5 maneras de pasar las fiestas de Navidad en Irlanda

La Navidad en Irlanda significa cantidad de cosas que hacer. Prueba nuestros mercados de Navidad, conoce a Santa en las montañas, compra artesanía y atrévete con las carreras de caballos navideñas

Christmas in Belfast city
Christmas in Belfast city

1. Pásatelo en grande en los mercados navideños

No hay mejor momento que en diciembre para mezclar vino caliente (y cacao para los niños), tartaletas de frutas, luces de Navidad y compras navideñas. Los mercados navideños de Irlanda garantizan un ambiente mágico, con villancicos y alegría generalizada.

Uno de los más bonitos es el Mercado de Navidad de Belfast, perfectamente ubicado frente al bello edificio del Ayuntamiento, especialmente engalanado para las fiestas. En Waterford, el Winterval de Waterford alberga un mercado tradicional de Navidad dentro de la ciudad.

En Galway, Eyre Square se transforma en un paraíso invernal para el Mercado de Navidad (fecha por confirmar). Trae calzado cómodo para bailar y un apetito para probar las delicias de las casetas de comida.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

2. Te presentamos a Santa y a sus renos

¿Sabías que las montañas de Mourne son la residencia oficial de Santa Claus en Irlanda? Puedes ir a conocerle en su cabaña, apartada del mundo, e incluso puedes ver cómo trabajan los elfos en su taller. En el Monte Stewart, Santa (o Santy, como le llamamos a veces) ha sido tan amable de preparar una ruta por el bosque para que los niños, emocionados, quemen algo de energía.

¿Y qué hay de los ayudantes de Santa? El Phoenix Park de Dublín es un área de juegos para ciervos y, cada Navidad, el parque regala la oportunidad de conocer a algunos de los miembros de la manada de Bambi y escuchar una charla que ofrecen los cuidadores del parque (fecha por confirmar). El espíritu de Christkindl se apodera de Downpatrick cuando personajes de las Navidades pasadas, presentes y futuras invaden St. Patrick's Square (fecha por confirmar).

3. Originales compras artesanales

Las luces de Navidad de Grafton Street, en Dublín, brillan como los muchos deseos navideños de estas fechas, e ir de compras bajo su luz es un regalo en sí. Para ver la artesanía y diseños de la ciudad, dirígete al centro de diseño del Powerscourt Townhouse Centre. El centro también acoge un mágico Taller de Papá Noel, donde puedes conocer a Santa en una guarida hecha en el estilo del siglo XVIII (fecha por confirmar).

En Irlanda encontrarás un sinfín de regalos perfectos para rellenar tus calcetines. Está el precioso vidrio de la Irish Glass Company en Waterford, o la alfarería vanguardista de Louis Mulcahy en la península de Dingle. No hay nada más original que un jersey de Aran llegado directamente de las islas Aran, mientras que en los pintorescos alrededores del Buttermarket de Enniskillen te podrás encontrar con Angela Kelly, que crea unas joyas para morirse.

4. Carreras al aire libre

Cuando se ha terminado de cenar y se han presentado los regalos, las carreras de caballos son la siguiente tradición navideña que tienes que probar. Las carreras de St Stephen's Day/Boxing Day (el 26 de diciembre) son un evento en sí y el lugar perfecto para reunirse con los amigos después de la Navidad. Engalánate con ropa glamorosa (y calentita) y únete a la multitud que prueba su suerte. Leopardstown y Limerick organizan festivales para la ocasión, mientras que las carreras de Boxing Day en Down Royal son tradición.

5. Prueba con algo tradicionalmente irlandés

Pero, por supuesto, hay algunas cosas que (no le demos más vueltas) en Irlanda hacemos REALMENTE bien en Navidades. En Dublín, las familias siempre le echan un vistazo a los escaparates navideños de los prestigiosos grandes almacenes de Brown Thomas.

En Nochebuena, el pub se convierte en el centro de la vida social de pequeñas aldeas, pueblos e incluso de las ciudades, abarrotándose de amigos y familias que se reúnen para disfrutar de un whisky caliente y acercarse al calor del hogar. El espíritu navideño sobrepasa lo imaginable.

El 26 de diciembre se conoce como Stephen's Day en la República (Boxing Day en el norte) y, tradicionalmente, es un día para salir de casa. Cuando no es un buen paseo, se ve a gente tirándose al Atlántico o al Mar de Irlanda para un chapuzón escalofriante pero refrescante (que también es una gran tradición en el día de Navidad). 

En Dingle, es el día del año en el que los Wren Boys marcan su Día del Wren (Lá an Dreoilán). Puedes esperar música en directo, disfraces hechos de paja y un sentido de la tradición que desafía el paso del tiempo.

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry