Fermanagh

Canoeing in County Fermanagh
Canoeing in County Fermanagh

El condado de los lagos en Irlanda del Norte es un paraíso para los deportes acuáticos. Pero aquí también encontrarás mansiones, ídolos paganos y los antepasados de Bill Clinton

"Como te dirán los lugareños, los lagos están en Fermanagh durante seis meses del año", bromea la guía Lonely Planet. "Durante los otros seis, es Fermanagh el que está en los lagos."

Así que, aunque Fermanagh no tenga costa, desde luego sí que tiene mucha agua. Desde visitas en barco en las cuevas de Marble Arch hasta cruceros que exploran la red de 800 km. de ríos, canales y lagos que conforman la vía navegable Shannon-Erne, el condado presume de poder ofrecer prácticamente cualquier actividad que puedas imaginar en aguas continentales. E incluso alguna más.

Si eres pescador, navegante o amante de los deportes acuáticos, Fermanagh es tu utopia. Imagínate haciendo piragüismo o esquí acuático en remotos lagos de recreo. Imagínate pescando lucios y más especímenes de agua dulce en Lough Erne superior e inferior. Imagínate que cambias el coche por un bus fluvial y navegas de isla en isla por el Erne. Los recuerdos de tu trabajo en la oficina se tornan cada vez más lejanos...

Viaje a un mundo subterráneo

Un viaje a un mundo subterráneo Adéntrate en las entrañas de Fermanagh. Un descenso al parque geológico de las cuevas de Marble Arch empieza con un paseo subterráneo en barco que termina 650 millones de años atrás en el tiempo. Este inframundo de cámaras y pasadizos atraviesa Fermanagh y Cavan, y al visitarlo descubrirás una extraña y maravillosa formación formación tras otra, incluyendo el Porridge Pot, Martel's Stalactite y Crystal Palace.

¿Qué es un parque geológico? En pocas palabras, una zona reconocida por la Unesco como de excepcional patrimonio geológico. Pero claro, para encontrarte con patrimonio geológico excepcional en Fermanagh no hace falta que viajes bajo tierra. Sube a la cima de los acantilados de Magho, una escarpadura caliza de casi 10 km. que mira sobre Lough Erne...y verás lo que queremos decir.

¡Sal a ver mundo!

Dotado de grandes tesoros naturales, Fermanagh ofrecen a ciclistas y senderistas gran variedad de opciones. Si quieres caminar, plantéate explorar los senderos de Crom Estate, donde encontrarás ciervos salvajes y ocho especies autóctonas de murciélago en una de las zonas naturales de conservación más importantes de Irlanda. Si vas sobre dos ruedas, prueba con una sección de la ruta fronteriza de 370 km., la Kingfisher Trail.

Mientras tanto, una clase de historia. Como te diría Bill Clinton, ex presidente de EEUU (parte de su familia procede de Roslea), hay relatos fascinantes en la historia de Fermanagh. No te pierdas los misteriosos ídolos paganos en la isla de Boa en Lough Erne, la torre irlandesa en la isla de Devenish o las mansiones del castillo de Coole y la mansión y finca de Florence Court. 

Después, puedes volver volando al siglo XXI y a la bulliciosa capital del condado, Enniskillen (a propósito, aquí fueron a la escuela Oscar Wilde y Samuel Beckett), o escoger un souvenir de porcelana en Belleek, el centro alfarero de Fermanagh, famoso en el mundo entero.