Ostras de Irlanda

DK Oysters, Photo: Michael O'Meara

Las ostras de Irlanda tienen algo especial…

Quizás sea la forma que tienen esas resplandecientes maravillas marinas de reflejar la costa pura, virgen y sorprendentemente diversa de esta pequeña isla. O porque disfrutar de este manjar de cultivo propio sea algo típico cuando estás de vacaciones en Irlanda: ya sea en un legendario festival de la ostra, en una visita a un criadero de ostras o en uno de los numerosos pubs y restaurantes, vinotecas y puestos de mercado, degustadas con una copa de vino blanco frío o una cremosa cerveza negra. No importa la forma en que las descubras, las ostras de Irlanda son especiales.

Festival internacional de la ostra y el marisco de Galway
Festival internacional de la ostra y el marisco de Galway

Los festivales

La Rough Guide ha incluido el Festival internacional de la ostra y el marisco de Galway en su lista de 50 cosas que hacer antes de morir y razones no le faltan: celebrado cada septiembre desde 1954, este evento no tiene parangón. El festival anuncia la nueva temporada de la ostra nativa local, la Galway flat, y ofrece de todo, desde eventos gastronómicos para familias y concursos de apertura de ostras hasta maridajes con champán y un desfile de máscaras por las calles medievales de esta ciudad costera.

El festival de Galway se caracteriza por las ostras, la competición y la fiesta.

Michael Moran, Moran’s Oyster Cottage

En las cercanías, el encantador pueblo ribereño de Clarenbridge celebra su propio Festival de la ostra de Clarenbridge a principios de octubre; mientras que siguiendo por la Ruta Costera del Atlántico, el animado pueblo costero de Ballyconneely reúne a chefs locales, productores, destiladores y músicos para celebrar el Festival de la ostra de Connemara en julio.

Y no es solo la parte occidental de la isla la que rinde homenaje a este fastuoso regalo del mar: en el Ancestral Este de Irlanda, el festival de la ostra de Carlingford, en el condado de Louth, homenajea a la ostra de roca irlandesa cada mes de agosto, mientras que en septiembre, el parque St Stephen’s Green de Dublín alberga festivales de la ostra que duran dos meses, cortesía del Cliff Townhouse y el Shelbourne Hotel

DK Oysters, Foto: Michael O'Meara
DK Oysters, Foto: Michael O'Meara

Los productores

“Una ostra se parece en cierto modo al vino”, opina Edward Gallagher de Irish Premium Oysters, un ostricultor de segunda generación de la cristalina bahía de Tragheanna, en Donegal. “El 70 % depende de su lugar de origen y el 30 % del ostricultor”. Por este motivo, no hay nada como ver dónde y cómo se produce una ostra para entender realmente su carácter excepcional.

Uno de los criaderos de ostras más antiguos de Irlanda, DK Oysters, en la bahía de Ballinakill de Connemara, en el condado de Galway, data de 1893 cuando era uno de los varios criaderos de ostras que pertenecían a la nobleza terrateniente y que atendían las demandas de un mercado deseoso de ostras en Londres.

Cuando acabe la visita, nunca volverás a mirar las ostras de la misma manera.

David Keane, DK Oysters

Los visitantes de Irlanda del Norte pueden salir a la búsqueda de sus propias experiencias personalizadas de ostras. Andrew Rooney organiza visitas personalizadas a Rooney Fish, una empresa ubicada en Kilkeel, condado de Down, donde sus galardonadas ostras de Millbay se preparan para su exportación a Asia y Francia. Por otra parte, Tracey Jeffery de Food Tours NI organiza visitas con reserva previa a la isla de Coney, cerca de Killough, para conocer a Patrice Bonnargent de Lecale Harvest. Los visitantes reciben una explicación sobre cómo se cultivan y recogen las ostras, acompañada de un banquete junto al mar cocinado por Patrice y su hija Perrine.

Ostras Rockefeller en el Cliff Townhouse
Ostras Rockefeller en el Cliff Townhouse

Otros lugares donde saborear ostras irlandesas

Aunque no acudas a un festival ni visites un criadero o productor de ostras, tendrás infinitas oportunidades de degustar estas maravillas por toda la isla. No te pierdas las ostras Speciale de Millbay en el Balmoral Show que se celebra anualmente en Ulster. También puedes comprar las ostras Killough de Patrice Bonnargent en el mercado de St George, en Belfast, cada sábado por la mañana o puedes degustarlas en una de las marisquerías favoritas de Belfast, Mourne Seafood Bar, y también en su puesto de Dundrum.

En Dublín, puedes abrirte paso a empujones y unirte a las bromas junto a visitantes internacionales y clientela local en el puesto de ostras que monta el biólogo marino, Stephen Kavanagh, en el mercado gastronómico del sábado de Temple Bar, o siéntate tranquilamente en un taburete del elegante bar de ostras del Cliff Townhouse para degustar ostras de Kelly’s (condado de Galway), Flaggy Shore (condado de Clare), Harty’s (condado de Waterford) o Carlingford Lough (condado de Louth). En Klaw, ubicado en Temple Bar, su variedad es sencillamente espectacular, por no hablar del dramatismo añadido de sus emblemáticos bivalvos cocinados con soplete o la sorpresa de su cóctel Bloody Caesar que viene coronado con una ostra recién abierta.

O simplemente recorre la Ruta de sabores marinos del Atlántico, en la Ruta Costera del Atlántico, para descubrir a proveedores locales apasionados como Aisling Kelly, de la Sligo Oyster Experience, donde una selección de ostras de tres criaderos locales aguardan para tu deleite.

Solo tienes que venir con apetito y ganas de aventura. Seguro que ambos quedarán saciados.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?