Ciudad de Armagh

Armagh Palace Demesne

El título “capital eclesiástica” no hace que Armagh suene exactamente como una gran urbe, pero su mezcla de cultura, catedrales y 'craic' (diversión) la convierte en un destino muy especial

Es difícil no quedarse impresionados con el linaje de Armagh. Al fin y al cabo, esta antigua ciudad está repleta de historia, y sus calles y callejones en cuesta, elaboradas puertas y extravagante arquitectura le dan un marcado ambiente que no te dejará de fascinar. Además, está a tan solo una hora de la ciudad de Belfast.

Lugares sagrados

¿Te interesa San Patricio? Pues te encantará Armagh, donde se sigue sintiendo con fuerza el legado del santo. Se piensa que aquí Patricio hizo construir una iglesia de piedra sobre una colina, en el año 445 d.C.. Y en este mismo lugar, donde se alza ahora la Catedral de San Patricio de la Iglesia de Irlanda, puedes bajar a la cripta que data de la Edad Media para descubrir tesoros como tallas de piedra de personas y animales.

En lo alto de una colina al otro lado del valle se encuentra la Catedral de la Iglesia Católica Romana, con su pareja de chapiteles, también dedicada a San Patricio. Puedes descubrir aún más acerca de la historia sagrada de Armagh si sigues explorando fuera de los límites de la ciudad. Visita el lugar desde el que gobernaban los antiguos reyes del Ulster: Emain Macha (Navan Fort), con un fascinante centro de visitantes.

Explorando una ciudad de tamaño bolsillo

No te dejes engañar por el aspecto sereno de Armagh: explórala y siente su energía. Hay pubs estrafalarios como The Hole in the Wall, McCrum's Court y Red Ned's; tiendas familiares como Emerson's Supermarket y TG Hawthorne's; y deliciosa comida artesanal en el 4 Vicars bistro y The Moody Boar, ubicado en los antiguos establos de la finca del palacio del arzobispo, el parque público Palace Demesne. Armagh también tiene un rico panorama cultural y gloriosos espacios abiertos: no puedes irte sin disfrutar de un paseo por el elegante Mall, bordeado de árboles. Suma a eso el festival Home of St Patrick, que se celebra en marzo, y habrás comido bien y recorrido grandes paseos, listo para seguir explorando.

La información es poder

¿Ahora adónde? ¿Por qué no al Planetario? Viaja por constelaciones o toca un meteorito de 4.600 millones de años. A la cárcel de Armagh, donde las historias de antiguos presos te dejarán fascinado. Al encantador pequeño museo del No 5 de Vicars Hill, o a la Biblioteca pública de Armagh, creada en 1771, con sus primeras ediciones encuadernadas en cuero que llenan las estanterías del suelo al techo.

Pasa unos pocos días en Armagh y la descripción del escritor de viajes de los años treinta, Richard Hayward, resonará en tus oídos: "La belleza de Armagh es la belleza de una vieja dama que ha envejecido con elegancia".

A Armagh y más allá...

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?