Armagh: cinco cosas que hacer

Desde pinturas enigmáticas hasta noches estivales llenas de festivales, los tesoros de la ciudad de Armagh saltan a la vista.

Armagh Planetarium
Armagh Planetarium

1. Toca el meteorito más grande de Irlanda

Expuesto en todo su esplendor de níquel y hierro en el Planetario de Armagh está el meteorito más grande de Irlanda, de unos asombrosos 4.500 millones de años de antigüedad y con un peso de unos 152 kilos. El administrador Neil Cullen dice que a los visitantes les encanta sentir su textura: "Es suave, metálico y muy frío, y no cabe duda de que será la cosa más vieja que toquen en sus vidas".

Las salas de exposición muestran modelos de una nave espacial y un satélite, mientras que las actividades infantiles incluyen la construcción y el lanzamiento de cohetes, un vuelo por el cosmos o un taller de magnetismo.

Armagh pipers
Armagh pipers

2. Sube la colina tras los pasos de San Patricio

Los dos símbolos más emblemáticos de Armagh son sus dos catedrales, situadas una frente a la otra sobre dos colinas. Los lugareños dicen que se están "susurrando" cosas una a la otra. La catedral de San Patricio de la Iglesia de Irlanda, de estilo gótico, fue construida a principios del siglo XIX y se erige sobre una colina llamada Ard Mhacha (de donde toma su nombre Armagh). Se cuenta que fue aquí donde San Patricio construyó su iglesia en 445 d. de C.

Y eso no es todo: Brian Boru, el famoso Rey Supremo de Irlanda visitó Armagh en 1004 y está enterrado aquí. Al otro lado del valle y dominando el extremo opuesto de Armagh se alza la pálida piedra caliza de la catedral católica de San Patricio, que se terminó de construir en 1873. Sube los siete pisos y detente para observar la arcada de estatuas sobre el portal principal mirando hacia el exterior.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

3. Rebobina 200 años con el lado artístico de Armagh

¿Quieres entrar en contacto con el Armagh del siglo XVIII? Pues haz una visita al Museo del Condado de Armagh, el museo condal más antiguo de Irlanda, y busca el colorido óleo de James Black, Ciudad de Armagh. Pintado en 1810, evoca una sensación instantánea de lo que debió ser la composición de las calles interconectadas y la campiña circundante.

4. Encuentra gárgolas y ángeles

Están bien camufladas, pero si observas detenidamente verás las gárgolas secretas, además de quimeras y ángeles, que fueron creados en respuesta a la arquitectura sacra de la ciudad. Al menos 22 intricadas esculturas de bronce, creadas por un artista de Cork en 2010, están esparcidas por las calles y mantienen una tradición de 4.000 años. Coge un folleto de la oficina de turismo de Armagh para saber más acerca de este aspecto burlón y misterioso de la vida en las calles de la ciudad.

5. Descubre el lado musical de la ciudad

La música tiene una importancia enorme en la vida de Armagh. Cada mes de agosto, se organiza la escuela de verano Charles Wood para cantantes y organistas en las principales iglesias. Es una excelente forma de ir a un concierto y absorber la música coral en un ambiente sereno. Hay otros eventos entretenidos a lo largo del año como el Festival internacional de la canción Tommy Makem y el divertido concurso de canto Bard of Armagh (bardo de Armagh), mientras que también se organizan festivales de bandas de música y gaita.

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry