Diez opciones: platos tradicionales irlandeses

Diez opciones: platos tradicionales irlandeses

Ingredientes de calidad, creaciones ingeniosas y clásicos reinventados, todos presentados en los mejores centros de comidistas de Dublín y Belfast. Saboréalos.

Boxty at O'Holohan's
Boxty at O'Holohan's

1. Boxty (pruébalo en O’Holohan’s on the Barge, Belfast)

¿Te apetece disfrutar de comida irlandesa elaborada por expertos en un bello entorno? Entonces, súbete a bordo del O’Holohan’s, atracado en el Belfast Waterfront. Este restaurante flotante es famoso por su boxty: un tradicional pastel de patata, que se sirve con merluza frita, verduras ecológicas y crema de marisco. 

2. Salmón ahumado (pruébalo en Delahunt, Dublín)

Presentamos uno de los mejores platos de pescado de Dublín. Se trata de una combinación de ingenio y belleza: salmón ahumado con té lapsang souchong, servido en el increíble entorno que ofrece un edificio victoriano de Camden Street, en Dublín. Reúne toda la esencia de la cocina irlandesa contemporánea: creativa, fresca Y deliciosa.


La cocina en el Dublín posterior a la Irlanda apodada como “Tigre Celta” ha adoptado una perspectiva introspectiva con nuevos restaurantes, tanto pubs como bistros exclusivos, que destacan los ingredientes de origen local y ofrecen toques creativos para rendir homenaje a la tradición culinaria irlandesa.

New York Times

3. Coddle (pruébalo en The Woollen Mills, Dublín)

Ubicado en la orilla del río Liffey, con vistas al emblemático arco del Ha’penny Bridge, The Woollen Mills ofrece un luminoso interior de estilo industrial moderno que contrasta mucho con un plato que data de la década de 1770, el coddle de Dublín. Siéntate en el piso de arriba junto a la ventana, contempla el ondulante cauce del río y disfruta de un sencillo bol de beicon, salchichas, cebolla y patata. Sencillo, suculento y muy dublinés.

The Woollen Mills, Dublín
The Woollen Mills, Dublín

4. Sopa de marisco (pruébala en Canteen en el MAC Belfast)

En el entorno maravilloso con paredes de ladrillo a la vista del principal centro de arte de Belfast MAC, puedes disfrutar de uno de los platos de marisco más populares de Irlanda: la sopa de marisco. La versión del MAC emplea pescado sostenible y va acompañado de una Guinness y pan de melaza. Ven por el arte y quédate por la sopa.

5. Berberechos y mejillones (pruébalos en The Exchequer, Dublín)

Molly Malone murió consumida por las fiebres mientras empujaba su carro por las calles de Dublín vendiendo estos moluscos locales frescos. Pero si quieres cenar esta combinación de berberechos y mejillones ya cocinada para ti, tienes que visitar el gastropub Exchequer y probar su versión gourmet acompañada de salchicha con especias, sidra Bulmers y pan casero. 

6. Ulster Fry (pruébalo en el mercado de St George, Belfast)

Para alcanzar la cúspide de los desayunos cocinados, visita el St George’s Market Bar and Grill, en el centro de la ciudad, y prueba el galardonado plato de salchichas, beicon, panecillo de patata, tomates, morcilla blanca, morcilla negra y huevos. ¿El secreto? Todo se cocina en la misma sartén para dejar que los sabores se mezclen. Un éxito seguro, siempre. 

Cordero del río Slaney en The Vintage Kitchen
Cordero del río Slaney en The Vintage Kitchen

7. Cordero asado a fuego lento del río Slaney (pruébalo en The Vintage Kitchen, Dublín)

Junto al pub Mulligan’s en Poolbeg Street, se encuentra Vintage Kitchen, una auténtica meca para los comidistas de Dublín (tal es su popularidad que tienes que reservar con mucha antelación para conseguir mesa en fin de semana). Tráete tu bebida y tus discos de vinilo y disfruta de un plato ejemplar de cordero asado a fuego lento del río Slaney. Delicioso.

Comí ostras de roca impolutas, algunas sin ningún condimento, otras con tiras finas de pepino y jengibre en escabeche. Había un bol lleno de calamar crujiente con sal y pimienta y ese tipo de sopa de marisco tan contundente que te hace desear que haga más frío fuera.

Jay Rayner, The Guardian

8. Ostras (pruébalas en el Mourne Seafood Bar, Belfast)

Degusta algunas de las más exquisitas, que se sirven tradicionalmente con pintas de Guinness, en el Mourne Seafood Bar, en Belfast. En este espacio relajado e informal, el marisco cobra todo el protagonismo. Prueba las ostras locales de tres formas distintas: al natural, al estilo japonés o Rockefeller. Están deliciosas de cualquier modo, así que prepárate para abrirlas. 

9. Una cena a base de pescado fresco (disfrútala en John Long’s, Belfast)

Una filosofía que se limita a un “fish and chips” sencillo pero impecable rige esta institución en Belfast, que ha sido descrita en el Belfast Telegraph como “el más sagrado de los sagrados santuarios culinarios”. Siéntate en una mesa de formica, pide una taza de té y espera a saborear el mejor “fish and chips” que hayas probado nunca. 

Blaa de Waterford en Hatch & Sons
Blaa de Waterford en Hatch & Sons

10. The Waterford Blaa (pruébalo en Hatch & Sons, Dublín)

Los habitantes de Waterford adoran su “blaa”, un suave panecillo que introdujeron los hugonotes franceses en el siglo XVII. Acompañado de beicon curado en seco, es una verdadera delicia. Si quieres probarlo en Dublín, visita la cafetería-cocina georgiana Hatch & Sons en St Stephen's Green. Opta por una opción de la vieja escuela con rashers (tiras de beicon) o degusta algo más exclusivo como la carne de ternera condimentada, con mayonesa elaborada con aceite de colza, queso Coolea y salsa de cebolla.

Más sugerencias para activar tus papilas gustativas

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Aprende más acerca de Irlanda

¿Tienes más preguntas acerca de Irlanda? Nosotros tenemos las respuestas

Ayuda y consejos

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?