conjunto. Por la descripción podría parecer muy ordenado, pero el atletismo y la pasión del espectáculo exigen que se aprecie en primera persona.

Los entendidos vienen de todas partes para admirarlo con asombro. ¿Te atreves, junto a tus amigos, a tomar posiciones (y riesgos) en un "set"? La competencia es feroz. Pero la diversión también lo es.