Visitar Dublín es como respirar una enorme bocanada de aire fresco. Siempre estimulante, esta ciudad vikinga es a la vez moderna e histórica, emocionante y relajante.

Pero, ¿cómo empezará tu aventura en Dublín?

¿A bordo de la fragata Jeanie Johnston sobre el río Liffey? ¿Junto a ciervos salvajes en el parque Fénix? ¿O paseando por 1.000 años de historia llena de relatos? Quizá te enamores de los pintorescos y preciosos pueblos a lo largo de la costa. O puede que simplemente vayas a un buen pub de Dublín, dejándote inspirar y fascinar por los artistas de la palabra que los frecuentan y que consideraron, y siguen considerando, a esta Ciudad de la Literatura de la UNESCO su hogar.

Realmente, no podemos saber cómo será tu aventura dublinesa. Pero sí podemos darte un consejo: respira hondo y deja que Dublín haga lo demás.

Ciudad de Dublín: ver, hacer, vivir


CIUDAD DE DUBLÍN: PALABRAS, MÚSICA Y ARTESANÍA


DUBLÍN: FUERA DE LA CIUDAD


Dublin Discovery Trails