Rutas gastronómicas

9 excursiones gastronómicas alrededor de la isla de Irlanda

Food trails

Irlanda es una isla verde rodeada por unas de las aguas más puras del mundo, lo que sumado a su arraigada tradición agrícola ha dado lugar a un interesante panorama gastronómico. ¿Qué mejor forma de explorar esta tierra y conocer a quienes trabajan con sus productos culinarios que una excursión gastronómica organizada o por tu cuenta?

1 El valle de Boyne

Más conocido por las tumbas neolíticas de Brú na Bóinne, el valle de Boyne se ha convertido en el principal destino gastronómico de Irlanda gracias al ecléctico calendario de eventos culinarios Boyne Valley Food Series. Incluye desde paseos para ver manzanos en flor y cenas durante el solsticio de verano hasta festejos callejeros, mercados en época de cosecha y festivales marítimos. Todos ellos ofrecen la oportunidad de relacionarse con los habitantes de la zona. Muchos miembros de este colectivo ofrecen experiencias que se pueden reservar, como la excursión en bicicleta eléctrica de Rock Farm Slane para conocer a granjeros, queseros y productores de sidra de la zona.  

2 Dublín

Los secretos culinarios de su animada capital cobran vida al explorarlos con guías expertos que saben dónde probar las delicias locales más sabrosas (y conocen las mejores historias para acompañarlas). Muchos de los guías de Fab Food Trails son consolidados escritores gastronómicos irlandeses, mientras que la bloguera gastronómica Ketty Quigley (conocida como French Foodie en Dublín) gestiona Delicious Dublin Tours .

3 Belfast

Belfast se ha hecho un hueco como destino gastronómico emergente gracias al talento de sus productores, cocineros y mixólogos. Pero su historia culinaria viene de lejos, tal y como explican dos excursiones a pie locales. Las populares excursiones gastronómicas por Belfast de Caroline Wilson, una apasionada de la comida, te mostrarán sabores locales como el alga dulse y el boxty (pastel de patata). Por su parte, el Belfast Bred Tour, de carácter mensual, te lleva por charcuterías, los mejores bares de la ciudad y al histórico y elegante mercado de St George; todo ello acompañado por Barney, un cocinero ficticio del malogrado RMS Titanic.

4 Kilkenny

Imagina pasar un día en los mercados de ganado tradicionales, probando el caviar de trucha arcoíris local, aprendiendo los secretos de la elaboración de la mantequilla en una granja, recorriendo campos de manzanas orgánicas para producir sidra y saboreando trufas de chocolate artesanas de la zona. Bienvenido a Kilkenny, uno de los primeros condados de Irlanda que ofrece una ruta culinaria. El mapa interactivo de TASTE of Kilkenny Food Trail te llevará por frondosos caminos y callejones medievales para disfrutar de las aventuras más deliciosas.

5 Cork

Pasear por el histórico Mercado Inglés de Cork ofrece la oportunidad de descubrir algunos de los mayores tesoros culinarios de Irlanda, desde crubeens (patas de cerdo) y drisheen (una especie de morcilla) hasta mejillones dulces ahumados y mozzarella de búfala. Aquí es todo un placer dejarse guiar por el olfato pero, si quieres conocer a sus artífices y probar estos sabores, puedes reservar una visita guiada al mercado en Fab Food Trails o Good Food Ireland (cuya visita termina con un cóctel en una terraza cercana tras el almuerzo).

6 Derry~Londonderry

A veces lo mejor es ir despacio. Con el apoyo de la iniciativa Slow Adventure in Northern Territories (SAINT) de escala europea, Far and Wild, con sede en Derry~Londonderry, ofrece excursiones diferentes relacionadas con la comida. Por ejemplo, explorar las cercanas montañas Sperrins y el río Foyle en bicicleta, kayak o haciendo paddle surf. Para conocer la comida de esta ciudad a pie, las excursiones mensuales de Made in Derry Food Tours incluyen degustaciones de más de 20 alimentos y bebidas diferentes en cuatro exquisitas horas.

7 Clare

El paisaje kárstico calizo del Burren puede parecer estéril, pero las apariencias engañan. Esta fértil roca es el escenario de la historia sobre comida más interesante de Irlanda, con una relación única entre las prácticas agrícolas históricas y la flora local. Si exploras la ruta gastronómica del Burren, quizás acabes dando de comer a cabras cuya leche produce un queso galardonado, saludando a las vacas con cuya leche se elaboró tu helado, recogiendo algas o descubriendo una fábrica de chocolate desde el grano hasta la tableta. Todo ello antes de cenar en reconocidos restaurantes gourmet.

8 Sligo

Sligo (en irlandés, Sligeach) puede traducirse como "un lugar de conchas", ya que el fuerte oleaje que atrae a los aficionados a las olas llena la costa de restos del marisco que tanto abunda en estas aguas. Muchas experiencias de  Sligo Food Trail están relacionadas con el mar: paseos por la orilla seguidos de una demostración de cocina con algas o de un banquete de mejillones frescos cocinados sobre restos arqueológicos de antiguas ostras. Sin embargo, Sligo, lugar adorado por Yeats, no es solo mar, así que también se sugieren otras rutas interesantes para explorar este condado, aún relativamente desconocido.

9 Strangford Lough

Desde las patatas Comber (tan especiales que su denominación geográfica está protegida) hasta el queso azul Young Buck (que encontrarás en los mejores restaurantes de toda la isla), el condado de Down produce multitud de alimentos de primera. Es un lugar maravilloso para explorarlo con alguien que lo conozca y Tracey, de NI Food Tours, sabe mucho de comida local. Si te unes a su excursión quincenal Taste of Strangford Tour por la bella península de Ards, disfrutarás de un día entero comiendo de todo, desde marisco local a ternera Dexter a la parrilla.

¿Te apetece algo más?

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?