Ocho recuerdos de viajes a Irlanda

Achill Island, County Mayo

Con sus preciosos paisajes, su patrimonio histórico y la más cálida de las bienvenidas, es fácil enamorarse de Irlanda. Prepárate para sentirte cautivado por estos gratos recuerdos de quienes han disfrutado de su visita a la isla de Irlanda...

1. Admira paisajes increíbles

Viajero: Hannah Reichman, EE. UU.

Recuerdo: “Mi marido y yo fuimos a Irlanda de luna de miel. Mi lugar favorito fue el Parque Nacional de las montañas de Wicklow, con sus picos infinitos y sus vistas impresionantes. Solos y rodeados de montañas, sentí una gran paz interior”.

Información de interés: Explora los 40 tonos de verde de la emotiva canción de Johnny Cash y todo lo que hay entre medias en la isla de Irlanda. Visita el inhóspito paisaje de piedra caliza del Burren, en el condado de Clare, y te sentirás como si estuvieras paseando por la luna. O admira la magnificencia de las montañas de Mourne, en el condado de Down, donde C. S. Lewis se inspiró para crear Narnia.

2. Disfruta de la música tradicional

Viajero: Zita Csenge, Hungría

Recuerdo: “Irlanda es absolutamente increíble. ¡Nunca olvidaré cómo se me puso la piel de gallina cuando escuché mi canción irlandesa favorita por primera vez en un pub irlandés tradicional con música en directo!”

Información de interés: Nada mejor que la atmósfera eléctrica de una sesión de música tradicional irlandesa. La música está en nuestro ADN. Por eso, durante todo el año suenan canciones tradicionales en los pubs y se celebran festivales y eventos por toda la isla. Todo arranca en enero con el contagioso compás de la música del TradFest de Dublín, el mayor festival de música tradicional de Irlanda.

3. Disfruta de aventuras al aire libre

Viajero: Harry Paige, Reino Unido

Recuerdo: “Viajé a Ennis para apoyar a mi hermano en la Vuelta Júnior de Irlanda. Era la primera vez que visitaba Irlanda. Fue asombroso ver a los jóvenes ciclistas competir rodeados de algunos de los paisajes más fascinantes del mundo”.

Información de interés: ¿Quieres liberar adrenalina en tus viajes? Súbete a la bici y disfruta del ciclismo sin tráfico por la Great Western Greenway, en el condado de Mayo. Y aunque no te puedes perder el ciclismo en Irlanda, la isla también ofrece muchas otras actividades al aire libre. Admira las vistas desde el agua, conoce a las focas de la zona y visita arcos, islotes, cuevas y géiseres marítimos en un recorrido en kayak guiado por la Costa del Cobre, en el condado de Wexford. También puedes disfrutar de toda la emoción de unas clases de surf en la costa norte de Antrim, una experiencia apasionante que nunca olvidarás.

4. Explora las islas de Irlanda

Viajero: Kate Munroe, Canadá

Recuerdo: “Viajé en ferry desde Galway hasta Inishmore y alquilé una bicicleta para recorrer la isla. Me detuve en un pequeño restaurante donde los lugareños hablaban irlandés y probé el estofado más delicioso que jamás haya comido. El mayor tráfico que vi ese día fue un caballo cruzando una calle estrecha ante mí”.

Información de interés: Las islas de Irlanda tienen personalidad propia. Las islas Aran, en el condado de Galway, son un paraíso de tradición, artesanía y narración de historias. Mientras que un viaje a la isla Dursey, en el condado de Cork, ofrece unas vistas increíbles desde el único teleférico de Irlanda y un paisaje repleto de ruinas históricas. La isla de Rathlin, en el condado de Antrim (Irlanda del Norte), alberga una gran colonia de aves marinas y el único faro construido “al revés” de Irlanda.

5. Descubre tus raíces irlandesas

Viajero: Sylvia Braster, EE. UU.

Recuerdo: “Mi abuela emigró de Irlanda a América en la década de 1950. La acompañé en su último viaje a casa y nunca olvidaré los recuerdos que acumulamos explorando Irlanda: besamos la Piedra de Blarney, conocimos al delfín Fungie en Dingle y nos empapamos de historia en Glendalough…”

Información de interés: Unos 70 millones de personas en todo el mundo afirman tener ascendencia irlandesa, por lo que un viaje a Irlanda es la oportunidad perfecta para completar tu árbol genealógico y explorar las tierras que tus antepasados dejaron atrás. Cada emigrante tiene una historia, pero nada puede prepararte para la inolvidable experiencia de conocer a parientes lejanos cuando finalmente visites Irlanda.

6. Disfruta del turismo urbano

Viajero: Stephanie Hancock, Reino Unido

Recuerdo: “Me alojé en el barrio de la catedral de Belfast. La primera mañana me desperté muy temprano y abrí la ventana para ver la Catedral de Santa Ana iluminada por la luz rosa del amanecer. Fue una vista hermosa e inolvidable”.

Información de interés: Aunque cueste creerlo, en Irlanda hay 11 ciudades, cada una con su propia personalidad. Belfast ofrece muchas historias sobre el Titanic, un magnífico mercado gastronómico los fines de semana en St George's Market y fascinantes Black Taxi Tours. En Cork podrás sacar tu lado creativo con una visita a Crawford Art Gallery o descubrir el lado más oscuro de la historia de la ciudad en la cárcel de Cork, que ahora es un museo muy interesante. Y a los amantes de la historia les recomendamos los innumerables tesoros medievales de la ciudad vikinga de Waterford.

7. Recarga las pilas en un alojamiento con encanto

Viajero: Isabella Gagliardi, Italia

Recuerdo: “Llegamos a nuestro acogedor B&B y recibimos una cálida bienvenida de los propietarios. Por la mañana fotografiamos el amanecer y descubrimos que habíamos dormido literalmente junto al mar. ¡Nuestros anfitriones nos sirvieron ostras frescas para desayunar! Fue una experiencia increíble. Los irlandeses son muy amables”.

Información de interés: No te faltarán opciones a la hora de escoger alojamiento en Irlanda. ¿Te encanta disfrutar de un toque personal? Te sentirás como en casa con una estancia en un B&B. ¿Buscas lujo? Disfruta de tu propio cuento de hadas alojándote en un castillo de ensueño. ¿Quieres dormir bajo las estrellas? Contempla el cielo dentro de burbujas de cristal en Finn Lough, en el condado de Fermanagh.

8. Déjate seducir por la calidez de la gente

Viajero: Karen McCallum, Canadá

Recuerdo: “Nunca había estado tan lejos de casa y, al mismo tiempo, me había sentido tan a gusto. En Sean's Bar, en Athlone, charlamos con una anciana y su familia. Nos contó todos los detalles del día de su boda y las asombrosas celebraciones. Aún se me dibuja una sonrisa cuando pienso en ello”.

Información de interés: El espíritu de las personas que conoces en Irlanda no puede explicarse; hay que vivirlo. Esas acogedoras bienvenidas de las que siempre se oye hablar están grabadas en el ADN de su gente. Dicen que siempre debes escuchar a tu corazón. Ahora mismo, Irlanda puede llegar a tu corazón y llenarlo con cosas maravillosas.

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar? Por favor introduce tu correo electrónico directamente del teclado, sin copiar/pegar y asegúrate de que no haya espacios antes o después de tu correo electrónico.