Belfast – la ciudad de la música

La escena musical de Belfast ha inspirado a una comunidad global de fans... e incluso MTV, el pez gordo de la música, ha elegido la ciudad para traer su rock and roll

¿Cómo describir uno de los principales focos emergentes de la escena musical europea? La cantante norirlandesa (y actriz en Los Commitments) Bronagh Gallagher, intenta definirlo: "Si lo que te va es el blues, si te va el reggae, si te va el techno, o si simplemente te encanta todo tipo de música, siempre habrá algún sitio en Belfast donde puedas escuchar lo que te gusta".

La reputación de Belfast se ha consolidado ya en todo el mundo. En 2011, los MTV Europe Music Awards hicieron temblar el Odyssey Arena de Belfast reuniendo a los pesos pesados de la escena musical internacional. Se respiraba la emoción de ver cómo Belfast brillaba, por fin, en la escena musical mundial. El productor ejecutivo del evento, Richard Godfrey, dijo que había sido justo el momento oportuno. "Los cambios que ha habido en la ciudad son espectaculares. Los músicos nos dicen que les encanta tocar aquí; les encanta quedarse aquí. El público es maravilloso."

Fans famosos

El que fuera líder de Oasis, Liam Gallagher, también tiene bastante claro qué hace tan especial la escena musical de la ciudad: "La gente de Irlanda del Norte siempre se apunta a todo, sabe de qué va la música". Justin Bieber se quedó tan impresionado con la ciudad que twiteó: "me está encantando Belfast", y Rihanna se acercó al micrófono para gritar: "¡Te quiero Belfast!" mientras grababa un videoclip en New Lodge, en el norte de la ciudad.

Fomentando nuevos talentos

Pero Belfast no es solo un buen sitio para escuchar música increíble, también es un sitio en el que se crea esa música. Van Morrison es, sin duda, la estrella más rutilante de la ciudad, pero The Undertones, Ash y Snow Patrol también han alcanzado la fama internacional. Mientras tanto, hay nuevos talentos que vienen pujando fuerte... en parte gracias al centro musical Oh Yeah Music Centre. Cumpliendo con todas las funciones de un local de música, estudio de grabación y centro de exhibición musical, el Oh Yeah fomenta la creación de nuevos talentos y les guía hacia el éxito, además de ser una de las salas de conciertos con más marcha de toda la ciudad.

Pero no importan los discos de platino y premios de MTV, Belfast mantiene los pies en la tierra. Terri Hooley, el fundador de la discográfica y tienda Good Vibrations dice: "no importa quien seas, cuando vuelves a Belfast, en el pub o paseando por la calle, todos te dicen que no eres nadie especial".

Por suerte, el resto del mundo lo ve de otra manera.