Las carreras de Galway

Galway Races
Galway Races

Se han descrito como el "Mardi Gras de Irlanda" y son el evento más importante del calendario ecuestre irlandés. ¿Pero qué son realmente las carreras de Galway?

Enormes sombreros, vestidos con pliegues y diabluras ecuestres tan emocionantes como las que puedas ver en Royal Ascot, Kentucky Derby, Grosser Preis von Baden, la Copa del Mundo de Dubai, Prix de L'Arc de Triomphe y el Melbourne Cup Carnival...

Las carreras de Galway no son simplemente un evento: son una institución, una celebración anual de una semana entera que empieza el último lunes de julio y trae consigo un verdadero ambiente de carnaval en la ciudad bohemia de Galway.

Emoción a raudales en Ballybrit

Fundadas en 1869 justo a las afueras de la ciudad de Galway, en Ballybrit, las carreras consiguen atraer hoy en día a más de 150.000 espectadores. A lo largo de la semana, se pueden ver tanto carreras de obstáculos como carreras en llano, pero lo que realmente no se quiere perder nadie son los obstáculos.

¿Porqué? La pista de Ballybrit está construida de forma que los espectadores están especialmente cerca de los caballos en el momento de saltar.

Niall Bleahen, que lleva los últimos 41 años yendo a las carreras, sigue sintiendo cómo se le corta la respiración cuando se encuentra tan cerca de la acción: "Puedes ver en los ojos del caballo si va a saltar o se va a quedar."

Momentos y sombreros culminantes

Cuesta elegir un momento culminante de toda la semana, pero la carrera de obstáculos Guinness Galway Hurdle destaca con su carrera handicap de Grado 1 que recorre 3,2 kilómetros y tiene un premio de 260.000 euros.

Al picador que haya obtenido la mayor cantidad de puntos al final de la semana también se le otorga un premio, aunque no es demasiado difícil predecir el ganador: Dermot Weld, picador de prestigio internacional, ha ganado el premio a mejor picador en las carreras de Galway en más de 25 ocasiones.

Incluso hubo una campaña para cambiar el nombre de las carreras de Galway a las carreras para el "Fondo de Pensión de Dermot Weld". El hombre sabio es el que apuesta por los caballos de Weld.

Pero dejando a un lado las apuestas, hay mucho que disfrutar durante la semana de carreras más famosa de la isla. Te dejamos unos consejos para que vayas presumiendo de estilo...

Para las damas

El jueves es el Día de las Damas y la chica mejor vestida recibe un premio nada desdeñable: en 2012, la Dama Mejor Vestida se llevó a casa un diamante de un quilate.

Para toda la familia

El domingo es el Día del Sombrerero Loco en las carreras, cuando la diversión crece a la par que la locura de los sombreros. Que no te sorprenda ver ramas, flores, globos, pasteles gigantes... hemos visto hasta sándwiches y zapatos en las cabezas de la gente.

Por el craic (diversión)

Después de la carrera, todo el mundo inunda el centro de la ciudad. El Róisín Dubh y el Crane Bar son sitios fantásticos para escuchar buena música en vivo. Tigh Neachtain también es un imán para todo el que quiera disfrutar de una buena pinta, al igual que The Quays Bar.

Dulces sueños

The G Hotel es un eterno favorito de picadores y jockeys, con sus cinco estrellas e interiores y restaurante diseñados por Philip Treacy. Para los que lleven un presupuesto más ajustado, el Kinlay Hostel en Eyre Square tiene muy buena relación calidad-precio y está a tan solo 30 segundos a pie de los autobuses que hacen el viaje de ida y vuelta desde las carreras.

Ahora sólo te queda elegir al ganador...