Seis grandes aventuras de boda

Blessingbourne Estate, County Tyrone

Tanto si deseas prepararte para tu gran día con una reunión previa a la boda o relajarte con una buena fiesta después del evento, Irlanda tiene algo para ti

Una boda solía ser una celebración de un solo día; ahora es más como un evento de tres. Los invitados viajan desde el extranjero y es importante dedicar un poco de tiempo a pensar en cosas para mantenerlos felices en su viaje a la isla de Irlanda.

Si hay algo por lo que Irlanda destaca, es la hospitalidad. Así que puedes relajarte sabiendo que tus amigos y familiares estarán bien cuidados, con una bienvenida verdaderamente cálida e increíbles actividades antes y después de la boda.

Lough Derg, condado de Tipperary
Lough Derg, condado de Tipperary

1. El picnic perfecto

Coge unas cestas de picnic ya preparadas (o algunos magníficos productos locales) y unas mantas y sal a disfrutar del paisaje natural de Irlanda. Se trata de una forma maravillosamente relajada de pasar una tarde, antes o después del gran día.

Encuentra el lugar perfecto en el interior de un majestuoso parque nacional o un área de destacada belleza natural en Irlanda del Norte; siente las frescas ráfagas de la brisa salada del océano en una playa del condado de Wexford o relájate en el jardín de una vasta propiedad. Si vas a casarte en una finca de campo, relájate después de la boda practicando deportes (como el cróquet) en los jardines de la propiedad, disfruta de bebidas veraniegas y pon la guinda al pastel con una barbacoa vespertina... Si te suena como el día perfecto, es porque lo es. 

Fleadh Cheoil na hÉireann, Ennis, condado de Clare
Fleadh Cheoil na hÉireann, Ennis, condado de Clare

2. Una sesión de música tradicional

Con compases trepidantes, ritmos palpitantes y melodías que llegan al alma, la música tradicional irlandesa es una parte imprescindible de la cultura irlandesa. Y no hay mejor manera de empezar tu boda que con una sesión de música tradicional local en un auténtico pub irlandés. Aromatizados con el humo terroso de un fuego de turba, iluminados por las velas y salpicados de pintas de rica y cremosa cerveza negra irlandesa, los pubs son los lugares perfectos para escuchar una canción, con sesiones durante toda la semana en ciudades, pueblos y aldeas de toda la isla.

Prueba la belleza de tamaño bolsillo de Mary McBride’s en Cushendun, en la Ruta Costera de la Calzada, la diversión de alto voltaje de Matt Molloy’s en la preciosa ciudad de Westport, en el condado de Mayo, y el auténtico espíritu de The Cobblestone en Dublín. Se trata de una experiencia inolvidable.

Puerto de la isla de Rathlin, condado de Antrim
Puerto de la isla de Rathlin, condado de Antrim

3. Una visita guiada a pie

Irlanda es un lugar apasionante para explorar a pie, y un guía puede desvelar sus secretos con paseos que se pueden adaptar a todas las edades y condiciones físicas. Así que, aunque pueda parecer un gran esfuerzo, un paseo guiado es una actividad estupenda para ayudar a conocerse a los invitados.

Hay lugares increíbles para descubrir, desde el valle dorado en el condado de Tipperary y los paisajes color tabaco de Connemara, en el condado de Galway, hasta la majestuosidad natural de las montañas Sperrin, en el condado de Tyrone. Puedes elegir entre breves paseos por bosques neblinosos, ligeros recorridos junto a un canal y rutas desde lo alto de acantilados con vistas a las rompientes olas del Atlántico. ¿La boda es en una ciudad o en un pueblo? No hay problema. Prueba con paseos aclamados como Fab Food Trails de Cork, la ruta a pie del Titanic en Belfast o el Taste and Tour para comidistas, y el histórico recorrido a pie de la Milla Medieval de Kilkenny.

Royal County Down
Royal County Down

4. Un partido de golf

No importa en qué parte de Irlanda te encuentres, nunca estarás demasiado lejos de un campo de golf. El interior verde de la isla de Irlanda ofrece algunas de las mejores experiencias de golf tipo parkland del mundo, mientras que, en el norte y el oeste, la naturaleza ha dado forma con el paso del tiempo a costas escarpadas que resultan perfectas para los campos tipo link. Organizar una excursión de golf o una clase de «pitch and putt» para los invitados es divertido, vigorizante y muy especial. No te preocupes si son novatos del golf, muchos de los principales clubes de la isla ofrecerán clases para principiantes con un entorno sensacional como telón de fondo.

Puerto de Killary, condado de Galway
Puerto de Killary, condado de Galway

5. Un viaje en barco

El vaivén del agua, un paisaje impresionante y un ambiente acogedor, tanto si navegas por el mar como si te embarcas en un tranquilo crucero por un lago, un viaje en barco ofrecerá a vuestros invitados unas vistas increíbles. ¿Buscas algo único? ¿Por qué no pruebas a capturar tu propio desayuno en un divertido viaje para practicar la pesca marítima en la Costa de la Calzada o descubres el bello paisaje del puerto de Killary en Connemara, en el condado de Galway, mientras prestas mucha atención para no pasar por alto a los delfines que viven en la zona?

En el río Shannon se organizan cruceros de placer relajados y panorámicos que incluyen el Viking Tours Ireland desde Athlone hasta el monasterio del siglo VI de Clonmacnoise, rutas impresionantes por la parte superior de Lough Erne, en el condado de Fermanagh, con Erne Tours y la oportunidad de descubrir los secretos de la región de los lagos de Irlanda en un yate privado con Secret Ireland Escapes. Y si te apetece vivir una aventura, súbete a un ferry rumbo a una de las islas frente a la costa de Irlanda, como la isla de Rathlin, en el condado de Antrim, la isla de Tory, en el condado de Donegal, y Cape Clear, en el condado de Cork, donde la vida tradicional sigue dominando y la naturaleza reina indómita.

Museo del whiskey irlandés, Dublín
Museo del whiskey irlandés, Dublín

6. Rutas del whiskey o la ginebra

Puede que Irlanda sea famosa por la Guinness, pero también somos muy conocidos por nuestro whiskey. Y aunque la isla cuenta con muchas destilerías de whiskey históricas, están surgiendo numerosas destilerías pequeñas y artesanas que compiten por atraer la atención. Una visita a una destilería es una forma estupenda de pasar el día posterior al de la boda, con recorridos disponibles en la destilería Old Jameson y en Teelings, ambas en Dublín; la destilería Killbeggan, en el condado de Westmeath; el castillo y destilería de Slane, en el condado de Meath, y la destilería Old Bushmills, en el condado de Antrim. O despreocúpate y deja que Whiskey Island organice una cata de whiskey a medida o un recorrido por una destilería totalmente guiado para tus invitados.

Si el whiskey no es lo tuyo, no te preocupes. Irlanda se encuentra en pleno auge de la ginebra artesana, así que reserva una visita y degustación en destilerías como ShortCross, en la finca Rademon, en el condado de Down; la experiencia en la Listoke Gin School, en el condado de Louth, o la visita a la destilería de Dingle, en el Condado de Kerry (que también produce whiskey).

¿Quieres ver más ideas para bodas en Irlanda?

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?