Volver

Nueve sabores de la ruta costera del Atlántico

  • miércoles, 26 de febrero de 2014
  • Autor:

Desde el delicioso salmón ahumado hasta varios de los mejores quesos de Europa: prueba algunos de los mejores sabores de la ruta costera del Atlántico.

Olas, viento, estallidos de brisa atlántica... todo esto ha dado forma a la salvaje y mágica costa oeste de Irlanda, desde Donegal hasta Cork.

Pero además de sus paisajes épicos e inmaculada cultura tradicional, la ruta costera del Atlántico también ofrece unas verdaderas delicias para gourmets que harán tu viaje todavía más placentero.

Condado de Kerry: sabores dulces

El hermoso Condado de Kerry, azotado por las olas y el viento. Es un lugar con un paisaje de costa excepcional, esculpido por los elementos. Así que no sorprende que sea un buen sitio para probar marisco excelente.

Pero este condado mágico también tiene un punto goloso. Y gracias a su apreciado ganado lechero, que produce algunos de los productos lácteos más cremosos que hayas probado nunca, no existe mejor sitio para los golosos.

La península de Dingle, en particular, está llena de dulces manjares. Aquí encontrarás la maravillosa Skelligs Chocolate Company, una fábrica de chocolate con vistas a la bahía de San Finian, en el Anillo de Kerry. Para ver cómo se elabora el chocolate, no tienes más que entrar y hacer el tour.

Tampoco te puedes perder el Dingle Fudge. Este rico y cremoso dulce de leche tiene legiones de fans gracias a sus sabores a coco, guindilla y canela.

La heladería Murphy's Ice Cream es una visita imprescindible en Dingle, y en cuanto veas las colas que se forman cada día, te darás cuenta de su popularidad. Simplemente, si vienes a Kerry y no pruebas uno de sus helados, ¡es que estás loco!

Mini-guía de Kerry

Come: The Garden Café, Dingle. Arrímate a la chimenea en invierno o relájate en el jardín cercado en verano, y disfruta de las magníficas magdalenas, la pavlova de fruta fresca, o de una vigorizante tarta especiada.

Visita: Skelligs Chocolate Company, bahía de San Finian, península de Dingle. Te costará encontrar una ubicación más romántica para una fábrica de chocolate. Entra, respira el aroma y disfruta.

Disfruta: Festival gastronómico de Dingle (octubre)

2. Connemara: sabores de tierra y mar

Un territorio impregnado de colores tenues; montañas que descienden hasta turberas, y hondas tradiciones que se respiran en el ambiente... Connemara es algo especial, y además aquí se sirven unas comidas realmente deliciosas.

Si alzas la vista hacia las colinas, verás un pequeño animal que se da únicamente en esta región. El cordero de monte de Connemara se alimenta de hierbas aromáticas, brezo y grama nutridos por el rocío atlántico, y es famoso por su sabor especial. Es tan único que el uso de su nombre en inglés, "Connemara Hill Lamb", está protegido por la Unión Europea debido a su condición de Indicación Geográfica Protegida. Puede que sea una distinción un poco larga, pero en cuanto lo pruebes verás que merece eso y más.

Desde las colinas al mar. Como sería de esperar, la estrecha relación de Connemara con el océano Atlántico hace que el marisco sea una parte importante de la cultura gastronómica de Galway.

El salmón se ahúma en ahumaderos artesanales; los mejillones se crían en las aguas cristalinas del puerto de Killary; e incluso hay un festival dedicado a la verdaderamente deliciosa ostra autóctona de la bahía de Galway.

Mini-guía del Condado de Galway

Come: Oscar's Seafood Bistro, ciudad de Galway. Deleita a tu paladar con una variada selección de comida de mar en este aclamado restaurante de la ciudad de Galway, con platos como las palomitas especiadas de gambas y el tartar de salmón de la isla de Clare.

Visita: Connemara Smokehouse Économusée, Ballyconneely. Apréndelo todo acerca del arte de ahumar pescado en este centro de visitantes en el corazón de Connemara.

Disfruta: Festival gastronómico de Galway (abril); Festival del mejillón de Connemara (mayo); Festival internacional de la ostra y el marisco en Galway (septiembre)

3. Oeste de Cork: lazos con la capital gastronómica

Todo enamorado de los productos artesanos se dará cuenta muy pronto de que en el oeste de Cork, las cosas se hacen de forma un poco diferente. Hay pequeños delis escondidos en pueblos diminutos, pubs con un delicioso toque gastronómico y productores artesanales por doquier. La mayoría de los pubs y cafés tienen una magnífica tabla de quesos o de charcutería irlandesa para el almuerzo, con nombres para no olvidar como Gubbeen, Durrus, Milleens y Carrigaline. Tampoco te pierdas algunas incorporaciones extravagantes como la deliciosa mozzarella de búfala de Toonbridge.

El oeste de Cork se está dando rápidamente a conocer por sus delicias eclécticas, que incluyen el pollo ahumado del Ummera Smokehouse, los salchichones de Gubbeen y Frank Krawczwyk, salmón del ahumadero Woodcock Smokery, y la ternera de Camus Dexter, de Clonakilty.

Por no hablar del increíble marisco, la miel, hierbas aromáticas, productos lácteos, cerveza artesanal y productos ecológicos. No te quepa duda de que en el oeste de Cork la gastronomía es algo serio, y siempre se acompaña con una ración de diversión y deleite.

Mini-guía del oeste de Cork

Come: The Fish Kitchen, Bantry. De vez en cuando vienen personajes públicos irlandeses y celebridades a comer en este restaurante de marisco en Bantry, apreciado por sus maravillosos platos de pescado y su ambiente relajado.

Visita: Perfecciona aquí tus habilidades culinarias. Prueba The Good Things Café y escuela de cocina en Durros, o la diminuta escuela de cocina Island Cottage Cookery School en la isla de Heir/Hare, a la que se puede llegar únicamente en barco.

Disfruta: El Festival gastronómico sabores del oeste de Cork (septiembre)

Un festín de buenos sabores

No hemos hecho más que arañar la superficie de los sabores que te esperan a lo largo de la ruta costera del Atlántico... créenos, queda mucho más por probar, como el alga dulse ecológica irlandés de Algaran en el Condado de Donegal, la carne de venado de Cooperhill Estate en el Condado de Sligo y el apreciadísimo salmón ecológico de la isla de Clare, por nombrar solo unas cuantas opciones.

Pero hay una cosa segura: ¡en la ruta costera del Atlántico no pasarás hambre!

Sobre el autor