¡Vaya... algo ha ido mal!

Mi Irlanda

¿Buscas inspiración? ¿Estás planeando un viaje? ¿O simplemente quieres navegar para encontrar contenidos que te gusten? Te mostraremos una Irlanda hecha a tu medida.

FFFFFF-0 FFFFFF-0

    Descubre lo que Irlanda tiene reservado para ti

    dublin-walk-bg dublin-walk-bg

    Dublín: cinco paseos fuera de la ciudad

    En las afueras de la ciudad de Dublín los senderos recorren los acantilados, las enormes playas y las bellas montañas de Dublín. Aquí tienes cinco de los mejores paseos y un práctico mapa.

    • #SenderismoYCaminatas
    • #Paisajes
    • #Dublín
    Dublín
    Dublín
    • #SenderismoYCaminatas
    • #Paisajes
    • #Dublín
    dublin-walks-graphic-final-final dublin-walks-graphic-final-final

    ¿Te gusta nuestra infografía? Haz clic aquí para descargarla.

    El condado de Dublín tiene mucho que ofrecer a los caminantes, tanto si están en perfecta forma física como si caminan ocasionalmente. ¿Qué te apetece? ¿Un tranquilo paseo por la costa, un bonito bosque o una intensa caminata por la montaña? Todo está a poca distancia en coche del centro de la ciudad de Dublín.

    Y no te preocupes por los mapas y las brújulas, porque la mayoría de las rutas están señalizadas. Lo único que necesitas es calzado cómodo para caminar, algunos tentempiés y una chaqueta. Muchos de los senderos pasan cerca de pueblos o estupendos pubs que son la excusa ideal para una paradita después de la caminata.

    dublin-walks-the-baily-howth-county-dublin dublin-walks-the-baily-howth-county-dublin

    Ruta de los acantilados de Howth, condado de Dublín

    Paseo por los acantilados de Howth

    Longitud: 6 km

    Dificultad: fácil

    Prepárate para disfrutar de grandes contrastes en esta ruta circular, que incluye la ventosa costa y las tranquilas praderas del interior. Esta ruta lo tiene todo, pero el camino tiene partes accidentadas, así que mejor que te pongas las botas. Y ten cuidado cuando haga viento. ¡Los acantilados están muy expuestos!

    Coge el Dart desde el centro de la ciudad hasta Howth y comienza en el muelle este siguiendo el sendero del acantilado a lo largo del lado este de Howth Head. Rodeando la ciudad, verás las ruinas de la abadía de Santa María delsiglo XV y, mientras subes la colina, las fantásticas vistas son una excelente excusa para detenerte y descansar: mira hacia el sur sobre la bahía de Dublín y hacia el norte (si tienes suerte y es un día despejado) hasta las distantes montañas de Mourne, en el condado de Down.

    Cuando llegas a los acantilados, el camino se adentra hacia el interior. Prepárate para un contraste total. La primera mitad del paseo transcurre entre tojos, brezales y helechos, mientras las aves marinas surcan el cielo; al girar, el camino está flanqueado por lilos de verano silvestres y fucsias, repletos de mariposas y cantos de pájaros.

    Hellfire Club, Dublin Mountains © Shutterstock Hellfire Club, Dublin Mountains © Shutterstock

    Hellfire Club, montañas de Dublin © Shutterstock

    Ruta circular de Montpelier/Hellfire Club

    Longitud: 4 km

    Dificultad: moderada

    ¿Te apetecen escándalos, relatos de aristócratas perversos e incluso asesinatos? Esta ruta circular te llevará hasta el lugar donde se decía que los jóvenes y ociosos ricos del siglo XVIII más descarriados celebraban grandes fiestas, e incluso jugaban a cartas con el diablo. La ruta es en su mayor parte fácil, pero hay un ascenso hasta la casa. No es muy larga pero si le añades el paseo por el Bosque de Massey, se convierte en 9,2 kilómetros de excursión de media jornada y dificultad moderada.

    El paseo comienza cerca de la colina de Montpelier, al norte del parque Marlay y Edmonston en Dublín. En lo alto están las ruinas de “Mount Pelier”, al que se conoció como el Hellfire Club. Se construyó en torno a 1725 y su lejanía lo hizo perfecto para los excesos de los chicos malos.

    Para volver simplemente sigue el camino hasta tu punto de partida, y si quieres hacer el sendero más largo, continúa hacia el norte hasta la entrada del bosque de Massey. Aquí encontrarás la Steward’s House, donde se celebraban las fiestas más escandalosas del Club, que se dice que actualmente está encantada. 

    Si eres capaz de aguantar el tipo por el bosque tenebroso, el camino señalizado pasa por todo tipo de curiosidades, incluyendo una tumba megalítica de la Edad de Bronce, un depósito de hielo y los restos de los hermosos jardines que había antaño. 

    Pero en las tardes de invierno, al caer la noche preferirás apretar el paso y volver al centro de Dublín y a sus luces, calidez y alegre compañía.

    Recorrido por el Hellfire Club de Dublín

    dublin-walks-dublin-mountains-county-dublin-failte Ireland-and-Rob-Durston-Photography dublin-walks-dublin-mountains-county-dublin-failte Ireland-and-Rob-Durston-Photography

    Dublin Mountains Way

    De Kiltipper a Glencullen/Dublin Mountains Way

    Longitud: 32 km

    Dificultad: moderada

    Esta salida de un día completo se adentra en las montañas de Dublín y hará las delicias de los excursionistas experimentados. Toma el tranvía Luas desde el centro de la ciudad hasta Tallaght y dirígete a Kiltipper, tu punto de partida. Equípate con botas y ropa impermeable para realizar una gran caminata por las montañas. Esta ruta tiene una pendiente de 400 metros en total. Mete unos tentempiés en la mochila y un abrigo extra y tómate un buen desayuno, ¡lo vas a necesitar!

