Castillo de Trim

Trim Castle, County Meath

Una imponente fortaleza en pleno corazón del Ancestral Este de Irlanda, el castillo de Trim es uno de los mejores castillos medievales de Irlanda

Durante más de 800 años, el castillo de Trim se ha situado en la orilla sur del río Boyne, en el condado de Meath, una enorme e inquietante presencia que domina esta tranquila ciudad. Se trata del mayor castillo normando de Irlanda, construido por un legendario señor con una mala reputación que ofrece una fascinante visión de la vida en la Irlanda medieval. 

El castillo

No es difícil entender el mensaje que el señor de Meath, Hugh de Lacy, enviaba con el castillo de Trim. Se trataba de una declaración de poder, un recordatorio a los irlandeses nativos de que los invasores anglonormandos habían llegado para quedarse. Esta enorme torre en forma de cruz de 20 caras, cuyos muros tienen un grosor de 3 m en algunos puntos, era una fortaleza. Pero también era un hogar.

En el gran salón, podrás imaginar fastuosos banquetes y fuegos chisporroteantes. Si subes la estrecha escalera de caracol hasta la capilla, estarás siguiendo los pasos de muchos habitantes píos del castillo. Y si te asomas por las almenas en lo alto de la torre de tres pisos, verás un paisaje que habría resultado familiar a cualquiera de los señores medievales de Trim, el cauce del río Boyne y la exuberante tierra comunal de Trim extendiéndose hasta donde alcanza la vista.

El hombre tras el castillo de Trim

Hugh de Lacy fue un notorio mujeriego, tan famoso por su moral relajada como por sus temibles cicatrices faciales. Cuando de Lacy se casó con la hija de un gran rey de Irlanda, Enrique II de Inglaterra de inmediato sospechó que su señor intentaría establecerse como un rey independiente de Irlanda. Por suerte para Enrique, un noble irlandés disgustado decapitó a Hugh con un hacha, ahorrándole la molestia de tener que hacerlo.

Pero las preocupaciones reales sobre la familia de Lacy no acabaron con la muerte de Hugh. A principios del siglo XIII, el rey Juan, famoso gracias a Robin Hood, llegó a Irlanda para subyugar a los señores normandos rebeldes y enfrentarse al indisciplinado hijo de Hugh, Walter. A pesar de que el rey Juan finalmente salió victorioso, nunca traspasó las murallas del castillo de Trim, y algunos dicen que por ese motivo se conoce a la fortaleza en la zona como el castillo del rey Juan, un título usado para burlarse del rey inglés por su fracaso.

Vistas cinematográficas

Probablemente la batalla más famosa del castillo de Trim fue una de ficción. A pesar de estar ambientada en Escocia, la oscarizada y épica película Braveheart de Mel Gibson se rodó en parte en Irlanda, y el castillo de Trim tuvo su papel como la ciudad fortificada inglesa de York, con escenas ambientadas en Londres rodadas en el interior de sus murallas.

Cuando caminas por las tierras del castillo y junto al río Boyne, es fácil entender por qué los cineastas se enamoraron de la zona. El interior del castillo es igual de impresionante, y puedes acceder a la torre en visitas guiadas, que te permiten contemplar vistas panorámicas de la campiña circundante.

Sumérgete en la historia

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar? Por favor introduce tu correo electrónico directamente del teclado, sin copiar/pegar.