Fauna de Irlanda

La fauna de Irlanda es un espectáculo muy animado. Sin embargo para acercarse a ella no hacen falta equipos especiales o vestirse de safari. De hecho, normalmente consiste sencillamente en un paseo por el parque

Los Parques Nacionales de la República de Irlanda y las Áreas de Excepcional Belleza de Irlanda del Norte son algunos de los mejores sitios para observar a nuestra fauna haciendo de las suyas.

Hay seis Parques Nacionales en la isla de Irlanda, todos ellos en la República: Killarney National Park, The Burren National Park, Connemara National Park, Glenveagh National Park, Wicklow Mountains National Park y Mayo National Park. Se puede obtener más información en: www.heritageireland.ie. Por el momento Irlanda del Norte no cuenta con ningún Parque Nacional, pero hay muchas zonas naturales de gran interés. Hay un proyecto, que comenzó en el año 2002, para constituir el área que rodea las Montañas de Mourne como Parque Nacional. Cuando esté listo será el primer Parque Nacional de Irlanda del Norte.

El Parque Nacional de Glenveagh en el Condado de Donegal, con sus más de 16.000 hectáreas de naturaleza salvaje salpicada de ríos, lagos e incluso un castillo. Los halcones, los cuervos, los halcones peregrinos y las recientemente repobladas águilas reales surcan los cielos ante tus propios ojos y los de los residentes, los ciervos, zorros y tejones.

La Costa de la Calzada en el Condado de Antrim es otra Área de Excepcional Belleza Natural con 29 kilómetros de línea de costa, acantilados y la Calzada del Gigante, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La zona alberga a algunas aves marinas de nombres encantadores como el arao aliblanco, el alca torda, la rissa y el fulmarus; y si estás ojo avizor por Rathlin Island a principios de abril puede que los frailecillos salgan a jugar también. Toda la costa es rica en cangrejos y gambas y también hay raras especies de plantas como la hermosa escila de primavera o la silene marítima.

Déjate caer por la costa oriental hasta los islotes y marismas de la Reserva de Aves Silvestres de Wexford, donde habita más de la mitad de la población mundial del ánsar careto de Groenlandia y más de 190 especies de aves acuáticas. Los ríos y lagos conectan estos condados, entre otras muchas cosas, y bajo el agua se amontonan las truchas, percas, lucios, bremas y salmones; por las orillas corren los visones y campañoles mientras los patos y gansos se ocupan de sus quehaceres.

En la parte más líquida de todo el asunto, Fungie el delfín sigue con lo suyo en Dingle, condado de Kerry, y también es posible sacar un pasaje para ir a observar a las marsopas a bordo del North Irish Diver en la bahía de Ballylumford, Antrim. Si lo tuyo son los pesos pesados, Whale Watch Ireland en Cork invita a gente todos los veranos para salir a echarles el ojo a las ballenas corcovadas y grises. Ah, y a lo largo de la costa ten los ojos bien abiertos para no perderte a las focas, delfines, tiburones y puede que incluso alguna orca, como la que se vio hace pocos meses en Inishowen, Donegal.

No podemos evitar hacer mención de nuestros tres Geoparques Globales: áreas reconocidas por la Unesco debido a su excepcional patrimonio geológico, e igualmente otra de las razones por las que nuestra población salvaje es una comunidad bastante feliz. Los Geoparques también son de una belleza indescriptible: El Geoparque de las cuevas de Marble Arch se extiende por los condados de Fermangh y Cavan y tienen acantilados, bosques, cuevas laberínticas y montañas; en el Condado de Waterford, el Geoparque de Copper Coast, por su parte, es un verdadero museo de geología al aire libre en el que podemos observar entornos que se formaron hace la friolera de 460 millones de años.

Y hablando de antigüedades, justo a la sombra del yacimiento de Newgrange, más viejo que las mismas Pirámides, es donde se encuentra la halconería de Brian McCann y su panda de amigos emplumados, halcones, águilas reales y las infinitamente más mullidas lechuzas. Si quieres verlo todo a vista de pájaro...

Sigamos con nuestro tercer Geoparque: El Geoparque del Burren y los acantilados de Moher son exitazos. Entre las grietas de este extraño paraje lunar famoso en todo el mundo por sus paisajes calizos viven multitud de conejos, cabras salvajes, visones y tejones, y también la única especie autóctona de lagarto de Irlanda, el lagarto vivíparo, que corretea a su gusto entre el sol y la sombra. Mientras tanto cruza los aires del Burren el rarísimo gran abejorro amarillo.

Te dijimos que era un espectáculo de lo más animado. ¿Te vienes a dar una vuelta por el lado salvaje?

Para más información

Una Reserva Natural es una zona protegida bajo orden ministerial en la República de Irlanda. El Servicio de Parques Naturales y Fauna Salvaje los tiene catalogados por condado. Puedes consultar información acerca de los parques de Irlanda del Norte en el sitio web de NIEA.