Buscando las cenizas de Ángela

Las memorias de infancia del autor Frank McCourt, Las cenizas de Ángela, no retrató la ciudad de Limerick de forma muy halagadora. Pero los amantes del libro encontrarán que les espera una bienvenida mucho más cálida cuando vayan a visitar

The River Shannon, County Limerick
The River Shannon, County Limerick

Cuando Frank McCourt escribió Las cenizas de Ángela, las memorias de su infancia en la ciudad de Limerick durante las décadas de 1930 y 1940, no podía imaginar la semilla que estaba plantando.

Su relato de una pobreza brutal no solo dio pie a un nuevo género en el mundo editorial que empezó a denominarse "literatura de miseria", pero dividió a los lectores en dos bandos: a algunos les encantó el libro y otros sentían que había difamado la ciudad y su gente de forma imperdonable.

Limerick skyline
Limerick skyline

Independientemente de cualquier otra cosa, lo que sí hizo el libro ganador del premio Pulitzer fue poner a la ciudad de Limerick sobre el mapa.

Una ciudad transformada

Afortunadamente para los fans del libro y de la película, queda mucho por ver, aunque felizmente hace mucho tiempo que no queda nada de aquellos barrios pobres. Y hay otra cosa que también ha cambiado, según Andrew Bennett, que ponía voz al narrador de la película, protagonizada por Robert Carlyle y Emily Watson.

"Me crié justo a las afueras de la ciudad y ahora es un lugar mucho más amigable y agradable" dice Bennett. "Limerick siempre tuvo la reputación de ser un lugar de proezas deportivas, lo que le daba una imagen dura: un sitio para hombres fuertes. Pero cuando se fundó la universidad, de pronto llegó gente de todas partes. Y muchas chicas".

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Del colegio al museo

Para el joven McCourt, las chicas eran de otra especie. McCourt asistió a la escuela Leamy de sólo varones, en Hartstonge Street, que ahora se ha convertido en el museo Frank McCourt.

El joven Frank nombra otra escuela: el Crescent, para niños de clase más alta, en el que estudiaron Richard Harris y Terry Wogan. Bennett también estudió allí, pero para entonces era mixto y lo habían trasladado a la periferia de la ciudad.

"Realmente me encantó", dice Bennett. "Pero recuerdo a gente que me decía que el ambiente era muy diferente del que hubo en la antigua escuela".

Un tour para recordar

La mayoría de la ciudad está orgullosa de su hijo ilustre. Puedes hacer el recorrido oficial de Las cenizas de Ángela, que empieza en la oficina de turismo y callejea hacia los lugares que aparecen en el libro.

Parece ser que es muy popular entre los visitantes. "De primera. Sabe de lo que habla", dijo un visitante del Reino Unido acerca del guía. "Una experiencia encantadora", cuenta otro visitante de Nueva York.

Hay muchas más cosas para disfrutar en la ciudad de McCourt. No te puedes perder el museo Hunt, famoso en el mundo entero y situado en el espléndido marco de Custom House. Y la ciudad en sí ha sido estupendamente remodelada. "Hubo un tiempo", dice Bennett, "en el que Limerick le daba la espalda al Shannon: no había manera de acercarse a él. Ahora han construido paseos y cafés, y el río vuelve a estar donde debería, en el corazón de la ciudad.

"Es un gran sitio para salir de marcha", sigue Bennett. "Tengo amigos que hacen giras por todo el país, pero cuando les toca interpretar en el centro de arte de Belltable, por ejemplo, o en la universidad, siempre dicen que han pasado la mejor noche de todas".

¿Qué pensaría ahora Frank McCourt de su hogar de infancia?

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry