kilmainham-gaol-dublin-exterior kilmainham-gaol-dublin-exterior

Kilmainham Gaol

Antes de su cierre en 1924, Kilmainham Gaol de Dublín albergaba a algunos de los líderes políticos y militares más famosos de la historia de Irlanda. La prisión se considera una visita obligada en Dublín y ofrece una visión panorámica de algunos de los temas más profundos, inquietantes e inspiradores de la historia moderna de Irlanda. La reserva previa en línea es esencial.
Ciudad de Dublín
Monumentos históricos
30 minutos desde el aeropuerto de Dublín

Aunque lleva casi 100 años sin prisioneros, la cárcel de Kilmainham sigue poniendo los pelos de punta.

Se inauguró en 1796 como la prisión del condado para Dublín, pero también se encarceló en ella a presos políticos durante la lucha por la independencia de Irlanda. Se cerró en 1924. Para entonces, ya había sido testigo de muchos acontecimientos políticos clave y había albergado a algunos iconos de la historia irlandesa.

En realidad, Kilmainham estuvo a punto de desaparecer; los recuerdos eran demasiado dolorosos. Por suerte, algunos historiadores con visión de futuro defendieron su conservación y la cárcel de Kilmainham se salvó. En la actualidad, este lugar impactante y apasionante es una de las atracciones más populares de Dublín, tanto es así que es necesario reservar los recorridos con antelación.

Kilmainham Gaol Museum Visitor Centre, Inchicore Road, Kilmainham, Dublin 8, Ireland. D08 RK28
+353(0)14535984
kilmainham-gaol-vertical-image kilmainham-gaol-vertical-image

Cárcel de Kilmainham, ciudad de Dublín

¿Quién estuvo aquí?

Los muros de Kilmainham están impregnados de la historia de la Irlanda moderna. Desde la Rebelión de 1798 hasta la guerra civil irlandesa de 1922-23, los presos políticos eran enviados aquí (y, en ocasiones, también ejecutados). Junto a ellos, había miles de presos comunes de toda Irlanda, encarcelados por todo tipo de crímenes y esperando a ser trasladados a Australia.

Estas pobres almas permanecían encerradas en una de las dos alas. La más antigua, el ala oeste, mantiene su estado original y aún provoca escalofríos. En ella la vida era difícil y se encontraban los presos políticos y los delincuentes más pobres, a menudo encarcelados por robar comida durante la hambruna.

Kilmainham también era una prisión de deudores y estaba atestada tras la Gran Hambruna.

National Geographic

El ala este resulta luminosa y aireada en comparación, pero no es en absoluto lujosa. Los pasillos y las ruidosas puertas de metal conforman una estructura clásica carcelaria que permite a los guardianes ver a los reclusos en todo momento. ¿Por casualidad te resulta familiar? Esto se debe a que la habrás visto en muchas películas como “En el nombre del padre”, “Michael Collins” e incluso “Paddington 2”.

kilmainham-gaol-large-image kilmainham-gaol-large-image

Cárcel de Kilmainham, ciudad de Dublín

La vida encerrado a cal y canto

Se podría pensar que salir al exterior supondría un alivio, pero el Stonebreakers’ Yard daba muy poca tregua. Aquí los presos varones condenados a trabajos forzados se dejaban la piel rompiendo piedras. Un detalle aún más sombrío, los líderes del Alzamiento de Pascua fueron ejecutados aquí en 1916.

Los apasionados guías ofrecen un recorrido que invita a la reflexión por la espeluznante prisión, el mayor edificio desocupado de este tipo en Europa.

Lonely Planet

Para que los prisioneros pudieran disfrutar de un lugar de retiro espiritual, había dos capillas, una católica y una protestante, pero incluso ahí podía sentirse la tragedia. Joseph Plunkett, un líder del Alzamiento de Pascua, se casó con su prometida Grace Gifford en la capilla católica tan solo unas horas antes de su ejecución.

Cárcel de Kilmainham, ciudad de Dublín

De izquierda a derecha: el ala este; exterior de la cárcel de Kilmainham; exterior de la cárcel con las puertas del Royal Hospital (Museo Irlandés de Arte Moderno) en segundo plano; el patio de la cárcel

Exhibiciones y exposiciones


Hoy en día la cárcel tiene un aire más esperanzador, ¡y no solo porque puedes salir de ella! En el último piso encontrarás exhibiciones vinculadas a los presos políticos del mundo; entre los ejemplos recientes se incluye una exposición sobre Nelson Mandela y otra sobre la lucha del movimiento de las sufragistas.

Sal afuera de nuevo, contempla las vistas al parque Phoenix y Dublín, e inspira profundamente el aire fresco. En las proximidades, encontrarás el Royal Hospital, sede del Museo Irlandés de Arte Moderno, o bien puedes recordar los espíritus del pasado mientras disfrutas de un café en el entorno más contemporáneo del Lime Tree Café o Storyboard, en Islandbridge.

Lo más destacado de Dublín

Cosas que ver y hacer que no puedes perderte

Atracción

Historical Walking Tours Of Dublin

Visitar el sitio web de la atracción

Dublin

Ver detalles

Atracción

Atracción

1916 Rebellion Walking Tours

Visitar el sitio web de la atracción

Dublin

Ver detalles