    El Dublin Mountains Way es una ruta dividida en partes, y esta sección empieza en Kiltipper, pero puedes cortar camino y empezar más adelante. La ruta discurre por turberas, atraviesa bosques, corre paralela a los ríos y sube alguna montaña. 

    Tu destino final es Glencullen y el pub de Johnnie Fox es un buen sitio para parar. Famoso por su marisco y sus sesiones de música tradicional, puedes ponerte cómodo y relajarte con el sonido de la música tradicional irlandesa antes de volver a Dublín. Johnnie Fox’s pone en ocasiones un minibus de vuelta a Dublín, pero es necesario informarse de antemano y reservar plaza. Pero, cuando te hayas acomodado con una pinta, con la mochila apoyada en la esquina, las botas echando humo y los músculos doloridos, puede que no quieras marcharte nunca…

    Ruta de las montañas de Dublín

    dublin-walks-dun-laoghaire-county-dublin-failte Ireland-and-Rob-Durston-Photography dublin-walks-dun-laoghaire-county-dublin-failte Ireland-and-Rob-Durston-Photography

    Dun Laoghaire, condado de Dublín © Fotografía de Rob Durston y Failte Ireland

    Muelle este de Dun Laoghaire

    Longitud: 2,6 km

    Dificultad: fácil

    A veces, un paseo corto y vigorizante es justo lo que necesitas. Quizá quieras abrir el apetito, o incluso disfrutar de un buen almuerzo en cualquiera de las cafeterías disponibles a lo largo del paseo Pavilion. La respuesta es el muelle de Dun Laoghaire… y está a solo 15 minutos hacia el sur en el tren Dart desde el centro de la ciudad. Es un paseo relativamente corto con vistas al mar y al puerto deportivo.

    Se puede elegir entre dos muelles, que se curvan como tenazas para crear el puerto. El East Pier es el más popular para caminar: con 1,3 km es un paseo sombreado más corto que el West Pier y está más cerca de la estación del Dart.

    Construidos en la época victoriana, los muelles están hechos de enormes bloques de granito procedente de las canteras locales: mira al sur hacia Dalkey y las verás. En una noche estival parecen brillar, pero aunque este puerto se construyó para dar cobijo a los barcos durante las tormentas, ¡aún puedes sentir la espuma del agua mientras las olas chocan contra los muros en los días ventosos! Cuando el tiempo está más tranquilo, lo único que necesitas para salir a tomar un café y un trozo de tarta por el paseo Pavilion es un abrigo ligero.

    dublin-walks-killiney-hill-county-dublin-failte Ireland-and-Rob-Durston-Photography dublin-walks-killiney-hill-county-dublin-failte Ireland-and-Rob-Durston-Photography

    Colina de Killiney, condado de Dublín © Fotografía de Rob Durston y Failte Ireland

    Dalkey y Killiney Hill

    Longitud: 2 km

    Dificultad: fácil

    Si te has preguntado por qué Killiney y Dalkey tienen algunas calles con un nombre claramente mediterráneo, este es el paseo perfecto para ti. No es demasiado largo, aunque incluye un par de ascensos, y empieza cómodamente en una estación del tren Dart y termina en otra, lo que lo convierte en una magnífica excursión de medio día desde el centro de la ciudad de Dublín.

    Bájate del Dart en Dalkey y sigue por Sorrento Road hacia el sureste hasta Sorrento Terrace. Sigue la orilla del mar a lo largo de Vico Road y después sube por la cuesta hasta Dalkey Hill, pasando por una pequeña verja al fondo de una escalera de piedra muy empinada, conocida como la Escalera del Gato (Cat's Ladder). 

    Desde la cima, si tienes la suerte de que haga un tiempo decente, verás la razón de tanto nombre italiano: tienes ante ti la respuesta de Dublín a la bahía de Nápoles, así como a la montaña de Pan de Azúcar con las montañas de Wicklow y la isla de Dalkey, con su torre Martello de piedra.

    Continúa colina abajo para ver las canteras de las que se extrajo el granito para la construcción de los imponentes muelles de Dun Laoghaire. Hoy en día, sus laderas escarpadas la convierten en el lugar ideal para que los amantes de los deportes de aventura practiquen rápel y escalada en roca. Al cruzar el aparcamiento, verás varias rutas, gira de nuevo a la izquierda hacia el mar y emprende el próximo ascenso que te llevará fácilmente hasta la cima de la colina de Killiney y, cuando el viento y el clima lo permiten, también puedes ver los parapentes surcando los cielos azules.   

    En lo alto hay un obelisco, construido para crear empleo durante el terrible invierno de 1741 y, desde ahí, la ruta baja hasta las puertas del Parque Victoria, donde puedes parar para recuperar fuerzas en Tower Tea Rooms en la entrada, o cruzando la calle en el pub Druid’s Chair, considerado por 10Best.com como un “lugar fantástico para hacer una parada durante una caminata”.

    Una vez repuestas las fuerzas, dobla a la izquierda y baja otra vez a Vico Road, girando esta vez a la derecha para seguir por una ruta repleta de paisajes hasta el nivel del mar y la estación del Dart de Killiney, los inmaculados jardines que hay a lo largo del camino mejoran aún más este pintoresco final de tu caminata.