Plantas de Irlanda

¿Cuarenta sombras de verde? Quizás, pero en el mundo de las plantas en Irlanda, hay mucho más que simple verdor

The Burren, County Clare
The Burren, County Clare

¿Quieres saber por qué la flora de Irlanda es única? Lo mejor es preguntarle al experto: "Para una isla tan pequeña la flora de Irlanda es notablemente rica y diversa" dice el Doctor Neil Lockhart, del National Parks and Wildlife Service.

"Lo que hace de este lugar algo único es que en él coexisten felizmente plantas de flor que provienen de lugares tan lejanos como la Península Ibérica, el Ártico e incluso Norteamérica; además, más de la mitad de las especies de musgo de Europa se dan en Irlanda".

Rathlin Island, County Antrim
Rathlin Island, County Antrim

Lo que esto quiere decir es que en cualquier momento del año los campos están cubiertos de plantas, desde el amarillo brillante de las aulagas de Wicklow (que huelen a coco cuando hace calor) hasta el rosa eléctrico de las fucsias del oeste de Cork, pasando por los tojos y espinos de los Glens de Antrim.

Dicen que el rododendro es la flor nacional de Nepal, pero es tal su ubicuidad en Irlanda que podría perfectamente ser también la nuestra. Un paseo en bici, a pie o en coche por el Vee en las montañas Knockmealdown de Tipperary y Waterford es lo indicado para admirar esos miles de arbustos de rododendro silvestre. De color más humilde, las flores del algodón de pantano, como si fueran copos de nieve, salpican de blanco el agreste paisaje de brezo y matorral de las áreas pantanosas de la isla. Por el oeste de la tierra de lagos de Fermanagh hay que prestar atención para observar la flor de San Pallari, una rara variedad del ranúnculo amarillo, que florece entre mayo y junio, justo antes de que los tonos crema de las flores de cicuta se adueñen del paisaje durante el resto del verano.

Pero si estás buscando un microcosmos con la flora y fauna de Irlanda al completo, el lugar es el Burren, en el condado de Clare. Aquí se da más del 70% de las 900 plantas autóctonas de Irlanda. De las 28 especies de orquídeas autóctonas de la isla de Irlanda 24 se encuentran en el Burren. Mantén el ojo abierto porque hay especies diminutas como la orquídea mariposa (también llamada hierba del muchacho), la orquídea mosca y las trenzas de dama, o también la eufrasia, el jopo del tomillo y el helecho.

Si traes la cámara y quieres inmortalizar algo asombroso, la isla florece varias veces al año. En mayo visita Armagh, el "Condado de la Orquídea", cuando las colinas se cubren de flores de manzano blancas y rosas; Entre junio y septiembre piérdete por los brezales morados y rosas de Wicklow; entre finales de abril y junio el Burren se enciende con el azul de las gitanillas menudas.