¡Vaya... algo ha ido mal!

Mi Irlanda

¿Buscas inspiración? ¿Estás planeando un viaje? ¿O simplemente quieres navegar para encontrar contenidos que te gusten? Te mostraremos una Irlanda hecha a tu medida.

FFFFFF-0 FFFFFF-0

    Descubre lo que Irlanda tiene reservado para ti

    Killary Harbour, County Galway Killary Harbour, County Galway

    Luz, cámara, Connemara

    The Quiet Man convirtió a Connemara en una de las localizaciones cinematográficas más famosas de Irlanda, y una ruta cinematográfica por la región le llevará a la historia del cine.

    Condado de Galway
    Condado de Galway

    Al ser parco en palabras, el escritor y poeta Oscar Wilde logró resumir Connemara en solo dos: “belleza salvaje”. La descripción es perfecta, pero Connemara es muchísimo más.

    Es una oda al amor perdido representada por la abadía de Kylemore y el hogar tanto del dócil poni de Connemara como de Killary, uno de los tres fiordos de Irlanda. Y de vez en cuando también es un plató cinematográfico.

    c104_a_ries_connemara_film_trail_main c104_a_ries_connemara_film_trail_main

    John Wayne y Maureen O'Hara, “El hombre tranquilo” © Corbis Historical Sunset Boulevard/Contribuidor

    Sus carreteras serpenteantes y sinuosas hacen que sea difícil viajar con prisa por esta región. Aunque eso no es malo, porque si te apresuras podrías perderte un lugar esencial de la historia del cine.

    En las entrañas de Connemara se encuentra el puente de la película “El hombre tranquilo”. Esta construcción se arquea sobre un tramo torrentoso del río Owenriff y sirvió de escenario para la que posiblemente sea una de las escenas más conmovedoras de la película.

    El boxeador Sean Thornton (John Wayne, para que nos entendamos) regresa de América para reclamar legítimamente la granja de su familia (y encontrar esposa, aunque eso resulta ser más complicado). Desde este puente ve por primera vez la granja. Una modesta casa de campo con tejado de paja, el viento soplando, lágrimas a punto de brotar; así nació una estrella de piedra en Connemara.  

    Only the beginning

    But when The Quiet Man crew moved out of Connemara, it wasn’t THE END for the region’s name in lights. The list of films shot here is our greatest clue of Connemara’s pull for the men and women behind the camera: Marley and Me, Tristan and Isolde (starring James Franco), Man of Aran, The Field, Into the West (with Gabriel Byrne), The Matchmaker and Oscar-nominated The Guard all brought film crews to Galway’s slice of rough. In fact, so many movie makers have pitched up here you can now tour the region with the Connemara Film Trail.  

    No stranger to a lens, photographer Aoife Herriot has an idea about what attracts cameras to this isolated spot: “Connemara is unique. The dramatic contrasts of sea, sky, mountains and bogland lend themselves effortlessly to artistic expression. It is not hard to see why this wild place with its ephemeral light and moods is so inspiring for photographers and cinematographers."

    High praise concurred by fellow photographer, Sean Tomkins who cites: “the light and the ever changing skies" as adding to Connemara’s celluloid credentials.

    Savage beauty; Hollywood gold.