Cliffs of Moher moody Cliffs of Moher moody

Harry Potter y los Acantilados de Moher

“Ser yo tiene sus privilegios”. Dumbledore no bromeaba. Su trabajo como director de Hogwarts trae consigo beneficios

  • #RutaCosteraDelAtlántico
  • #IrlandaEnLaPantalla
Condado de Clare
Condado de Clare
  • #RutaCosteraDelAtlántico
  • #IrlandaEnLaPantalla

Una de las ventajas de las que Dumbledore disfruta es la envidiable capacidad de «aparecer» junto con Harry Potter en un punto panorámico sin igual. Este punto en concreto se encuentra ante un conjunto de acantilados en la costa oeste de Irlanda.

Harry va tras los horrocruxes. Unos enormes acantilados negros aparecen detrás de la bruma de un mar oscuro. Tras sus gafas, unos ojos como platos parecen indicar que acaba de ver a «El que no debe ser nombrado». Las vidas de Harry y Dumbledore están en peligro. A medida que se desarrolla la escena, descubrimos un paisaje imponente del que solo saldrán con ayuda de la épica.

Pero hay acantilados en cualquier isla. Incluso pueden generarse por ordenador. Entonces, ¿por qué elegir Irlanda? ¿Por qué Clare? ¿Por qué Moher?

c103_cliffs_of_moher_main2 c103_cliffs_of_moher_main2

«Harry Potter y el misterio del príncipe»

Esplendor vertical

Katherine Webster, directora del centro de visitantes de los Acantilados de Moher, lo sabe: “Lo que diferencia a estos acantilados de muchos otros es su verticalidad. Eso, y los ocho cabos espectaculares que se prolongan en la distancia”.

Naoise Barry, miembro de la Junta de Cine Irlandés, está de acuerdo. “En pocas palabras, son únicos”, comenta. “No hay nada parecido en ningún otro sitio. Cuando acantilados como esos aparecen en la gran pantalla, te dejan boquiabierto”.

No cabe duda de que son únicos. De hecho, los acantilados son tan especiales que forman parte del Geoparque Global del Burren y los Acantilados de Moher de la UNESCO. Reserva en línea la Experiencia para visitantes de los Acantilados de Moher y te beneficiarás de los mejores precios, los mejores horarios y un acceso garantizado. Evitarás las aglomeraciones y disfrutarás de tarifas reducidas si los visitas antes de las 11:00 h o después de las 16:00 h.

De “¡acción!” a alucinante

Por supuesto, hay un largo camino desde la «toma uno» a la gran pantalla. Las cumbres tempestuosas, las olas rompientes y el azote del viento del Atlántico en la cara son imágenes impresionantes en la vida real. ¿Cómo se puede saber si todas ellas tendrán la misma fuerza en el cine?

El cámara y productor irlandés Dave Davin cree saber por qué los acantilados resultan tan espectaculares en la pantalla. “Los Acantilados de Moher ofrecen al director de fotografía un decorado real, a gran escala e increíblemente bello. Tanto si se filman desde la base como desde la cumbre, el resultado es espectacular. Sin necesidad de platós con enormes pantallas verdes o azules donde los actores tienen que imaginar un fondo generado por ordenador con la ayuda del director”.

Totalmente real

Ese es el secreto: los Acantilados de Moher son reales. Hablamos de una longitud real de casi 13 km y una altura real de 214 m. Es un lugar tan real que podemos visitarlo siempre que queramos.

Dumbledore no es el único con privilegios.