10 experiencias asombrosas en Irlanda del Norte

Carrick-a-Rede rope bridge

Con una increíble combinación de paisajes espectaculares y atracciones de primera categoría, Irlanda del Norte es un destino de ensueño que ofrece aventuras en cada esquina

10. Explora la ruta costera de la Calzada

Ampliamente considerada como una de las mejores rutas por carretera del mundo, la ruta costera de la Calzada es una aventura increíble con inicio en Belfast y final en Derry~Londonderry. En esta magnífica ruta, que abarca la costa norte de Antrim, el dramatismo va en aumento gracias a historias épicas como la del puente de cuerda de Carrick-a-Rede y la Calzada del Gigante, y momentos de pura belleza ante vastas playas de arena, valles cubiertos de tojos y encantadores pueblos pesqueros. ¡No te lo pierdas!

9. Visita los Glen de Antrim

La ruta costera de la Calzada atraviesa los Glen de Antrim en su sinuoso paso por la costa norte de Antrim, pero para disfrutar al máximo de estos valles de un verde intenso, te sugerimos que no tengas prisa. Hay nueve glen en total, todos ellos rebosantes de leyendas, salpicados de maravillosos pueblitos y famosos por sus festivales. Recorre las espectaculares tierras de Glenarm, contempla la belleza salvaje de Glenariff y disfruta de la música en la localidad de Cushendall.

8. Disfruta de un recorrido gastronómico por Belfast

Las calles de Belfast albergan algunos de los mejores lugares para comer en la isla de Irlanda, desde las delicias con estrella Michelin de Ox and Eipic hasta la meca gastronómica del Mercado de San Jorge. Descubre en primera persona la escena gastronómica de la ciudad, el personal de Taste and Tour te guiará por una ecléctica combinación de los mejores sabores de Belfast con el galardonado Belfast Food Tour, que incluye visitas a productores, bares, tiendas y restaurantes.

7. Visita el Titanic Quarter

Belfast es la ciudad del Titanic. Esta es la ciudad donde se diseñó, construyó y botó el Barco de los sueños. Y en el mismo corazón de todo esto se encuentra Titanic Belfast, una experiencia épica que nadie se puede perder. El Titanic Quarter ofrece también multitud de atracciones: el Titanic Dock y Pump-House, Titanic Pilgrimage Walk y el SS Nomadic, el último barco de la White Star Line que queda en el mundo.

6. Pasea por unas murallas del siglo XVII

Derry~Londonderry es un destino fascinante con una actividad frenética, una vida cultural vibrante y una historia apasionante. Pero la atracción estrella de la ciudad son sus murallas, unas estructuras majestuosas con 400 años de historia. Si paseas por los baluartes, casi podrás escuchar los ecos de dos brutales asedios que sacudieron a la ciudad en el siglo XVII.

5. Explora la ruta en los acantilados de los Gobbins

Con los acantilados del condado de Antrim como fondo, los Gobbins es el único paseo de aventura guiado de este tipo en Europa. Este increíble y sinuoso camino cruza espectaculares puentes modernos, atraviesa grutas de contrabandistas y se extiende por encima de las olas rompientes. Un paseo total por el lado salvaje.

4. Embárcate en una aventura para golfistas

En Irlanda del Norte, cuando se trata de golf, puedes pensar a lo grande. La impresionante variedad de opciones relacionadas con el golf es extraordinaria con entornos fascinantes, campos de talla mundial y una acogida de lo más cordial. ¿No sabes por dónde empezar? Prueba con el famoso Royal Portrush, donde el Dunluce Links se encuentra invariablemente entre los mejores del mundo; opta por el campo favorito de Rory McIlroy, el Royal County Down, o decántate por el hermoso verde del Lough Erne Resort, con dos campos de campeonato diseñados por Sir Nick Faldo.

3. Escapa al territorio de Juego de Tronos®

Castillos en ruinas, paisajes ancestrales, pueblos costeros fascinantes, los paisajes de Irlanda del Norte han aportado a la serie Juego de Tronos® los fondos escénicos para algunos de sus momentos más memorables. Desde la sinuosa belleza de Dark Hedges, un camino flanqueado por hayas de troncos retorcidos, hasta el misterioso encanto del Parque Forestal de Tollymore, adéntrate en el Poniente del mundo real.

2. Visita las montañas de Mourne

Con sus inquietantes cimas de color índigo, las colinas moteadas por el brezo y el magnífico valle silencioso, las montañas de Mourne se suelen describir como uno de los lugares más hermosos de Irlanda del Norte, y con razón. Da un breve paseo por el camino costero de Annalong (2,5 kilómetros) o desafíate a ti mismo con la ruta de Mourne (41 kilómetros). También puedes disfrutar de la fantástica comida del Mourne Seafood Bar o descubrir el lado salvaje de las Mourne con las rutas en bicicleta de montaña de Castlewellan y Rostrevor.

1. Disfruta la región de los lagos de Fermanagh

Los paisajes de Irlanda del Norte son famosos por su salvaje y abrupto dramatismo, pero la región de los lagos de Fermanagh ofrece una alternativa a todas esas escarpadas maravillas. Tranquila, envuelta en un manto de verdor y salpicada de aguas plácidas, la región de los lagos de Fermanagh es un paraíso acuático. Puedes ir de una isla a otra en kayak o en canoa, apuntarte a un crucero por los canales o montarte en tu bici para disfrutar del célebre ritmo pausado de la vida en la zona.

Otros lugares de interés en Irlanda del Norte